Expansión OTAN al norte puede convertir Europa en un polvorín

0

“Finlandia debe solicitar su ingreso en la OTAN sin demora”, anunciaron el jueves el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, y la primera ministra, Sanna Marin. Un anuncio similar vendrá de Suecia el domingo.

Después de su expansión hacia el este, la OTAN se está moviendo hacia el norte, lo que podría convertir a Europa en un nuevo polvorín.

El término finlandización, que hace referencia a la política de estricta neutralidad que siguió Finlandia durante la Guerra Fría, se ha mencionado desde el estallido del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Mantener la neutralidad también ha traído muchos beneficios para el desarrollo de países neutrales, incluidos Finlandia y Suecia.

Sin embargo, los dos países, que no se unieron a la OTAN ni siquiera durante la era de la Guerra Fría, decidieron unirse ahora a la alianza militar. El movimiento resultará, más directamente, en un auge en el poder de la OTAN, formando un nuevo y agudo desafío para el orden de seguridad de Europa, notaron los observadores.

Un trasfondo crucial es que, cuando se trata de la arquitectura de seguridad europea, no hay forma de sacar a Rusia del concepto. Rusia está allí, justo al lado de Europa, con un territorio de unos 17 millones de kilómetros cuadrados, 145 millones de personas y el segundo ejército más poderoso del mundo. ¿Cómo se mejora la seguridad europea amenazando la seguridad de Rusia? Para Europa, simplemente no es realista mantener las tensiones actuales con Rusia.

Tras el final de la Guerra Fría, el equilibrio de seguridad europeo se rompió, cuando la OTAN, que ya no tenía excusas para existir tras la disolución del Pacto de Varsovia, no sólo se mantuvo viva, sino que incluso obtuvo un nuevo papel como apoyo militar de EE.UU. hegemonía mundial. Peor aún, no había ninguna otra organización militar en el mundo que pudiera controlar y equilibrar a la OTAN. Esto ya es un gran desequilibrio, dijo Sun Keqin, investigador de los Institutos de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, al Global Times.

Después de varias rondas de expansión hacia el este, la OTAN ha absorbido a bastantes miembros de la antigua Unión Soviética. Ya se ha demostrado que la expansión del bloque ha vuelto más peligrosa a Europa en lugar de hacerla más segura. Aún así, la OTAN da la bienvenida a otra ronda de ampliación hacia el norte. El desequilibrio de seguridad de Europa solo se deteriorará. El mapa geopolítico de Europa se está redibujando.

Si Finlandia, que comparte una frontera de 1.340 kilómetros con Rusia, más larga que la frontera entre Rusia y Ucrania, se une a la OTAN, será una escalada peligrosa de la provocación justo a las puertas de Rusia. La posibilidad de un nuevo conflicto entre Rusia y la OTAN solo aumentará. Europa obtendrá nada más que un estado de seguridad aún más frágil.

La OTAN puede pensar que tiene fuertes fuerzas convencionales y poder económico. Pero Rusia conserva miles de ojivas nucleares. Este es su as en la manga. Dicho esto, una nueva provocación de la OTAN contra Rusia pondrá en peligro no solo a Europa, sino también al mundo.

Finlandia y Suecia ahora pueden pensar que después de unirse a la OTAN, podrían recibir protección de otros. Pero tenga cuidado: Finlandia estará al frente de la campaña contra Rusia. Si algo sale mal en la línea del frente, Finlandia será la primera en enfrentar las consecuencias, señaló Sun.

El desequilibrio fatal en la arquitectura de seguridad europea ha llevado al continente a una gran perturbación y catástrofe. Esto debería ofrecer una lección a Asia-Pacífico.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, EE. UU. siempre había querido establecer un marco de seguridad global para contener a los países socialistas. Sin embargo, el intento no ha funcionado debido a las contradicciones entre él y sus aliados.

Pero muy recientemente, la agencia de inteligencia nacional de Corea del Sur se unió al Centro de Excelencia de Defensa Cibernética Cooperativa de la OTAN como el primer miembro asiático de este último. Tanto Corea del Sur como Japón fueron invitados a la Cumbre de la OTAN que se realizará el próximo mes. Puede indicar que los aliados asiáticos de EE. UU. y la OTAN están formando interacciones institucionales. Esto es algo de lo que hay que estar atento.

EE. UU. y la OTAN, con una fuerte lógica de política de poder, política de bloque y una mentalidad de Guerra Fría, pueden aplicar su táctica de convertir a otras regiones en polvorines en la región de Asia y el Pacífico. Con las lecciones extraídas de la crisis de Ucrania, los países de Asia-Pacífico deberían unirse para decir no a la interferencia extranjera en la región y comenzar a construir su propio régimen de seguridad, evitando que la crisis en Europa tome forma en nuestra puerta.

Fuente.-Por tiempos globales

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply