Inicio Opinión El dejar hacer dominicano … Razonando

El dejar hacer dominicano … Razonando

198
0
Casos olvidados
Spread the love

Razonando

Por Alejandro Espinal

Alejandro Espinal

En nuestra cultura social y política, los dominicanos somos muy dados a ver pasar las cosas, lamentarnos y no hacer las correcciones necesarias para que no vuelvan a ocurrir. Y si se repiten en algún momento, no tenemos las herramientas para actuar adecuadamente de acuerdo con el fenómeno.

Varios casos recientes nos muestran esta debilidad que parece haber nacido con nuestra independencia.

Veamos:

1. A mediados del mes de agosto del año pasado, ocurrió una explosión en el mercado viejo del municipio de San Cristóbal,  municipio cabecera de la provincia del mismo nombre, próximo a la capital dominicana, donde murieron casi 40 personas, una parte en el lugar del suceso y otra en los hospitales.

Nada se ha hecho para evitar que una tragedia como tal se repita.

2. El año nuevo inició con una tragedia que empañó la celebración del Día de la Virgen de la Altagracia, protectora del pueblo dominicano.

Una señora madre y su bebé fallecieron a causa de un envenenamiento provocado por una fumigación en el piso anterior al suyo.

La fallecida respondía al nombre de Adela Ruiz de León. No se conoce el nombre del bebé. En tanto que su esposo y una hija menor estaban en el hospital luchando por sus vidas.

Los primeros días hubo muchas declaraciones, principalmente porque eran de clase alta, pero nada se hizo para aplicar nuevos controles, ya sean legislativos o protocolares, para no volver a caer en una nueva tragedia.

3. El pasado domingo el municipio de Salcedo, cabecera de la provincia Hermanas Mirabal, se llenó de terror al estallar unos fuegos artificiales en la celebración de su carnaval.

Una veintena de personas se convirtieron en antorchas humanas como consecuencia de este accidente.

Nadie habló de si había un protocolo de manejo de estos explosivos.

Y no se volverá a hablar de esto hasta el próximo episodio que supere a este.

4. Finalmente (para ser tratado en otra ocasión), tenemos la nueva ley que formaliza el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI). Todo el mundo considera que es inconstitucional, pero los flamantes legisladores y el presidente de la República nada más dicen que la van a cambiar, pero nada hacen para derogar una ley violatoria de los derechos fundamentales de los ciudadanos dominicanos.

En tanto, el gobierno se sirve con la cuchara grande con informaciones de primera mano y la oposición asando batatas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí