Batallas de las ideas y creación consciencias liberadoras

0

LA NECESIDAD DE LAS BATALLAS DE LAS IDEAS PARA CREAR CONCIENCIA LIBERADORAS

Henry Polanco

Desde que fuera acuñada la expresión de batallas de las ideas siempre se hizo para destacar un nuevo precedente de lucha por el curso de la historia de la humanidad, es un término reciente si quiere, ya que fue enunciada a principios del siglo XIX.

Donde primero se encuentra esta expresión: La Batalla de Ideas: es una expresión que ya utilizó Karl Marx en la década de 1840 en su crítica a la filosofía alemana moderna.

Posteriormente ha sido muy utilizada por. Antonio Gramsci quien consideraba que ganar la batalla de las ideas era tan importante como controlar los medios de producción.

Por otro lado, ha sido muy usada en el lenguaje político británico. Incluso Margaret Thatcher utilizó la expresión «batalla de las ideas». Para dar inicio al modelo neoliberal que hoy se encuentra en decadencia

Pero es en Cuba, donde el gobierno o más bien el líder de la revolución utilizó esta expresión durante la lucha convocada en nombre de la Revolución cubana para lograr el regreso del niño Elián González al seno de su padre.

Y luego se convertiria en un Slogan del gobierno revolucionario y sería el término, un arma del pensamiento, para incentivar los proyectos revolucionarios, es más que una ofensiva política para profundizar la participación de los trabajadores y jóvenes en la Revolución socialista cubana, y con ello destacar la labor humanista de la revolución como aporte a los problemas que hoy cursan en la sociedad y que no tienen una respuesta adecuada de partes del modelo neoliberal.

Un aspecto central de esta campaña es el esfuerzo por ampliar las oportunidades educacionales para los pueblos pobres y marginados de la regiónes más devastadas por las guerras y las políticas neoliberales aplicadas sin ningún propósito humanístico y aumentar el acceso a la cultura elevando el conocimiento como centro lucha de liberación nacional e internacional.

Hoy observamos que él mundo sangra de tanto dolor, la humanidad vive una hora de profunda crisis, la destrucción del ser humano va ganando terreno en un escenario, más que hostil, aterrador.

El sistema que gobierna el mundo, capitalista esta en sus peores fases, insostenible por su despiadada presencia e incapacidad para dar solución a los urgentes problemas de la humanidad.

Sin dudas que el drama que vivimos es terrible. Y dentro de esa gran crisis sigue mostrando su rostro la guerra cultural, principal arma utilizada para destruir los pueblos, enajenar las personas, convertirlas en seres sin criterio, sin pensamiento, en esclavos.

Quebrar las identidades de los pueblos, sembrar la desmemoria, banalizar la vida humana, hacen parte de esa guerra feroz y hegemónica del sistema capitalista.

Lo que nos lleva a ser preciso en crear una nueva hegemonía, dar la batalla contra los valores enajenantes del mundo globalizado defender nuestra cultura e identidad.

Ya que la imposición del egoísmo, nos hacen levantar el estandarte del humanismo; ante la exaltación de lo material, posicionemos los valores que nos hacen ser mejores personas, que elevan nuestra condición humana; ante las prácticas devastadoras de nuestra cultura, sembremos ideas, sembremos conciencia.

Ha sido el Consenso de Washington, promotor de esas políticas neoliberales,sobre las cuales se han encartado los imperialistas, repletas de vendas para los ojos y las mentes humanas, un plan del enemigo

Es necesario asumir categóricamente el Consenso de Nuestra América Latina y Caribeña. Plan contra plan para salvaguardar la cultura que nos da vida, fuerzas para soñar, armas para luchar.

Se hace necesario dar esa batalla cultural en un mundo cada día más dominado por el consumismo que lleva a la colonización, a la superficialidad y al empobrecimiento espiritual de los seres humanos.

Se hace imprescindible formar frente de pensamiento que sea movilizador de la intelectualidad revolucionaria y capaz de generar los contenidos descolonizadores del sistema neoliberal es vital.

Hoy más que nunca, Salvar la cultura; eso ha de ser siempre lo primero, así lo dijo Fidel, porque estaba convencido, como lo estuvo Martí, del valor de la cultura; para elevarse sobre lo común de la naturaleza humana, y emanciparnos, ser plenamente libres.
Hace 25 años, ante los desafíos de entonces, que no difieren de los que hoy nos siguen imponiendo como medio de dominación y destructores de conciencia, social

Y trazarno como meta,movilizar voluntades y, precisamente, sembrar ideas, sembrar conciencia, para enfrentar los desafíos presentes y por venir.

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply