Inicio Opinión Abinader no fue a la izquierda, ella fue a él

Abinader no fue a la izquierda, ella fue a él

199
0
Presidente Luis Abinader
Spread the love

En República Dominicana las Izquierdas son tan amplias como en todo el mundo, las diferencias son las posiciones políticas de los líderes en determinados períodos, todos en su momentos han hecho aportes a la evolución de la Cultura política dominicana.

Según las teorías, la denominación de izquierdas y derechas, deben ser estudiadas, analizadas, entendidas y comprendidas como categorías de análisis, y en su práctica por sus hechos. Categorías, que al ser trabajada con rigor científico, permiten conocer la totalidad de lo concreto, esto es, la esencia de las contradicciones solubles e insolubles del sistema. Cuando hablamos de dialéctica, nos referimos exclusivamente a las ciencias sociales de nuestras historias.

En.este contexto Derechas e izquierdas son categorías dialécticas, sistémicas y holísticas, que representan intereses de clases opuestas. Su calificativo viene de la revolución francesa, pero no podemos olvidar que: «La historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases». «La violencia» pariendo historias. (Max 1864).

La historia como constructo humano. Contradicciones estructurales pujando siempre en el marco evolutivo, propio de un proyecto Estado- Nacion.

Izquierdas y derechas, no son meras posturas para medir fuerzas; son interpretaciones y prácticas humanas no pocas veces inhumanas. Se trata de definiciones cotidianas, ubicaciones, preferencias, defensas, caracterizaciones, políticas de partidos, de personas, de gobiernos y de Estado.

Los términos medios están teñidos de oportunismo: «cuerda floja,» hipocresías casi siempre con resultados serviles. Los marxistas reformistas suelen «jugar» a dos voces, que es su manera de imponer lo que la derecha quiere.

En nombre de la sensatez, introducen el veneno y se ubican en el «centro». Suelen ser muy eficiente desactivando insurgencias sociales. Algunos tienen precio. La burocracia les apasiona.

La izquierdas Dominicana no escapan a éste contexto, siempre enarbolaron la teorías y la idolatría de la Ideología marxistas Lenninistas cómo manera coercitivas del pensamiento de turnos, y basada en la esperanza mesianica de un liderazgo trascendente que diera vueltas al rumbo del pueblo ignorante y servil dominicano, siempre rendido a la derecha conservadoras, Trujillo primero y balaguer después.

Pero pesé a que en varios discursos emotivo el líder de masa socialdemócrata más grande que ha dado el país, siempre piropeaba a los dirigentes de la izquierda ideologica revolucionaria, para formar parte del proyecto electoral del Partido Revolucionario Dominicano, (PRD), a los fines de compartir un gobierno Liberal y democratico, Siempre se negaban en silencio o desaprobando la estrategia del otrora líder Peña Gomez, para combatir al Líder conservador Juaquin Balaguer.

Sin embargo los tiempos evolucionan y los orgullosos izquierdistas quedaron pavimentado en la caída del muro de Berlín, y muchos tras perder la Fe, en el marxismo Leninismo, buscaron desesperadamente, la sobrevivencia ideologica que fue quebrada por la ecatombe de la disolución de la URSS, y el renacer del nuevo Orden.

Unos dieron saltos hacia otra posición y otros se fueron al foquismo, ya degastado, al desaparecer los viejos caudillos nacieron nuevos grupos, y tras el ascenso al poder del Partido de Liberación Dominicana, (PLD) , Sin el contexto bochistas, y con la nueva ola neoliberal, se franqueron en el ámbito del camino electoral, ya los disidentes, habían dejado atrás los Gremios y Sindicatos, ya que no se avanzó desde esas posiciones y los partidos políticos de la izquierda Liberal derechista, penetro esos rincones, dejando en desolación viejas consignas de luchas y nuevas propuestas burguesa.

La izquierdas Dominicana denominada radical tras observar la evolución del mercado en el PLD, entedio que debió ser parte de un gobierno y antes la disyuntiva del 2020, ya sin un mercado electoral y sin una ideología que vender, se integra a formar parte del gobierno del proyecto Liberal derechista electoral de Luis Abinader, y el remoseado PRM, desmembrado PRD, para sacar del Poder al iluso PLD.

El gobierno actual de Luis Abinader no necesita a los izquierdistas, pero los izquierdistas necesitan al gobierno de Luis Abinader, y al mercado del PRM, ya no para sobrevivir ideologicamente, sino, para mantener ciertas vigencias en el mundo del escenario electoral, a los fines de ser parte del espectáculo, ya que las redes sociales actúan en otras direcciones distintas y luego recordar con desde que fue un pasado, y así permanecer en el complejo del judío, en el reino de Dios, pero sin la tierra prometidas, esperando a un nuevo Mesías.

Siendo disipados y realista, el proyecto derechista y Liberal de Luis Abinader para hacer el actual gobierno no necesita la otrora izquierdas ni los viejos discursos de la doctrina Marxistas Lenninistas, Ya que en suma importancia mantiene el control y equilibrio de las diferentes fuerzas políticas, a base de las prácticas clientelar y de mercado heredados de la práctica PLD.

Tras décadas de Anvivalencia, la hoy izquierda electoral Dominicana respalda a un sólo tono el Gobierno de índole socialdemócrata, liberal, conservador y oportunistas que encabeza el Empresario Luis Abinader, y lo defienden con mantos y pañuelos, categorizandolo honesto, y de cambios, pesé a que no hayan conseguido ni reforma, ni conductas diferentes a las anteriores experiencias de gobierno, concubino.

Se ha hecho el milagros, Las izquierdas Dominicana reformista se ha burocratizado, se encuentra cómoda en la institucionalidad burguesa, moldeada precisamente para impedir cualquierdesavenencias que enfrente el gobierno. Aunque esté reniegue a la clases, y todos sus valores, y «desde ellos» hace política: todo dentro del sistema fuera de él nada. La terquedad de los hechos los dejará al desnudo. El reformismo fracasará. Cuánto daño hacen. Es «pan para hoy y hambre para mañana».

“Quienes contraponen liberalismo y socialismo, o no conocen el primero o no saben los verdaderos objetivos del segundo.”(Pablo Iglesia).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí