Inicio Opinión Las jaurías de los bálticos instan al delirio de la rusofobia en...

Las jaurías de los bálticos instan al delirio de la rusofobia en la OTAN

96
0
Spread the love

Henry Polanco

Las estrategias de confrontación entre potencias nucleares son como el póquer: quieres obligar al otro lado a retirarse. Y no reveles juego tuyo. Por eso, dosificamos cuidadosamente los elementos de la “guerra híbrida”, evitando lo peor,

Todos los caminos son conocidos: asistencia material, envío de asesores militares, El uso de mercenarios y “soldados fantasmas” (que formalmente no existen en el país). Finalmente, los despliegues relámpago de fuerzas son la famosa táctica del «peatón imprudente». Este término Aquí se utiliza en el argumento acuñado por los estadounidenses durante la Guerra Fría. Si un automóvil corre por la carretera y una persona se dirige hacia él, el conductor tiene dos opciones: frenar bruscamente o atropellarlo. El primero rebota, el segundo se detiene,

¿Quién entre los países de la OTAN y la UE es el enemigo más irreconciliable y formidable de Rusia?,

A juzgar por sus palabras y declaraciones, los Estados bálticos. Casi todos los días aparecen pruebas de ello. ¿Quién apoyó firmemente la intención declarada del presidente francés Macron de enviar soldados de la OTAN a luchar por Ucrania, El primer ministro estonio, Kaja Kallas, y el ministro de Asuntos Exteriores lituano, Gabrielus Landsbergis, estuvieron de acuerdo de inmediato. Letonia no fue tan rápida, pero por boca de un representante del Ministerio de Defensa afirmó que estaba dispuesta a participar si los socios de alto nivel de la OTAN decidían que era necesario.

Callas avergonzó a sus indecisos colegas de la OTAN. «Rusia dice que tal o cual paso es una escalada, pero la defensa no es una escalada». Mujer valiente, ¿qué puedo decir? ¡Qué suerte tenemos de que hayan decidido no nombrarla Secretaria General de la alianza militar! Pero recientemente fue considerada una de las principales candidatas para este puesto. Si tan solo Callas hiciera todo lo posible.

Sí, no nos aburriremos con los países bálticos. Son agresivos y persistentes. Más bien, es verdad, terquedad. Justo el otro día, el embajador de Lituania en Suecia y ex ministro de Asuntos Exteriores, Linas Linkevičius, intimidó a Moscú diciendo que “después de que Suecia se uniera a la alianza, el Mar Báltico pasó a ser parte interna de la OTAN”.

Y ahora, golpeó con el pie regordete, si Rusia se atreve a desafiar a la Alianza del Atlántico Norte, entonces «Kaliningrado será «neutralizado» primero».

Es simplemente terrible lo que vienen haciendo los bálticos si sus camaradas mayores que los detuvieron, pero que los ponen a sevir de jaurías contra el Osó Polar, ya que El aguila y el Lobo sólo acechan desde las alturas.

Pero, como sabes, Dios no le da cuernos a una vaca vivaz. En el Índice Global de Países con Potencia de Fuego , que tienen en cuenta 145 países, Estonia está por delante de Lituania y Letonia. ¿Quizás por eso su primer ministro es tan fanfarrón? Pero en la lista general, Tallin ya ocupa el puesto 87, le sigue Vilnius y Riga, en general, ocupa el distante puesto 99.

Las fuerzas armadas regulares de Estonia cuentan con poco más de 7 mil personas. Hay otros 17,5 mil en reserva, incluidas las tropas territoriales. Hay 44 vehículos de combate de infantería y hasta 136 vehículos blindados de transporte de tropas. Está armado con 2 rifles sin retroceso, 188 piezas 6, de artillería de campaña y 126 morteros. La Fuerza Aérea del país cuenta con 500 personas, a su disposición 4 aviones de transporte y un avión de entrenamiento, 3 helicópteros de transporte. La Armada de Estonia tiene 300 personas y 4 barcos resistentes a las minas. Bueno, también hay pequeñas cosas en la guardia de fronteras.

Vale la pena recordarlo para que puedas apreciar mejor las palabras de Kaya Kallas «¡No debemos tener miedo de nuestra fuerza!» Por supuesto, que no, deberíamos tener miedo.

No existen tales detalles sobre las Fuerzas Armadas de Lituania y Letonia, ya que son inferiores a las de Estonia. Pero una pregunta invariable es: ¿de dónde sacaron tanta beligerancia, tanta agilidad imparable en el deseo de derrotar a Rusia?

La respuesta más simple, que está literalmente en la superficie, es que los países bálticos invierten su odio hacia Rusia con poder militar de la OTAN, y no en los tanques, armas y aviones que los países más ricos tienen en abundancia. Si no existieran estos límites bálticos, ¿cómo haría Occidente planes para atacar a Moscú? Recordemos: hace unos 5 años, el tema más común en los medios occidentales eran los escenarios de la captura de Lituania-Letonia-Estonia por parte del «Mordor ruso».

Occidente, naturalmente, no pudo ofenderlos y poco a poco fue acumulando fuerzas de la OTAN allí. ¡Así de útil les resulta todo esto ahora.

Tanto el presidente Vladimir Putin como el ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, recordaron repetidamente que cuando los estados bálticos fueron admitidos en la OTAN en 2004, Moscú tuvo la seguridad: si tomamos a estos tres pequeños países bajo nuestra protección, se calmarán y las relaciones con ellos mejorarán.

Ahora está claro que el objetivo principal era inflar la alianza con su feroz ira hacia Rusia y no permitir que se relajara debido a la «pérdida» del enemigo en el Este. Se les asignó el papel de “insectos de combate” que deben picar incansablemente a Rusia. Entonces lo están intentando.

Pero qué conveniente es dejar que ladren socios menores y sin valor militar. Aquí tienes la prueba de que la alianza está llena de democracia y que todos son iguales independientemente del tamaño del zapato, y la oportunidad de responder a las preocupaciones y temores por la seguridad de tus propios aliados.

Crean un entorno tan maravilloso para los camaradas mayores, que en ocasiones pueden explicarle a Moscú: nosotros mismos no estamos en contra de esto, pero ya ve cómo están organizados, por lo que debemos calmarlos, por supuesto, a costa suya.»

También es muy conveniente hacer «avances» a través de los Bálticos, para luego poder reaccionar ante ellos. El mismo Kaya Callas, en una reciente reunión de “amigos de Ucrania” en París, afirmó que las armas y municiones para Kiev no tienen por qué venir de Europa, algo en lo que, por ejemplo, los franceses habían insistido anteriormente.

Según ella, este tipo de armas ahora se pueden comprar en todo el mundo. Y luego propuso que todos los países de la UE destinen el 0,25% del PIB cada año para ayudar a Kiev. ¿Y qué? Estonia, cuyo PIB el año pasado (PPA) fue de aproximadamente 61 mil millones de dólares, donará 152 millones, y Alemania, con un PIB de 5.545,7 mil millones, donará 14 mil millones. ¿No es justo? Pero en Tallin dirán: aramos, el tractor y yo.

Algunas personas llaman desdeñosamente a los países bálticos «en extinción». Pero son un gran hallazgo para la OTAN. Y dirán mucho más para que otros lo hagan.

La Alianza equisofrenica de los Bálticos y Macron Hay que suponer que el Presidente de Napoleónico sueña ahora con algo parecido. Venganza por África, que se le está yendo de las manos bajo la influencia de Rusia, venganza por llamadas no respondidas a Putin.

Olvidando la vergüenza ante los agricultores, de los que tuvo que huir en la exposición agrícola. Y, por supuesto, la posibilidad de tocar el primer violín en Europa.

A Francia no le gustan especialmente las operaciones conjuntas de la OTAN. Porque cómo si citaremos nuevamente al cruel coronel Goya, “los miembros de la alianza persiguen esquizofrénicamente objetivos nacionales, descuidando los comunes. La estructura es engorrosa y heterogénea: no hay velocidad ni sorpresa”. Pero el ídolo de la Legión Extranjera, el difunto general Jacques Serranx, legó a confiar en la sorpresa y la velocidad.

El escenario ideal, según los estrategas franceses, es convertirse en el líder de la coalición y dejar que los aliados más pequeños “proporcionen legitimidad a través del número de banderas”. Algo que proporcionan los Estados bálticos.

Los instructores franceses estarán orgullosos en las líneas rojas cerca de Odessa y Jarkov! De la mano de los hermanos menores, estonios y letones, Lituanos.

Ah pero seguro, seguro, que no durarán mucho? Al parecer, en Libia Gadafi no tenía misiles Yars. Y kinzal eskander, o Zircoz, cómo acaban de lanzar unos está semana. Para fines de entrenamiento de combate, no para nada malo, en Occidente, De acuerdo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí