¿Primero Dios que su santo? Razonando…

0

Por Alejandro Espinal

Alejandro Espinal

«Este es un país muy especial», decía aquel comercial de una licorera, protagonizado por el comediante, Cuquin Victoria.

«La realidad real» como dicen los urbanos, esto es así en casi todo el accionar del dominicano, donde cualquier situación, es una polémica y todos quieren opinar.

Igualmente a decir del fenecido Dr. Antonio Zaglul, uno de nuestro más famosos siquiatras, el dominicano duda de todo.

Ejemplo de eso, si alguien se ahoga en la playa, inmediatamente dicen que lo ahogaron. Si una persona se cae caminando, dicen que lo empujaron.

Nunca falta una discusión en las redes sociales, como para no perder «el título».

En estos días, el tema de discusión es si la vacuna contra el Covid-19, será solamente para los dominicanos o incluirán a los extranjeros, llámese haitianos y venezolanos.

El gobierno dominicano tiene planeado obtener 20 millones de dosis para vacunar contra el coronavirus.Todavía no han llegado y ya hay una discusión de quién si y quién no tiene derecho a la vacunación.

Nuestro país es pobre, y los recursos económicos y logísticos para la campaña de vacunación, no sobran, al contrario escasean, razon por la que muchos opinan que primero deben beneficiarse los ciudadanos y residentes del país y luego los que están en condiciones de indocumentados, sean blancos, prietos, jojotos, pintos o manchaos.

Creo que una nación, no puede discriminar a las personas que habitan en su territorio y mucho menos en situaciones que tengan que ver con la salud, mas en esta situación de pandemia por el Coronavirus, que ha provocado la muerte de más un millón de personas en el mundo.

Pero, aquí entre nosotros, sin que nadie lo sepa, si en Haiti, dicen que República Dominicana, van a vacunar a todo el mundo, vayan buscando 40 millones de vacunas, porque la situación de pobreza y la irresponsabilidad de sus gobiernos, los empujarán a la parte Este de la isla.

Si yo estuviera en esa situación lo haría porque la necesidad tiene cara de hereje.

Es muy lamentable que los países pobres todavía no acceden a vacunas contra el Covid-19, mientras que los países «más ricos» ya compraron alrededor del 95% de la vacuna.

Ese egoísmo puede ser más letal que el mismo virus. La vacuna debe ser para todos, Ricos y Pobres.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply