Inicio Opinión El metro de Nueva York: una casa de terror… Razonando

El metro de Nueva York: una casa de terror… Razonando

640
0
El Metro de Nueva York.
Spread the love

Razonando

Por Alejandro Espinal

Alejandro Espinal

El metro de la ciudad de Nueva York, el sistema de transporte público más grande de toda la Gran Nación Norteamericana, se ha convertido en una pesadilla para sus usuarios y las autoridades.

Los constantes actos de violencia tienen de rodillas al cuerpo del orden encargado de su seguridad. La policía neoyorquina, que de paso también es la más numerosa y preparada del gigante del Norte, se ha quedado sin respuestas.

No hay día de la semana que no se escenifique un acto o varios de violencia en algún vagón del sistema ferroviario, así como que arrojen a algún pasajero a los rieles para que sea triturado por la pesada máquina.

La gobernadora del estado, Kathy Hochul, ordenó la semana pasada que soldados de la Guardia Nacional se unieran al patrullaje policial para tratar de frenar la violencia que arropa este importante medio de transporte de pasajeros.

Sin embargo, fueron recibidos inmediatamente con un grave incidente en un vagón de la línea del tren A. Por cierto, es el de mayor concurrencia de pasajeros, además de recorrer el trayecto más largo con casi 50 kilómetros.

En esta ocasión, dos hombres se enfrentaron a puños para luego degenerar en el uso de armas de fuego, lo cual terminó con dos disparos en la cabeza de uno de los viajeros.

Hoy lucha por su vida en un hospital quien dio inicio a la trifulca y sacó la pistola con la que fue herido, ya que su contrincante se la arrebató y le disparó.

Las personas que a diario tienen que usar este importante medio de transporte lo hacen porque es una opción rápida y barata, pero lo hacen con el corazón en las manos por el temor de ser víctimas de un desamparado o enajenado mental.
Es como jugar a la ruleta rusa.

Algunos usuarios habituales creen que el incremento de los actos delictivos se ha producido después de la pandemia del COVID-19 y la venta libre de marihuana, ya que la cantidad de enfermos mentales ha crecido vertiginosamente, aumentando los hechos de violencia. También han aumentado los robos y los tocamientos físicos indebidos a mujeres.

Lo cierto es que la inseguridad en ese importante medio de movilización humana es cada vez menos eficaz, lo que hace que sus usuarios se monten como si cada uno sufriera de paranoia, viendo a cada viajero como un potencial peligro para su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí