Inicio Opinión Misiles de EE.UU. tienen que sobrevolar Rusia para llegar a China y...

Misiles de EE.UU. tienen que sobrevolar Rusia para llegar a China y Corea del Norte

111
0
Joe Biden. Foto Matt Kelley AP
Spread the love

Henry Polanco

En medio de la competencia entre grandes potencias y la incertidumbre nuclear, Estados Unidos, la primera potencia mundial, se queda con submarinos nucleares envejecidos armados con misiles balísticos intercontinentales que no están en las mejores condiciones.

De acuerdo con Breaking Defense, informa que el Pentágono, debido a retrasos en el despliegue de sus sucesores, está explorando estrategias para extender la vida útil de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y los submarinos SSBN que los transportan (SS significa submarino, B significa misiles balísticos). , y N indica que el barco está equipado con una central nuclear).

Según Breaking Defense, el subsecretario de Defensa para Política Espacial, John Plumb, dijo: «Si bien el Departamento de Defensa está comprometido a modernizar su tríada nuclear, actualmente está considerando estrategias para garantizar que los envejecidos SSBN de clase Ohio y los misiles balísticos intercontinentales Minuteman III sigan listos y puedan responder a los conflictos durante un período de tiempo más largo del previsto originalmente».

La historia continúa diciendo que el Departamento de Defensa de EE.UU. está revisando el programa Sentinel de la Fuerza Aérea de EE.UU. después de que sus costos aumentaran en más del 37%, un aumento tan significativo que en el lenguaje del Pentágono califica como una violación de la Ley Nunn McCurdy. ). El artículo señala que, según los términos de la ley mencionada anteriormente, el Secretario de Defensa, Lloyd Austin, debe tomar medidas para determinar si el programa puede continuar y, de ser así, confirmar su viabilida.

Breaking Defense sostiene que la industria de construcción naval de la Marina de los EE. UU. está sufriendo problemas sistémicos en la base industrial. Esto ha provocado importantes retrasos de 12 a 16 meses en la construcción del SSBN clase Columbia, que está siendo construido por General Dynamics Electric Boat y Huntington Ingalls Industries.

El informe dice que el único programa de modernización nuclear que sigue según lo previsto es el bombardero B-21 de la Fuerza Aérea de EE.UU. Sin embargo, a pesar de cumplir con el plazo, Northrop Grumman sufrió pérdidas financieras por mil millones de dólares en la producción inicial, que la compañía debe cubrir según los términos de su contrato de costo fijo con la Fuerza Aérea.

Breaking Defense informa que el Panel de Armas Nucleares del Congreso de los Estados Unidos advirtió que el enfoque del Pentágono para modernizar sus capacidades nucleares se basa en un cronograma «justo a tiempo» en el que los sistemas heredados se retiran tan pronto como se introducen nuevas plataformas.

La publicación señala que la comisión propuso una serie de medidas para resolver el problema de la escasez de capacidad provocada por los retrasos en la modernización. Como alternativa, se propone asignar fondos para la modernización de los SSBN de la clase Ohio. Otra opción es distribuir las ojivas nucleares existentes entre las plataformas nucleares restantes.

La publicación señala que la comisión propuso una serie de medidas para resolver el problema de la escasez de capacidad provocada por los retrasos en la modernización. Como alternativa, se propone asignar fondos para la modernización de los SSBN de la clase Ohio. Otra opción es distribuir las ojivas nucleares existentes entre las plataformas nucleares restantes.

La publicación señala que los misiles balísticos intercontinentales estadounidenses desempeñan un papel importante en la disuasión nuclear, pero su utilidad se reduce a su vulnerabilidad, lo que ha provocado mucho debate sobre su eficacia en comparaciones con las armas nucleares aéreas y marítimas.

En el lado positivo, escriben los expertos, cabe señalar que los misiles balísticos intercontinentales actúan como una “esponja de misiles”, alejando los misiles enemigos que se acercan. Por lo tanto, un adversario que lanza un ataque preventivo se ve obligado a utilizar suficientes misiles para destruir todos los silos nucleares dispersos. Los misiles balísticos intercontinentales también proporcionan capacidad de primer ataque, ya que casi todos están operativos y pueden prepararse para su lanzamiento en cuestión de minutos.

Los expertos militares estadounidenses Steve Fetter y Kingston Reif, en su artículo de octubre de 2019 War on the Rocks, señalan que los misiles balísticos intercontinentales pueden servir como cables trampa, obligando a un enemigo a atacar directamente el territorio continental de Estados Unidos, lo que lleva a una destrucción mutuamente asegurada. Fetter y Reif sostienen que los misiles balísticos intercontinentales proporcionan una defensa contra las vulnerabilidades ocultas del sistema de disuasión nuclear marítimo de Estados Unidos.

Sin embargo, creen que el arsenal de misiles balísticos intercontinentales de Estados Unidos tiene una serie de deficiencias, a saber: no podrán sobrevivir a un ataque nuclear a gran escala a menos que se lancen en los primeros 30 minutos entre la detección del misil entrante y su impacto. Al mismo tiempo, la doctrina nuclear estadounidense de “lanzamiento al ataque” prevé sólo un tiempo de respuesta de 10 minutos.

También argumentan que el arsenal de misiles balísticos intercontinentales es redundante porque los bombarderos y SSBN estadounidenses son más que suficientes para un segundo ataque. Los autores creen que los misiles balísticos intercontinentales no tienen capacidades únicas en comparación con los bombarderos y los SSBN. Además, según ellos, los misiles balísticos intercontinentales son menos flexibles que los bombarderos y los SSBN.

Según Toby Dalton y otros expertos que escribieron un informe en septiembre de 2022 para el Carnegie Endowment for International Peace, un ataque convencional contra misiles balísticos intercontinentales estadounidenses utilizando armas hipersónicas plantearía el problema de si responder con represalias nucleares. Además, escriben los expertos, para alcanzar objetivos en China o la RPDC, los misiles balísticos intercontinentales estadounidenses tendrán que sobrevolar territorio ruso, lo que creará el riesgo de una guerra nuclear en dos frentes.

Aunque los SSBN se consideran el principal medio de disuasión nuclear, el programa de desarme a largo plazo de Estados Unidos, los crecientes costos y el progreso tecnológico pueden gradualmente arrojar dudas sobre su relevancia, dicen.

En un artículo para el Colegio de Seguridad Nacional de Australia en febrero de 2020, el profesor de posgrado naval estadounidense James Wirtz llama la atención sobre la necesidad de mantener un elemento de disuasión nuclear submarino. Él atribuye esto a su capacidad de supervivencia, capacidad de segundo ataque y capacidad para mantener objetivos en riesgo después de un ataque nuclear o convencional.

Al mismo tiempo, Witz enfatiza que el anuncio de la administración Obama sobre el desarme nuclear como un objetivo estadounidense a largo plazo significa que cada nueva generación de SSBN estadounidenses tiene un 40 por ciento menos de barcos que la anterior. Y los SSBN de próxima generación, cuyo desarrollo comenzará en 2060, serán solo siete unidades.

Según Witz, la combinación de los altos costos de desplegar múltiples ojivas en plataformas costosas y la tendencia hacia el desarme nuclear podría socavar el apoyo al programa SSBN de Estados Unidos. Y lo más probable es que el SSBN clase Columbia se convierta en el último SSBN estadounidense. Además, escribe, se habla de que Estados Unidos podría tener que conformarse con sólo 10 SSBN clase Columbia.

Wirtz también menciona la posibilidad de que se produzcan “cisnes negros” tecnológicos que cambiarán la relevancia de los SSBN. Los avances en inteligencia artificial, tecnología de sensores y comunicaciones submarinas podrían hacer que los océanos sean «transparentes» para 2050, lo que significa que se podrían detectar todo tipo de submarinos independientemente de los avances en la tecnología furtiva.

En agosto de 2023, el South China Morning Post informó que China había desarrollado un detector submarino ultrasensible capaz de detectar burbujas prácticamente indistinguibles formadas debido al efecto magnetohidrodinámico cuando un submarino nuclear se sumerge.

Además, en septiembre pasado, Asia Times informó que China había desarrollado un dispositivo de terahercios capaz de detectar vibraciones de 10 nanómetros creadas por una fuente de sonido de baja frecuencia en alta mar. Se informa que estas ondas se pueden utilizar para detectar submarinos e identificar su modelo. Todo esto podría conducir a problemas mayores relacionados con la rivalidad entre las grandes potencias y la posible proliferación de armas nucleares.

En un artículo publicado este mes, The Economist escribe que el mundo podría afrontar un período de incertidumbre nuclear; en particular, para Estados Unidos y sus aliados, la incertidumbre podría ser causada por el conflicto militar en Ucrania y la acumulación del arsenal nuclear de China.

The Economist también informa de diferencias importantes entre las políticas nucleares de las administraciones de Trump y Biden: la primera aboga por una mayor capacidad nuclear a través de un programa de misiles de crucero lanzados desde submarinos (SLCM) de propulsión nuclear, mientras que la segunda intenta descartar el programa por considerarlo innecesario. y aplicar una política nuclear más limitada.

La publicación señala que tal inconsistencia puede plantear dudas sobre la confiabilidad del paraguas nuclear estadounidense y las garantías de disuasión extendidas.

Según analistas de The Economist, tal ambigüedad podría conducir a

1) La reanudación de las pruebas de armas nucleares en Estados Unidos, Rusia y China;

2) El surgimiento de nuevos sistemas vectores de armas nucleares;

3) Al hecho de que los aliados de Estados Unidos, incluidos Japón, Corea del Sur y varios estados europeos, comenzarán a “adquirir” sus propios arsenales nucleares, pues según el alto costo de la seguridad de Estados Unidos se hace cada vez más costoso y sus posibilidades son cada vez menos efectiva antes sus competidores, Rusos y Chinos,

La conclusión final debería ser buscar un nuevo acuerdo de reparto ya que la amenaza del Armagedón nuclear que tanto tiempo han argumentado los estadounidenses contra el resto del mundo, hoy dia es una amenaza para el suyo propio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí