¿Por qué Danilo huyó de la Asamblea Nacional?

0

Por Tony Espinal

Tony Espinal

Diversos sectores  han especulado en exceso sobre la inasistencia del ex presidente Danilo Medina a la Asamblea Nacional. En todo caso,  el origen de esta especulación se fundamenta en los argumentos  increíbles y fantásticos expuestos por el gobierno saliente para justificarla el escape. Pues,  alegó  que la misma se debió a la pandemia que afecta a la República y al mundo. Sin embargo, el presidente, meses antes, recorrió el país por los cuatro costados en plena campaña electoral. O sea, se movió entre las  multitudes sin reparo al  virus.

En otros términos, descartaron esa explicación pueril. Lo que dió razón para que algunos pensaran que se trataba de una  cardinal evasiva que  tenía sus raíces en el discurso que pronunciaría el presidente electo, licenciado Luis Abinader Corona. Pero, preliminarmente, sabían que  Abinader no iba degradar la solemnidad de la Asamblea con un discurso destemplado e inmoderado. Por eso, no había pretexto ni alegato  para la estampida.

Otros, insisto, reflexionaron de que el ex mandatario había puesto al desnudo sus características huidizas y escurridizas. Estiman que esas peculiaridades le impidieron   valorar la  importancia y la trascendencia histórica que implica su escapatoria de un acontecimiento de la magnitud  mundial de la  Asamblea Nacional.

Tras la razón del hecho, por supuesto, es oportuno tomar en consideración algunos acontecimientos aislados que de alguna manera pudieron estimular la decisión del licenciado Danilo Medina para  albergar terror  a la Asamblea Nacional.  Naturalmente, no será  posible enumerar todos los pensamientos en torno a la ausencia del ex mandatario. Sin embargo, podemos citar algunos casos primordiales cuasi influyentes en la desconfianza y el  miedo que experimentó  para tomar la inesperada  decisión.

Pongamos por ejemplo, el papel oposicionista que desempeñó La Marcha Verde. No hay dudas, Danilo Medina recorrió su primer mandato sin aprensión ni temor. Pero, en el segundo período apareció el movimiento Marcha Verde. Y también los jóvenes que por semanas se conglomeraron en La  Plaza de la Bandera. Además, conocemos como su fuerza social y opositora agresiva  gravitó en la geografía nacional.  Estas agrupaciones de la sociedad civil reclamaban castigo para los corruptos y el cese de  la impunidad que, según ellas, capitaneaba Danilo  Medina.

Inclusive, en los últimos años, las organizaciones políticas y de la sociedad civil que integran el colectivo antes señalado decidieron constituirse en querellantes con el objetivo de preparar un proceso judicial contra los supuestos  funcionarios y políticos corruptos del gobierno morado.

Y más aún, miembros de esas organizaciones en su rol  oposicionista se presentaron, algunos días antes de Luis Abinader asumir el mando,  en  la inauguración de la terminal de autobuses en Santo Domingo Este. En esa actividad vociferaron y gritaron “lo queremos preso” para que el entonces presidente,  que estaba a distancia mínima, lo   escuchara. Además, en el momento que se desarrollaba la  inauguración, lanzaron una bomba lacrimógena próximo al lugar donde estaba Danilo Medina. En ese instante, se vivió momentos  de  angustia e incertidumbre en esa actividad oficial.

Todavía más, tan pronto se conocieron los resultados de las elecciones generales que daban  ganador al licenciado Luis Abinader. El virtual ganador se presentó al local de campaña del PRM. Allí, en un discurso improvisado  se dirigía a la concurrencia. Inmediatamente comenzó la perorata, se  escuchaban voces que decían” lo queremos preso”, refiriéndose, obviamente, al licenciado Danilo Medina.

A fin de cuentas, en cierto modo,  hay persistencia en la demanda. A eso se adhiere que  el ex Jefe del Estado manejaba un informe fidedigno de que la consigna que esgrimían y  blandían  los opositores  la llevarían a la Asamblea Nacional. En este caso, no como simple demanda tirada al viento sino como ejecución de la misma. Según una fuente de entero crédito.

Esa fuente relató que  a Danilo lo pusieron en antelación de la posible realización de un  plan en su contra. Y que  el mismo estaba dirigido por  sectores de la sociedad civil y políticos  contrincantes. Además, que eran conocidos  puesto  que  desarrollaron  una oposición belicosa  y virulenta. Pues bien, el propósito consistía en  sacarlo preso del Congreso Nacional. Reitero, según la fuente.

La urdimbre  se ejecutaría  inmediatamente concluyera la Asamblea.  Para consumar el hecho, se colocaría una muchedumbre  en el entorno del Congreso Nacional para facilitar la detención  y apresamiento. Así es, que  visto el supuesto procedimiento  se arrebataría  y desposeería el imperio de  la ley  y se  instalaría en manos hostiles al ex mandatario.

A veces,  la pasión y la indignación   nos  conducen  a desconocer  que vivimos en un Estado de Derecho. Así pues, el Código Procesal Penal  establece que “la forma como se ejerce el poder se rige por los mandatos que emanan del orden jurídico vigente”.

Así que, en el caso fortuito  de  que Danilo Medina hubiese asistido a la transferencia  de mando; tengo la seguridad de que  no se podría prevenir lo que podría  acontecer al término de la Asamblea. Porque ¿quién controlaría una masa enardecida y frenética?  Y, por demás, coincidente  políticamente con el nuevo presidente. Desde luego, cualquiera en  esa potencial situación  correría con los pies en el Pescuezo.

Por consiguiente, recordamos de  la historia hípica dominicana al legendario Caballo Felo Flores que por sus hazañas  en la pista se convirtió en un ídolo de la fanaticada  hípica criolla.

En efecto, Danilo Medina, superó con creces en términos de velocidad al histórico y admirado  ejemplar.  Hasta el extremo de  que Simón Alfonso Perbemto, gloria de la narración hípica dominicana, perdía  de vista al caballo morado por la extraordinaria velocidad que desarrollaba en la pista.  Por tanto, el ex Primer Ejecutivo de la Nación emplumó. Pero, no en vano  sino que huyó para contarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply