El Pacto por la Democracia de 1994

0

Bosch: Historia y Recuerdos

Mario Crescencio Burduan

En República Dominica siempre habrá un importante sector que recordará el cómo el Dr. Joaquín Balaguer utilizaba todas las formas de maniobras para mantenerse gobernando de forma fraudulenta. También recordará cómo el Dr. Peña Gómez y otros buenos dominicanos, destruyeron el tinglado que lo sustentaba.

Una vez comprobadas las irregularidades de las elecciones del año 1994, Balaguer y Peña Gómez se reunieron la noche del 09 de agosto para discutir una salida a la crisis y en esa reunión reconocieron que el margen de los votos obtenidos por cada uno, era tan estrecho que cualquiera de los dos podría haber sido electo legítimamente.

En consecuencia, Balaguer propuso a Peña, el cual aceptó, que ambos compartieran el mandato por un período de dos años cada uno, siendo Balaguer presidente durante los dos primeros años y peña, vicepresidente para que luego el Dr. Peña Gómez lo reemplazara.

Los asesores del Partido Revolucionario Dominicano recomendaron rechazar la propuesta de Balaguer porque a su entender, era otro truco del zorro caudillo para seguir en la presidencia durante los cuatro años.

Por esa razón, los asesores de Peña recomendaron le hiciera una contra propuesta, la cual consistió en que se le agregara una enmienda a la Constitución para permitir que los candidatos congresuales electos se juramentaran y ocuparan sus puestos como senadores y diputados, a pesar de todas las fallas encontradas en el proceso electoral.

Otra propuesta de Peña Gómez fue que Balaguer gobernara solamente durante dos años y que luego se efectuara nuevas elecciones bajo la organización de una nueva junta electoral, sujeta a una nueva ley electoral y bajo la supervisión y controles de organismos internacionales.

Además, que se prohibiera la reelección consecutiva y que, para ser electo como presidente, el candidato ganador debía sacar el 45 % más uno de los votos o de lo contrario, volver a realizarse nuevas votaciones.

De igual modo, reclamó que las elecciones presidenciales y congresionales fueran separadas y alteradas cada dos años. Balaguer aceptó la propuesta de Peña Gómez lo que dio origen a la firma en el palacio nacional de un documento llamado “Pacto por la democracia”, que ocurriera frente a un nutrido grupo de testigos. Ese acuerdo evitó ocurriera un baño de sangre en República Dominicana, poniendo fin a la crisis pos electoral.

En un corto espacio de tiempo, un grupo de dirigentes del Partido Reformista y otro del Partido de la Liberación Dominicana, se reunieron y pusieron de acuerdo para que el candidato presidencial ganara con el 50% más uno por ciento de los votos, en vez del 45% como originalmente se estipulada en l el Pacto.

Ellos sabían que peña Gómez no tenía la posibilidad de alcanzar ese porcentaje, lo obligaba a la celebración de una segunda vuelta. De esa manera el PLD y el partido Reformista podrían ir como aliados y ganarle al PRD.

Cuando Peña Gómez se enteró de lo que habían hecho con el borrador de los acuerdos, se dio por vencido y no siguió debatiendo el tema, dando por terminada la crisis. Balaguer se juramentó de nuevo como presidente, manteniendo el país en el atraso, el desorden institucional y la desesperanza en la mayoría de los ciudadanos, que componían los sectores más empobrecidos.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply