Inicio Noticias Cree muerte de su hijo podría ser obra de sicariato

Cree muerte de su hijo podría ser obra de sicariato

207
0
Periodista Luis Céspedes Peña.
Spread the love

Santiago de los Caballeros.- El ex vicepresidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Luis Céspedes Peña, padre de Luis Norberto Céspedes Vega, quien murió luego de ser estropeado por el camión mezclador de concreto de los llamados “Trombo”, aseguró que las autoridades judiciales deben reiniciar las suspendidas investigaciones en base a un homicidio, que parece ser obra del sicariato.

Céspedes Peña indicó que sus investigaciones así lo establecen y aseguró que ese hecho no está aclarado porque el fiscal de Tamboril, Manuel Güichardo, «sea por problemas de salud o por negligencia, no interrogó a las personas sospechosas, como son los siete choferes de la empresa Hormigones Romano, que manejan ese tipo de camión».

Agregó que su hijo era honesto y nunca se ligó a vicios ilícitos. Céspedes Peña sostiene que las autoridades deben centralizar la investigación sobre la versión del encargado de Producción de Hormigones Romano, Mario Esquea Rodríguez, quien le declaró al fiscal Güichardo, que el día que Céspedes Vega fue estropeado por un Trombo, la compañía tenía dos o tres de esos vehículos en una ruta que comprendió La Barranquita, Gurabo y Villa González.

“La pregunta es”-advierte Céspedes Peña- “si esa era la ruta que tenía Hormigones Romano, ¿por qué aparece un Trombo de esa compañía en Tamboril, a más de 30 kilómetros de distancia, si hablamos de la ruta de Villa González”.

Céspedes Peña añadió que “siempre creyendo en la versión del encargado de Producción de Hormigones Romano, existe la posibilidad de que uno de esos dos o tres camiones u otro de la misma empresa, fue usado para matar a su hijo Luis Norberto”.

Dijo que parece que lo que está ocurriendo nada tiene que ver con el dueño de esa empresa, en lo que ya se considera como una acción criminal, porque la víctima fue dejada abandonada luego de atropellada.

Observó que en sus investigaciones pudo descubrir que el comandante de la Policía de Tamboril, todavía el 2 de Noviembre del 2022, día en que ocurrió hecho, el mayor Montero, solicitó ser trasladado casi 72 horas después del hecho, sin informar del caso a la Dirección Regional Cibao Central, al encargado de la Zona Policial, con asiento en Gurabo, el teniente coronel Pérez Baldera, ni a su sucesor, el también teniente coronel Collado Guerrero.

La distancia de Repuesto Nacho y la Policía, es de unos 300 metros. “Esto crea suspicacias, por lo que debería formar parte de una investigación del Ministerio Público y la Policía Nacional”, dijo.

El dirigente del CDP precisó que el magistrado Gúichardo interrogó a dos conductores de camiones volteos, que nada tienen que ver con el problema, entre ellos, Wilvin Leonel Domínguez, los cuales declararon no tener ningún conocimiento del hecho, pero sí dijeron, en presencia del ingeniero civil Luis A. Romano, presidente de esa empresa, que ciertamente el Trombo que aparece en la cámara de vigilancia es propiedad de esa entidad.

El comunicador explicó que en el interrogatorio que el fiscal le hizo al propietario del Repuesto Nacho, señor Ignacio de Jesús Pérez, lugar donde ocurrió el caso, éste dijo que “él reparó una pasola Céspedes Vega y otra compañera suya que le llevaron, pero luego salió del sitio, por lo que no sabe qué ocurrió, pero aprovechó para defender al conductor que causó la muerte, que no se paró para auxiliar a la víctima.

El primero es el camión “Trombo” que estropeó a Luis Norberto Céspedes Vega, que luego murió, y el segundo es una comparación, ambos de la empresa Hormigones Romano, de Santiago.

 “Y sigue huyendo, a pesar de que ya hace un año y cuatro meses del caso”, agregó el periodista. “De entre los siete conductores de camiones Trombo que tiene Hormigones Romano, las autoridades deben comenzar, primero, por los dos o tres choferes que salieron más o menos en el tiempo que sucedió el hecho, como lo declaró Esquea Rodríguez”, agregó.

Precisó que el encargado de Producción dijo que él no tiene los controles de entrada y salida de vehículos de esa empresa. “Hay que interrogar a la persona responsable de esa labor, como se lo sugerimos al fiscal Güichardo, pero que éste aceptó”, afirmó.

 El ex vicepresidente del CDP dijo que le sugirió al fiscal Güichardo centrar la investigación en los sectores que están implicados directamente, pero éste respondió impidiéndole su participación en la pesquisa y prohibiéndole su entrada al despacho de la Fiscalía, a pesar de que el Artículo 29 del Código Procesal Penal, establece ese privilegio a favor de las víctimas.

“Esa acción volvió a hacerla el fiscal en presencia del presidente de la Fundación Periodismo en Reflexión, Perfecto Martínez, y el secretario general de la Seccional Santiago del CDP, Juan Carlos Bisonó, cuando fueron a Tamboril a buscar el texto de los interrogatorios, solicitado por el procurador fiscal de Santiago, Osvaldo Bonilla.

“En un acto vergonzoso para una autoridad judicial, el funcionario cerró la puerta de la Fiscalía para que yo no entrara”, manifestó el ex vicepresidente de ese gremio periodístico.

Dijo que en un interrogatorio que el magistrado le hizo a la compañera de Céspedes Vega, Rosemery Tobías Taveras, el 3 de Marzo del 2023, ésta declaró que “Norberto no sabía manejar pasola”, por lo que se le aceleró, lo que es una mentira, porque éste pasó parte de sus primeros años de su juventud conduciendo motocicletas.

 El padre de Luis Norberto explicó que Tobías Taveras cambió su versión, porque la que hizo al anterior fiscal (en Noviembre del 2022), fue que el conductor del Trombo introdujo dos de los neumáticos traseros dentro del Repuesto Nacho, provocando el hecho. “Y así fue, porque la pasola sólo sufrió daños en uno de los lados del guardalodo, sin ser afectada ni en la parte delantera ni trasera”, añadió.

El periodista Céspedes Peña dijo que si fue como últimamente dice Tobías Taveras o fue que lo mató a propósito, de todas maneras es un homicidio, por lo que él o los responsables del hecho, deberán ser jugados, con la esperanza de que se castigue con los 30 años que establece el Código Penal, en su Artículo 304.

Precisó que el presidente de Hormigones Romano, ingeniero civil Luis A. Romano, declaró en la Fiscalía que sus vehículos tienen un seguro full y que está en disposición de seguir colaborando con las autoridades. Éste admitió que el camión implicado en el hecho es similar a los de su empresa, pero que él no sabe qué conductor podría estar involucrado en el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí