Inicio Opinión Lo que está de moda no incomoda… Mojiganguiando el sábado

Lo que está de moda no incomoda… Mojiganguiando el sábado

425
0
Spread the love

Mojigandiando el sábado

Alejandro Espinal

Por Alejandro Espinal

Últimamente se ha puesto de moda un colmadón en un antiguo y oculto batey de Manoguayabo, perteneciente a Santo Domingo Oeste.

El negocio, más que vender comestibles y otros productos propios de bodegas, tiene como fuerte la música.

Allí se presentan los mejores bailadores de toda parte del país para bailar bachata, merengue y otros géneros musicales, pero el trono es de la bachata.

Turistas de Alemania, Francia, Italia, España, Estados Unidos, así como de otros lugares de América, llegan atraídos por los comentarios y publicaciones en las redes.

El colmadón convertido en pista de baile principalmente los lunes se identifica con el nombre de Disco Terraza El Grande, pero es conocido más popularmente por el sobrenombre que lo ha hecho famoso: Los carrandales.

Este vocablo debe ser un dominicanismo.

¿Qué son los carrandales?

A mi entender, no es más que la parte final de algún órgano humano o animal. Ejemplo: los carrandales del pollo que son las partes traseras del ave, el pirrichi, y las patas entre otras piezas menores. También se le agrega el cuello (pescuezo o cocote), que obviamente es de la parte delantera.

En cuanto a lo humano, se refiere al ano, esta palabra que para los españoles es muy común, en su nombre vulgar. Ejemplo «los carrandales del C… tuyo, me duelen todos los carrandales del C…

Quizás por lo escondido y difícil de llegar al lugar desde el Distrito Nacional los parroquianos lo bautizaron así, ya que está en un apartado lugar donde existió un batey llamado Bienvenido desde los tiempos de la otrora industria azucarera.

¡Qué contradicción!

El mosquito Aedes Aegypti que pica y produce el mortal virus del dengue vive en agua limpia.

Se confirma una vez más que no todo lo que brilla es oro.

Fidelidad 100 por ciento:

El caballito de mar, cuando muere su pareja, a los 15 segundos se hace explotar.

En cambio:

Los osos son fieles hasta que están con su pareja. Si uno muere o se aleja el otro, ahí mismo termina todo y «A rey muerto, rey puesto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí