Inicio Economía Amas de casa dicen no aguantar precio de la comida

Amas de casa dicen no aguantar precio de la comida

155
0
Spread the love

Los altos precios de la comida representan una verdadera tragedia para las familias pobres y de bajos ingresos en República Dominicana, según estima una organización de amas de casa

Tamboril, Santiago. La Asociación de Amas de Casa de este municipio expresó su malestar por las alzas continuas en los productos y alimentos de primera necesidad, al tiempo de criticar la indiferencia de las autoridades del gobierno.

Señalan que ir a los colmados cada día a comprar la comida se ha convertido en un dolor de cabeza para las amas de casas de los sectores más humildes, “que por obligación tenemos que rendir lo poco que nos dejan nuestros maridos para dar de comer a la familia.

“Lo que están pasando los hogares más pobres se puede considerar como un infierno. Para uno es imposible contar con las tres comidas y no sabemos qué hacer porque además de que todo está por las nubes, cada día los precios suben más”, denunció Carmen Berrera, coordinadora de la entidad.

Aseguró que las mujeres que tienen el compromiso de alimentar a sus hijos y guardar comida a sus maridos, “estamos desamparadas porque los pesitos no dan y entonces nadie mete la mano a pesar de que cada quien vende a como quiera y el jodido es el que paga”.

Considera injusto que habiendo tanta producción de víveres en Tamboril y todo el Cibao, “el pobre tenga que pagar hasta 30 pesos por una arañita de plátano, 35 por una libra de yuca, 10 pesos por un guineíto verde, y hasta 45 pesos por una libra de batata”.

“Y solo estamos hablando de los víveres que uno con esfuerzo logra comprar, porque ya no se puede ni pensar en yautía, ñame ni plátano maduro. Póngale usted la compaña a esos víveres para la cena de los muchachos cuando una libra de queso de freír cuesta 180 pesos, el huevo está entre 8 y 10’ pesos, y una libra del salami del malo cuesta 170 pesos”, denunció.

En una nota enviada a nuestra redacción, la entidad que agrupa a las Amas de Casa de Tamboril denuncia que una libra de arroz ya está a 50 pesos, que por una sola berenjena le quitan 35 pesos, por un ají mediano 10 pesos y por una libra de azúcar entre 55 y 60 pesos.

“Nadie desde el gobierno le pone caso a lo que estamos pasando los pobres, ni les importa a ellos que la gente humilde tenga por lo menos la facilidad de comer, aunque sea una sola vez al día. A todo esto, hay que sumar el grave problema de la falta de agua, que apenas nos dan una o dos veces a la semana, pero tenemos que pagar recibos caros sin recibir el servicio que pagamos,”, afirma.

Pidieron al presidente Abinader “darnos con urgencia una mano porque esto no lo aguanta nadie y uno siente que está desamparada porque no le importamos a nadie”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí