Dos últimas guerras en Europa propiciadas por la OTAN

0

«Me parece gravísimo que la OTAN entrenara a los batallones nazis de Ucrania», comenta Javier Couso, exdiputado del Parlamento Europeo entre 2014 y 2019. ¿Qué motivos hay detrás de las ampliaciones de la OTAN? ¿Por qué Rusia ha perdido la confianza en Occidente? ¿Por qué los acuerdos de Minsk fueron un camuflaje? ¿Quiénes, según él, serán los ganadores y perdedores en el conflicto de Ucrania? Véalo en ‘Entrevista’, de RT.

Javier Couso considera que el conflicto en Ucrania en realidad es una «guerra no declarada» entre la OTAN y Rusia. El entrevistado recuerda que desde hace varios años la Alianza Atlántica ha venido creando un «cerco activo militar ofensivo» contra Moscú, mediante el establecimiento de «cuarteles permanentes en los países bálticos, el cuartel general en Polonia y el despliegue del sistema antimisiles Aegis» en Rumania y en territorio polaco.

Según el exeurodiputado español, la OTAN «siempre busca un enemigo, porque si no, no tiene razón de existir». Con la caída de la Unión Soviética y la consiguiente «autodisolución» del Pacto de Varsovia, la Organización del Tratado del Atlántico Norte «debería de haberse disuelto también porque fue creado contra la URSS». «Se quedó sin enemigo, entonces tuvo que agarrarse a otros conflictos y rivales», asevera Couso, citando «la invasión» de Irak, los «ataques» contra la antigua Yugoslavia y Serbia, así como las intervenciones en Afganistán, Libia y Siria.

«Hostilidad enfermiza»

Por otro lado, el entrevistado lamenta que la Unión Europea se haya convertido en un «subalterno» de EE.UU., que a través de la estructura cultural de Hollywood «ha convencido» a la población de que los estadounidenses salvaron a Europa en la Segunda Guerra Mundial, «obviando el papel de la Unión Soviética». Cree que la subalternidad es una forma de «minusvalorarse, de que Europa no puede tener seguridad propia y que tiene que subcontratársela a Estados Unidos».

Durante su período como eurodiputado, Javier Couso ocupó el cargo de vicepresidente de la comisión de Asuntos Exteriores y fue miembro de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. En las reuniones de esas entidades afirma haberse quedado «impresionado con la hostilidad enfermiza» contra Rusia por parte de los políticos polacos y de los países bálticos. «Podríamos calificarlo casi de una enfermedad o racismo; todo estaba orientado hacia culpabilizar a Rusia de todo y a romper las relaciones» entre la UE y Moscú, «estaban llamando continuamente a la guerra», recuerda.

Asimismo, señala que la OTAN «no es una organización de paz«, por mucho que su secretario general, Jens Stoltenberg, asevere que se trata de una ‘alianza defensiva, pacífica’. Eso «es mentira, está detrás de todas las últimas guerras que han desestabilizado el mundo», critica Couso.

Reconfiguración geopolítica

El entrevistado cree que como consecuencia del conflicto en Ucrania se producirá una reconfiguración geopolítica con la región euroasiática bajo influencia de Rusia y China, mientras que EE.UU. controlaría la parte occidental de Europa y el norte de África. «Vamos a un período muy caliente y peligroso, porque todos los cambios geopolíticos han traído guerra», advierte.

Además, el exeurodiputado español valora a EE.UU. y Rusia como los beneficiados del conflicto en Ucrania. En lo que respecta a la parte rusa, «se ha reforzado económica y energéticamente, puede vender su gas y petróleo a Asia, no necesita a Europa, ha cohesionado a su población y ha ganado la guerra económica«, señala. Por su parte, la Unión Europea es «la gran perdedora«, cuando pudo ser «un factor de primer orden, pero ahora mismo va a depender estratégica y energéticamente de Washington».

«La UE ha quedado desautorizada, tiene menos poder que cuando eran Estados nación separados; ha quedado como un enano político. No representamos nada, todo se decide en Washington, y es una pena, dados los cientos de años de historia europea», concluyó Couso.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply