Inicio Arte y Mas Décimas… Miércoles de Poesía

Décimas… Miércoles de Poesía

440
0
Beatriz Barragán Fernández.
Spread the love

Décimas

Autora: Beatriz Barragán Fernández

(Nota del coordinador: Desde temprana edad empecé a escuchar a niños, a jóvenes adolescentes y a personas mayores, debatir con otros de formas improvisadas, diciendo cosas de modo que las últimas palabras terminaran en rimas. A eso les llamaban décimas; pero no fue hasta que cursando el tercer año del bachillerato, cuando mi profesor de literatura nos explicaba detalladamente lo que era una décima. Nos decía que una décima era una pequeña poesía escrita en una estrofa con diez versos, con rimas consonantes de modo que las palabras finales rimaran entre sí, igual que los versos impares. Desde ese entonces me convertí en un aficionado lector de ese importante género literario. Para ampliar más a cerca del verdadero concepto de las décimas, hemos invitado hoy a la poetisa Beatriz Barragán Fernández, la cual, además de dominar otros géneros literarios, es una esperta en escribir décimas).

La décima es tan perfecta
que no admite discusión
sobre su composición
y es mi estrofa predilecta.
En ella el hombre proyecta
sabiduría ancestral
en lenguaje coloquial
o con delicados versos;
tan repletos de universos
como de agua el manantial.

La décima es tan grandiosa
como del águila el vuelo,
delicada, cual pañuelo,
bordado de seda rosa.
La décima es mariposa
volando con sus colores,
se va posando en las flores
y esparce vida a su paso.
Ella impresiona al parnaso
de artistas y de escritores.

Décima de arte menor,
no por ello más pequeña,
perfecta dama sureña,
de Málaga bella flor.
Destilando su sabor
de caramelo y vainilla,
que tampoco es redondilla,
pues su rima es diferente.
No las confunda la gente,
que la décima, ¡Más brilla!

Tratémosla cual merece
con hidalguía y respeto,
pues cualquier cosa no meto
yo en un saco y aparece.
La décima solo crece
si el lenguaje se domina
y cuando se determina
cual guía la inspiración.
Revisando tu renglón
cuando éste al error conmina.

La falta que desvirtúa
la poesía y amaga
a matar con una daga
y a clavarse como púa.
Defecto que se tatúa
en mi mente, y hace daño.
Siento mucho el desengaño
de quien se cree decimista
pero le perdió la pista
a la corrección de antaño.

Una décima incorrecta
es igual que comparar
𝕒 𝕍𝕚𝕠𝕝𝕖𝕥𝕒* 𝕔𝕠𝕟 𝕆𝕞𝕒𝕣*,
es un dolor que me afecta.
Una décima proyecta
la perfección del lenguaje,
que a su vez es equipaje
para el viaje de la vida.
Yo no encuentro otra salida
que defender su linaje.

_______________

Coordinación: Mario Crescencio Bulduan

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí