Inicio Opinión El reto lo tiene la oposición    

El reto lo tiene la oposición    

139
0
Canditatos de la oposición dominicana.
Spread the love

El Mirador

Por Luis Céspedes Peña

Las elecciones nacionales son el domingo y llegaron con el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM), del Presidente Luis Abinader, en primer lugar.

Lo grave, para la oposición, es que desde que asumió la Presidencia del país, el PRM comenzó en primer lugar. ¡No debió ser, pero lo es!

La oposición perdió las elecciones en el 2020, las municipales y las nacionales. Pero no fue capaz de preparar una embestida en contra del gobierno, sin apartarse de la Ley, para reducir el liderazgo del Presidente Abinader.

 ¡Hacer las mismas cosas que hizo el Presidente de la República cuando era candidato! Protestas frente al Palacio Nacional, el Palacio del Congreso Nacional, la Plaza de las Banderas, las Gobernaciones Provinciales y otros lugares emblemáticos.

La victoria de la oposición está sentada en la decisión del pueblo, porque no hay un liderazgo partidario fuerte. Prefirió casi el silencio en vez de enfrentar al régimen, no entre sí.  El principal mensaje negativo que mantiene la oposición, es que acude dividida a las elecciones.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que sufre los efectos negativos de la división, de donde salió la Fuerza del Pueblo de Leonel Fernández, tiene la ventaja de ser una organización que recuerda las virtudes del profesor Juan Bosch, fundador de esa entidad, y el histórico Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Pero hay que decir que en los últimos meses cambiaron los pronósticos de que el PRM barrería con la oposición, aunque está en primer lugar. La carestía de la vida y la anunciada reforma tributaria, que afectará directamente los bolsillos de las clases media y baja, disminuyó el permanente ascenso de la popularidad del gobernante.

Todas las encuestas dan como ganador, en primera vuelta, al Presidente Abinader. ¡Todo terminará el domingo o luego! Vivimos en un país donde lo que en la noche es rojo, amanece verde. ¡Es impredecible!

Pero lo que sí hay que manifestar es que la oposición, en los días que quedan para las elecciones, está obligada a ganar. ¿Y por qué? Porque los números dicen que si el PLD, la FP y PRD hubiesen participados unidos, la victoria era segura. A los números, de cada partido, se sumaría una parte de los indecisos.

Las muchas renuncias de importantes figuras del PLD, sin que la dirección nacional hiciera un esfuerzo para evitar que ese problema siguiera, le va a hacer daño. Pero también hay muchos perremeístas que están inconformes con el gobierno, porque se les prometió nombramientos u otras ayudas, pero no llegaron.

Hay una desigualdad entre el PRM, el PLD, la FP y el PRD. ¡El PRM está en el poder! Eso le permite maniobrar a su favor. El Presidente es un buen manejador de las instituciones del Estado, de lo que adoleció el PLD, en lo que respecta a su uso.

Pero el partido morado tiene la ventaja de que el país dice que se vivía mejor cuando éste era gobierno. Cogió una ínfima parte de dinero préstamo, con relación al actual gobierno del PRM.

El problema que tiene el PLD, integrado por miembros de las clases media y baja, en su mayor porcentaje, es que si no gana, fruto de no participar en una alianza para primera vuelta, sufra, al igual que la FP, una avalancha de renuncias de militantes.

Son muchos los que comentan que los cuatro partidos mayoritarios están dirigidos por personas multimillonarias, al igual que sus candidatos presidenciales, que pueden aguantar años en la oposición, pero no ocurre lo mismo con los militantes, que quieren seguir en el gobierno, en el caso de los perremeístas, y los demás están deseosos de retornar al poder.

¡Ahí es que está el gran reto del PLD, FP y PRD! Hay que reconocer la gran habilidad que tiene el Presidente Abinader para conquistar dirigentes de la oposición. ¡Hace lo que debe hacer un líder para ganar y mantenerse en el poder! No le hace caso a las denuncias de que funcionarios que no deben participar en política partidista lo hacen. ¡Al estilo Joaquín Balaguer!

Es por esa razón que Leonel Fernández, de la FP, Abel Martínez, del PLD, y Miguel Vargas Maldonado, los tres candidatos presidenciales que debieron haber participados unidos, pero que no lo hicieron, tienen que hacer buenos amarres, en los días que faltan para las elecciones, para evitar que Abinader gane en primera vuelta.

Aunque el Presidente está en primer lugar, para ganar hay que contar con más del 50% de los votos. Si el PRM no logra ganar en primera vuelta, su triunfo estará totalmente inseguro, aunque se sabe que está preparado, a nivel de recursos, para ese reto.

En lo que respecta a los candidatos a senadores del Distrito Nacional y Santiago de los  Caballeros, en la capital todo parece que está decidido a favor de Omar Fernández, de la oposición. En el caso de Santiago, con Marino Collante, del PLD, Daniel Rivera, del PRM, y Demóstenes Martínez, de la FP, hay una batalla muy cerrada. Pero parece que el debate está entre Rivera y Collante. Éste último también tiene simpatía en el litoral reformista, de donde proviene, además de ser un permanente solucionador de problemas sociales, esté en el gobierno o fuera. ¡Es de la misma escuela del diputado Máximo Castro Silverio!

¡Gracias por leernos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí