¿Para qué estudiarlo? El periodismo en RD da vergüenza!

0

REVOLTILLO…

Perfecto Martínez

Perfecto Martínez

El gobierno de Luis Abinader es acusado por la Seccional Barahona del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), de cualquierizar el periodismo en esa provincia sureña, al nombrar a improvisados, locutores y activistas políticos, en puestos que deben reservarse para profesionales de ese sector. Advierten que esa práctica reduce y desafía a su clase, aunque aclaran que no se oponen a que cancelen a periodistas para colocar a otros colegas de la simpatía del gobierno.

CDP Barahona

En ese contexto, piden la intervención de la presidenta del CDP, Mercedes Castillo, y del Marcelino Vega tras considerar que “se trata de una acción contraria que afecta los intereses de los profesionales de la información”. Aprovecho para resaltar la valentía del CDP Barahona y, al propio tiempo, para profundizar y hacer algunas puntualizaciones sobre el tema. Pienso que el irrespeto a la profesionalización periodística es mucho más grave que lo denunciado, y no es un pecado exclusivo del presente gobierno, sino de las anteriores administraciones. Para ser más objetivo, es un repudiable proceder que se replica en casi todos los poderes del Estado. Los ejemplos sobran: El pasado gobierno colocó al frente de la Dicom a un arrogante extranjero que no es periodista, la Junta Central Electoral nombró en comunicaciones una prestante dama, que no es periodista; la actual directora de comunicaciones del gobierno no es periodista y el consejo del Poder Judicial, para solo citar algunos casos, acaba de designar como director de comunicaciones a Javier Cabreja, que no tiene título periodístico, pero que al parecer hizo carrera en el programa El Día. En adición a este irrespeto a una profesión que se estudia en nuestras universidades, la televisión y la radio están repletas de programeros sin formación académica de ningún tipo y que tampoco tienen sentido del compromiso y responsabilidad social de los medios de comunicación. Están llenas de políticos, tránsfugas y fracasados, de salteadores que salen a las calles a extorsionar haciéndose pasar como periodistas… Y en medio de todo este irrespeto no solo a los periodistas profesionales sino a las academias y a la sociedad, ante esta vergonzosa debacle que denigra, cualquieriza y daña a una de las profesiones más nobles del mundo, usted se pregunta ¿Y qué hace el Colegio Dominicano de Periodistas? Continuará…

********************************************************************************************¿Quién está subiendo los precios?

LUIS ABINADER

El presidente Luis Abinader tiene que ponerse más chivo que una guinea tuerta con eso de los abruptos aumentos de precio. Estar alerta, dormir con un ojo abierto y el otro cerrado, de manera que pueda matarle el gallo en la funda a los que pretenden, con sus prácticas agiotistas y desalmadas, agrietar la luna de miel de su joven gobierno con el pueblo. El mandatario debe espantarse incluso y hasta patear, si fuera necesario, la trampa impuesta por el neoliberalismo en el sentido de que los Estados no pueden establecer controles de ningún tipo en los mercados, ni mucho menos fijar precios a los productos, sino que la fluctuación de precios tiene que depender de la ley de oferta y demanda. El problema con eso es que mientras el gobierno deja a los consumidores a merced de la especulación desenfrenada del comercio, pequeños carteles que dominan y manipulan a su conveniencia y antojo el mercado interno, se aprovechan y suplantan la referida ley de oferta y demanda por acuerdos entre ellos, que incluyen la fijación de precios en alimentos y productos, así como la repartición por cuotas del abastecimiento de dicho mercado. No hay una sola razón que justifique las alzas desproporcionadas en los víveres, el arroz, la carne de pollo y los huevos, entre otros alimentos, de manera que estamos frente a una crisis ficticia, no a una escasez de alimentos, ante la que el gobierno tiene que actuar con pie de plomo. No veo que sean grandes los esfuerzos que debe hacer para descubrir que uno de los factores que provoca las subidas en los precios, entre otros, radica en el hecho de que muchos de los productos están siendo masiva e irregularmente sacados hacia Haití, porque allí se está comprando al precio que diga el que vende. Tal vez una mejor y puntal vigilancia a esos carteles que todos conocemos, a los grandes cosecheros de plátanos del Sur, a los guineeros del noroeste, a los manejan el mercado de pollo y huevo, también del arroz, permitiría desenredar la trama que no solo afecta la relación gobierno-pueblo, sino que golpea el precario presupuesto familiar. Aún hay chance, señor presidente, para desactivar esa peligrosa bomba de tiempo.

*******************************************************************************************Paliza, Amagar y no dar

José Ignacio Paliza,

Los amagos representan una de las armas que con mayor frecuencia usan los políticos para salir del paso. Y José Ignacio Paliza, el flamante presidente del PRM, le hace honor a esa vieja costumbre en cuanto al barrilito y el cofrecito se refiere. Cuando periodistas requirieron su opinión respecto a los dos citados e irritantes privilegios a favor de diputados y senadores, el también ministro de la presidencia se limitó a decir que ambos deben suprimirse. Solo dijo eso, sencilla y simplemente nada más, una respuesta de pose, aparentemente favorable al coro de voces que reclaman el fin de esos abusos, pero que en esencia no representa absolutamente nada. Era fácil para el presidente del PRM asumir el compromiso de hacer efectiva su opinión y traducirla a un hecho cierto. Bastaba con pujar a lo interno del partido hasta que sus mandos de dirección decretaran la eliminación definitiva de los susodichos privilegios, y a continuación aprovechar la mayoría congresual para ponerle punto final. Pero José Ignacio Paliza no llevó hasta ahí su “favorable opinión” y con razón la gente se pregunta, ¿y qué o quién se lo habría impedido?

 

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply