Senadores millonarios y pobreza en el Sur

0

REVOLTILLO

Perfecto Martínez

Perfecto Martínez

Senadores millonarios y pobreza en el Sur

La fortuna declarada por cada uno de los senadores de las empobrecidas provincias de la región Sur del país, cuartos que a lo mejor tengan legítimo derecho a poseer, más que cualquier otra cosa encarna una desagradable burla, una imprudencia grosera típica de democracias como la nuestra, una opulencia que contrasta con la miseria y desdicha de los pobladores de estas empobrecidas tierras. Se trata de gente sin fortuna, abandonada a su suerte, que sobrevive entre limitaciones y miserias, seres humanos donde la pobreza tiene mil rostros y vivir es mucho más que una tragedia. Precisamente en ese pedazo de la Patria, donde no hay un hospital para atender un solo caso que requiera especialidad, sus perfumados senadores de ayer y hoy, connotados millonarios que ignoran las penurias de los depauperados que habitan allí y a quienes dicen representar en Pedernales, Azua, Bahoruco, San Juan y San Cristóbal, declararon fortunas superiores a los 235 millones de pesos.  Precisamente por esas particularidades tan singulares, se me pega con frecuencia asociar el modelo de democracia que nos gastamos con una de las obras de arte mejor lograda como sistema político. Me la figuro como una señorona de tetas grandes y flácidas, concebida por verdaderos expertos en malabarismo, demagogia y venta de ilusiones, o lo que es igual, por payasos, cómicos y titiriteros, únicos beneficiarios del privilegio de alimentarse de esos enormes y benditos pechos. Gente que se valen del uso de recursos persuasivos para legitimar sus privilegios, narigonear a los gobernados y tenerlos siempre a su merced. ¿Usted cree que a esa camada de millonarios les importe la miseria de la gente que dicen representar? ¿Piensa que en verdad trabajarán por el bienestar de los olvidados del Sur? Particularmente creo que lo único que sustancialmente mejorará en los próximos cuatro años, serán los bienes de estos sacrificados legisladores. Anótelo y chequee luego…

******************************************************************************

¿A propósito, qué carajo hacemos con tantos legisladores?

Ya decíamos que la democracia tiene sus encantos, solo que muchos de ellos resultan definitivamente indiscretos. Se trata de un modelo amparado en el denominado sistema de partidos políticos donde se cobijan garrapatas y todo tipo de insectos, criaturas a las que hay que mantener a pesar de sus privilegios y mañas, porque son parte de la naturaleza misma del aparato burocrático. Por eso se convierte en real y posible el hecho de que en un país pequeño como el nuestro, nos demos el lujo de pagar 32 senadores y 190 diputados, sin que tengamos muy claro los beneficios que recibimos como ciudadanos. Esa partida de desocupados privilegiados desgarra las costillas del pueblo con más de 10 mil millones de pesos al año, a pesar de que están agrupados en bloques y esos bloques tienen un vocero que habla a nombre de todos, de manera que para lo único que sirven todos estos políticos disfrazados de supuestos representantes del pueblo, con muy raras excepciones, es para levantar la mano cuando se trata de aprobar o rechazar algo. Y no hay que olvidar que en muchas ocasiones levantar la mano para una cosa u otra también representa una manera de aumentar los ingresos. Pero así es la democracia, permisiva, puta para los putos, mentirosa y chabacana, lo que favorece el despilfarro de tantos recursos que debieran destinarse a causas verdaderamente justas. Total, esos legisladores en su inmensa mayoría no residen en las demarcaciones que dicen representar, no interactúan con los pobladores de estas y muchos menos se involucran en las soluciones de las necesidades y problemas de sus representados. Alguna vez deberá analizarse esta desfachatez y tal vez entonces nos demos cuenta de que no necesitamos más que un diputado por cada circunscripción. Eso sí, un vocero de la demarcación, de sus gentes y sus demandas, no un vocero de un partido que no solo se aprovecha de la gente.

**********************************************************************************

Del Plan de turismo interno a un fondo vacacional

El presidente Luis Abinader anuncia el Plan de turismo interno.

Faltando apenas unos días para que inicie la reapertura de los hoteles del país, el primero de octubre como lo pidiera el presidente Luis Abinader, se anuncia la puesta en marcha del “Plan de Incenti­vo al Turismo Interno”, una iniciativa que ofrecerá importantes facilidades a familias promedio con dos adultos y dos niños, que disfrutarán de hoteles con categoría inter­nacional a tarifas muy bajas y sin intereses. El plan está previsto arrancar el primero de octubre y en él se involucran actores importantes como los agentes de viajes, los bancos, los turoperadores y autorida­des del sector turístico pú­blico y privado. La iniciativa resulta doblemente atractiva y por tanto plausible: por un lado, es una apuesta a la reactivación de la economía criolla y, al propio tiempo, hace posible que el blanco de público al que está dirigido tenga la oportunidad de vacacionar tras soportar las dificultades que nos impusiera la pandemia. Este pudiera ser el punto de partida para que posteriormente, una vez evaluados sus resultados, tanto el sector público como el privado se interesen por establecer un fondo para el fomento y disfrute de las vacaciones anuales de sus respectivos empleados. En nuestro país no se ha creado nunca un plan de esta naturaleza, no ha habido interés por fomentar el disfrute de las vacaciones de manera que el empleado y su familia tenga oportunidad de al menos conocer su propio país, hacer turismo interno, disfrutar la belleza y atractivos de que disponemos y que la inmensa mayoría, debido a su situación económica, no disfruta y desconoce. Sería interesante que el gobierno y el empresariado analicen esta alternativa y busquen la manera de como pueda hacerse posible.

 

 

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply