Por qué no atacar a los evasores fiscales en vez de nuevos impuestos

0

REVOLTILLO

Perfecto Martínez

Perfecto Martínez

Evasores fiscales y nuevos impuestos

Presidente Luis Abinader

Los asesores económicos del gobierno debieran evitar la confrontación a destiempo del presidente Luís Abinader con su pueblo. Nadie discute las condiciones difíciles en las que el mandatario asumió la administración como consecuencia de la pandemia, pero no parece sabio que, de primera intención y como respuesta única para confrontar el problema, se parta de imponer nuevas cargas impositivas a la clase media y a la población en sentido general. Los incrementos y nuevas tasas impositivas que se contemplan en el proyecto de presupuesto para el próximo año, son esencialmente al consumo, reproducen el viejo modelo de siempre y descartan otras fuentes de pudieran generar cuantiosos ingresos al fisco. Los asesores económicos saben de sobra que solo elevando la eficiencia en las recaudaciones del ITBIS y el Impuesto sobre la Renta, el gobierno incrementaría sus ingresos en más un de un 4 por ciento del PIB. Dicho de otra manera, bastaría que en vez de apretar la tuerca a los sectores que se quedaron sin capacidad para soportar nuevos gravámenes, las autoridades del área económica se enfoquen en enfrentar a los grandes evasores fiscales, a esos “pejes gordos” del comercio y la industria, que se valen de mil trucos para evadir el pago de sus obligaciones fiscales y que en conjunto, perjudican al Estado con más del 45 por ciento de los ingresos que está sujeto a recaudar. Otras excelentes vías alternas pudieran ser la aplicación de impuestos directos a los grandes millonarios y la suspensión de las exenciones fiscales que, a cambio prácticamente de nada, comprometen a más del 10 por ciento del PIB. Ante las críticas crecientes que recogen las redes sociales y el llamado a protestas a partir de este lunes, el presidente ha dicho que los nuevos impuestos serán temporales y promete consensuarlos con la población. La promesa es esperanzadora, pero precisamente debió ser lo primero que sus asesores debieron recomendarle.

******************************************************************************

Críticas y cargas impositivas 

Protestas frente al Congreso Nacional

Lo que abarca e implica el paquete impositivo consignado en el presupuesto 2021 hace que algunos críticos lo cataloguen como “una reforma fiscal de contrabando”. Argumentan que se está frente a una pretensión oficial no declarada ni previamente consensuada, que busca legitimarse vía el congreso nacional. El país sabe que en su momento el gobierno tendrá que plantearse una nueva reforma fiscal por razones comprensibles e inevitables, entre ellas la necesidad de subir la presión tributaria que sigue siendo una de las más baja de las economías latinoamericanas, pero el proyectado incremento de impuestos y la fijación de nuevas tasas impositivas genera niveles de intranquilidad que requieren del gobierno actuar con inteligencia. No hay que negar el ambiente de rechazo que se ha generado en torno a las intenciones de gravar con un 8% las ganancias extraordinarias de las empresas durante la pandemia, con un 3% todas las compras realizadas en moneda extranjera con tarjetas de crédito y de débito, además de los servicios digitales que ofrecen empresas extranjeras para consumo local, la fijación de un nuevo gravamen al gas licuado de petróleo, igual al doble sueldo navideño, el incremento del 25% del impuesto selectivo al consumo para los quipos y maquinarias utilizados en los acondicionadores de aire, el  recorte de alrededor de un 70% a la partida presupuestaria que corresponde a los gobiernos municipales, así como del 50% de los recursos que recibe el Indotel por la tasa de 2% para el fondo de desarrollo de las telecomunicaciones, entre otras disposiciones fiscales. Sin dudas, el gobierno tiene en sus manos una enojosa situación que debe cuidar y manjar con fino tacto, lo que evitaría que de la gente se apodere un sentimiento temprano de frustración. Habrá que esperar el curso que tomen los acontecimientos en torno al tema, sobre todo a partir de que inicien los debates del presupuesto 2021 en el congreso nacional. Esperemos pues…

******************************************************************************

¿Qué pasará con el Yaque del Norte?

Deterioro del río Yaque del Norte

En línea muy generales el gobierno ha dicho que trabajará para “salvar” al río Yaqué del Norte. Pero no se conocen detalles acerca de si la decisión partirá de algún plan que elaboren las actuales autoridades o si, por el contrario, se piensa continuar los trabajos que iniciaran las pasadas autoridades. Cualquiera que sea la decisión final en definitiva será importante porque lo que acontece con el Yaque del Norte es grave y mucho más. Salvarlo solo será posible si los dominicanos todos abrazáramos una cruzada criminal, sin piedad, sin favoritismo, consciente, decidida, sostenida en el tiempo, para extirpar de raíz y para siempre a cada causante de su tragedia. Es cada vez de con mayor intensidad la complejidad de los causales que  amenazan con dejar a los dominicanos sin esta la más importante fuente hídrica que nos regla Dios y de donde el país obtiene agua para el consumo humano, la agricultura y la generación de electricidad. Solo pensar que alguna vez pudiéramos quedarnos sin el Yaque del Norte, como ya nos ha ocurrido con otros 600 ríos y arroyos en los últimos 27 años, nos abruma hasta quitarnos el aliento. De ahí que esperamos que las autoridades de turno tengan claro que la del Yaque no se trata de operativos esporádicos de limpieza o siembra de árboles; tampoco de acciones unilaterales y aisladas, sino que se trata de una política sostenida, de compromisos, que movilice e integre a todos los dominicanos y que, bien temprano, incube en la conciencia de las nuevas generaciones, el sagrado compromiso de protegerlo por siempre.

 

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply