Inicio Opinión ¿Destruir carpas?, la fiebre no está en la sábana… Amaneciendo

¿Destruir carpas?, la fiebre no está en la sábana… Amaneciendo

217
0
Spread the love

Buenos días. El llamado que a los peledeistas formulara el expresidente Danilo Medina para que destruyan las carpas que cercano a los recintos electorales instale el partido en el poder, deja en evidencia cuestiones cruciales que ameritan ser tomadas muy en cuenta. En primer lugar, la medida no resolverá el problema que el líder del PLD quiere evitar, la manipulación de votantes por vía de la entrega de dinero y la compra de cédulas, porque si ese es el propósito del oficialismo, de seguro que con su poder se la arreglará para lograrlo de cualquier otro modo. En segundo lugar, en el trasfondo del pedido se oculta una expresión de desconfianza política hacia el órgano que tiene la obligación de administrar las elecciones, toda vez que la instalación de carpas en el entorno de un centro de votaciones, está prohibida por la ley electoral. Y un último y tercer elemento, talvez  el de mayor envergadura, tiene que ver con una realidad que la oposición política está llamada a asumir de manera impostergable y crítica. Nos referimos a la escasa confianza en sus propios militantes y seguidores, lo que pudiera interpretarse como una debilidad sensible y de fondo en lo que respecta al trabajo político, a la formación de consciencia política. Lo que siempre se percibe es que los partidos políticos criollos no hacen mayores esfuerzos en la tarea de educar, de formar, de preparar, de despertar e inculcar conciencia a lo interno y hacia la sociedad, relevando esa tarea a peroratas o simple uso de los medios de comunicación para el tratamiento de casos o situaciones coyunturales. Por eso ahora se le confiere importancia a una acción que, como la destrucción de carpas, solo pudiera traer consecuencias lamentables, pero que en definitiva asume que el remedio a su fallas está en la sábana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí