Inicio internacionales Biden podría cesar la persecución contra Assange

Biden podría cesar la persecución contra Assange

101
0
Manifestación en Londres en apoyo a Julian Assange, 26 de marzo de 2024. Alberto Pezzali / AP
Spread the love
Actualmente, el fundador de WikiLeaks se enfrentará a 175 años de prisión, de ser extraditado a EE.UU.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha dado a entender este miércoles que su Administración no descarta poner fin a la persecución legal del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

«Lo estamos considerando», declaró el mandatario en respuesta a la pregunta de la prensa sobre la petición de Australia de cesar el proceso penal contra Assange.

Este jueves 11 de abril se cumplen cinco años de encarcelamiento del fundador de WikiLeaks en el Reino Unido. De ser extraditado a EE.UU., se enfrentará a 175 años de prisión por la publicación de cientos de miles de páginas de documentos militares secretos y de cables diplomáticos confidenciales sobre las actividades de Washington en las guerras de Irak y Afganistán.

«Recientemente se reveló en la corte que la CIA trazó planes para asesinar al editor después de la publicación de WikiLeaks Vault 7. EE.UU. se negó a garantizar a los jueces del Reino Unido que Assange no será ejecutado si lo extraditan», recordó WikiLeaks, subrayando que Assange permanece separado de su esposa y sus dos hijos pequeños por haber revelado crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos.

Assange fue recluido en la cárcel londinense de Belmarsh en 2019, luego de que el entonces presidente de Ecuador, Lenín Moreno, permitiera su arresto en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde el periodista australiano había permanecido en condición de asilado durante siete años, desde junio de 2012. En junio de 2022, el Reino Unido aprobó la extradición de Assange a EE.UU. Desde entonces, el periodista intenta apelar la decisión del tribunal y evitar su extradición.

La última decisión de la Justicia británica de ‘congelar’ el proceso por tres semanas antes de concederle a Assange la posibilidad de presentar una apelación —eso solo si EE.UU. no da garantías durante este plazo de que respetará sus derechos— dejó al activista en el limbo ante un destino incierto.

Amnistía Internacional instó a finales de marzo a que EE.UU. cesara la persecución de Assange «motivada políticamente», ya que pone en riesgo no solo a él, sino la libertad de la prensa en todo el mundo. «Al intentar encarcelarlo, EE.UU. está enviando una advertencia inequívoca a los editores y periodistas de todo el mundo de que ellos también podrían ser el blanco y que no es seguro para ellos recibir y publicar materiales clasificados, incluso si hacerlo es de interés público», aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí