Cuba celebra por primera vez el Día del Son virtualmente

0

Cuba celebró este sábado por primera vez el Día del Son, una expresión musical y danzaria con mezcla africana y española, con un concierto en televisión que será el colofón de eventos, presentaciones y conciertos en torno al género musical, los cuales fueron virtuales para guardar las restricciones ante la pandemia del nuevo coronavirus.

Cuba celebra hoy por primera vez el Día del Son, una expresión musical y danzaria con mezcla africana y española, con un concierto en televisión que será el colofón de eventos, presentaciones y conciertos en torno al género musical, los cuales fueron virtuales para guardar las restricciones ante la pandemia del nuevo coronavirus.

Durante toda la semana, el país festejó al considerado «padre de la música popular bailable» y terminará este día en una fecha que coincide con el nacimiento de los grandes soneros cubanos Miguelito Cuní (1917-1984) y Miguel Matamoros (1894-1971), la cual además llega tras el reconocimiento gubernamental en octubre pasado del género como Patrimonio Inmaterial de la Nación.

La festividad forma parte de una campaña que busca que el son cubano sea declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como adelantó hace unos días a los medios la presidenta del Instituto Cubano de la Música, Indira Fajardo.

«Siendo el son el padre de todos los ritmos de la música bailable, pues creo que por derecho propio debe ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad», dijo a Xinhua el sonero Adalberto Alvarez, quien ha sido el abanderado de la campaña cultural.

El pianista y compositor, líder de la gustada orquesta Adalberto Alvarez y su Son, destacó la vitalidad de la música cubana y en ese sentido señaló que varias de las más importantes agrupaciones de Cuba, además de ofrecer conciertos «online» (en línea), han grabado discos con nuevos temas.

«Estamos aprovechando para grabar y que cuando todo esto (pandemia) pase la gente encuentre material discográfico nuevo en la calle», subrayó Alvarez, conocido a sus 72 años como «el caballero del son».

Durante el transcurso de la semana se presentaron los discos Juramento, una antología del Trío Matamoros, y La Retroguaracha de Ñico Saquito, un homenaje al aniversario 120 del natalicio de ese sonero cubano.

Tanto el Trío Matamoros, fundado por Miguel Matamoros, como Ñico Saquito (1901-1982), son considerados como piezas fundacionales del son en Cuba, donde en cualquier esquina resulta habitual escuchar ese tipo de melodía.

«El son forma parte de la vida de los cubanos. Es un diálogo que ha tenido toda la vida el compositor con el público para expresarse de esa manera alegre, que es peculiar entre nosotros», aseguró el joven sonero Emilio «El Niño» Frías en entrevista con Xinhua.

El cantante y director de la orquesta El Niño y la Verdad no ocultó sus deseos de volver a tocar frente al público, algo que su agrupación no puede hacer desde que hace un año se decretaron las restricciones sanitarias en Cuba por efecto de la COVID-19.

«Tengo ganas de volver a tocar con el público de cerca, con esas personas con las que me retroalimento, pues hacer música desde el confinamiento es muy difícil y lo dice un creador que ha tenido la obligación de hacerlo», señaló el joven sonero de 33 años.

No obstante, Frías está convencido de que la gente ha creado sus mecanismos, sus estrategias para seguir divirtiéndose y disfrutando de la música, mientras que los músicos han tenido que reinventarse con los conciertos «online» para continuar llegando a los seguidores.

Las celebraciones por el Día del Son culminarán la noche de este sábado con un concierto en televisión de varias agrupaciones soneras que pondrá broche final a la jornada de siete días.

Por Raúl Menchaca
(Xinhua/Joaquín Hernández)

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply