«Canto a Fidel» y «Evidencia», poesías del Miércoles

0

Canto a Fidel

Oliver Labra, Carilda

No voy a nombrar a Oriente,
no voy a nombrar la Sierra,
no voy a nombrar la guerra
–penosa luz diferente–,
no voy a nombrar la frente,
la frente sin un cordel,
la frente para el laurel,
la frente de plomo y uvas,
voy a nombrar toda Cuba,
voy a nombrar a Fidel.

Ese que para en la tierra
aunque la Luna le hinca,
ese de sangre que brinca
y esperanza que se aferra;
ese clavel en la guerra,
ese que en valor se baña,
ese que allá en la montaña
es un tigre repetido
y dondequiera ha crecido
como si fuese de caña.

Ese Fidel insurrecto
respetado por las piñas,
novio de todas las niñas
que tienen el sueño recto.
Ese Fidel –sol directo
sobre el café y las palmeras–;
ese Fidel con ojeras
vigilante en el Turquino
como un ciclón repentino,
como un montón de banderas.

Por su insomnio y sus pesares,
por su puño que no veis,
por su amor al veintiséis,
por todos sus malestares,
por su paso entre espinares
de tarde y de madrugada,
por la sangre del Moncada
y por la lágrima aquella
que habrá dejado una estrella
en su pupila guardada.

Por el botón sin coser
que le falta sobre el pecho,
por su barba, por su lecho
sin sábana ni mujer
y hasta por su amanecer
con gallos tibios de horror;
yo empuño también mi honor
y le sigo a la batalla
con este verso que estalla
como granada de amor.

Gracias por ser de verdad,
gracias por hacernos hombres,
gracias por cuidar los nombres
que tiene la libertad…
Gracias por tu dignidad,
gracias por tu rifle fiel,
por tu pluma y tu papel,
por tu ingle de varón.
Gracias por tu corazón.
¡Gracias por todo, Fidel!

EVIDENCIA ( Alma de pergamino)

Ángela Patty Ortega Barrios

 

La única evidencia que tendré
Cuando ya no tenga memoria ni fe
Será mi sentir verdadero
Plasmado en el papel

La única evidencia que tendré
De cuánto cuánto te ame
Son estos versos con sabor a miel
Hoy apolillados con aroma a vejez

La única evidencia que tendré
de mi paso por la tierra y por tu ser
son estos escritos del hoy
Del mañana y del ayer

La historia de un idilio
La historia de un destino
Mi única evidencia que tendré
que en verdad yo te amé

Son estas líneas
escritas con carbones
Desdibujando los amores
Perdonando sinsabores

Pintados con corazones
Y los secos pétalos de flores
Que fueron bañados
por el remanso de ilusiones
Cuando arrullada por tus amores
Escribía estos renglones

Marchitados sin razones
Los eclipses de lunas y soles
son hoy desilusiones
Ya de olvido la memoria va tejiendo
Y los recuerdos en el abismo
van muriendo

Se ha muerto el Génesis
de nuestros amores
Alma de pergamino
Hoy la vida en una bitácora en libro

La única evidencia que tendré
Que una vez yo te amé
Son estos escritos ya sin fe
Que nacieron sobre el ardiente
calor de tu piel

Son estos escritos en papel
Que murieron sin saber
A donde se fue aquel ser
La inspiración ya sin fe

Alma de pergamino
Sentimientos escondidos
No les encuentro camino
Ni refugio ni nido

Todo ha de morir
Será un día el fin del fin
Más este amor por ti
Será eterno frenesí

No quedará piedra sobre piedra
Ni mariposa sobre la rosa
Ni tan solo una hoja seca
Tirada en la arena

El Génesis de mis cantares
Cuando ciega te hacía altares
La alegría efímera con tu donaire
El apocalipsis del amor desaire

Las estrellas no brillarán
La alegría se apagará
los huracanes desaparecerán
La tormenta cesará
Todo todo todo morirá

Más estos versos
Escritos en bellos momentos
A donde se irán
Se los llevará el viento
No tengo alma para leerlos
Ni siquiera hago el intento
Que los lea el infinito tiempo

La alegría y tristeza
Tan solo fueron eventos
La esperanza tan esquiva
Fue de la vida la sola chispa

Y estos escritos arderán con la lava
De los volcanes en llamaradas
Por qué ya no he de ser
más tu fiel amada

De nada quedará huella
La primavera sera muy lenta
Más está sola evidencia
Quedará como tu fiel compañera

Quien los leerá
Ni el el viento por qué no habrá
Nadie sabrá el inmenso sentimiento
Con que nacieron mi manantial de versos

Se esfuma cada pensamiento
Con el último suspiro y palpitar
De un corazón que nació del suspirar
Y con la nada se va encontrar

Dejaré mis versos tan sentidos
En un lugar del olvidó
Por el amor que siempre te he tenido
Dejaré mi corazón encendido

Porque nada tiene sentido
Si tu no los lees cariño
Esta será para ti mi herencia
De mi amor por ti
La única evidencia

________________________________________

Coordinación: Mario Crescencio Burduan

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply