El masoquismo criollo

0

Santos Aquino Rubio     

El país ha incurrido en grandes deudas y sacrificado capítulos económicos importantes, bien manejados o no, para hacer frente al mal con medidas preventivas y acciones curativas, que nos dejarán por mucho tiempo un amargo sabor y fuerte dolor de cabeza.

El aumento en las cifras de muertos y contagiados es constante y la gente no quiere entender que este virus maldito solo se evita estando en cuarentena o cumpliendo estrictamente las medidas sanitarias preventivas, incluyendo el toque de queda dispuesto por las autoridades administrativas.

¿Cuándo vamos a entender que el otro también tiene derechos y que yo debo respetar sus deseos de protección y de vivir, no saliendo a las calles descuidados para contagiarse y luego transmitir el virus a criaturas inocentes y personas vulnerables?

¿Qué hace tanta gente en las calles luego del toque de queda, bebiendo, jugando, alegadamente trabajando y en otras diabluras, incluyendo a niños cuyos padres son terriblemente irresponsables, desafiando la autoridad y las disposiciones oficiales? Aunque parece que los guardias y policías ya están cansados.

Además del toque de queda, las actuales autoridades administrativas, aunque van de salida, deben pensar en el país y ser enérgicas en hacer cumplir las medidas emanadas de decretos y otras disposiciones con el objetivo de hacer menos pesada la carga que, inesperadamente ha puesto la pandemia en los hombros de todos.

De alguna manera, hay que lograr que la curva del covid-19 se incline hacia abajo y, la mejor acción es la de lograr el respeto de la gente a las disposiciones o hacer que los violadores, sin caritas lindas, sean sancionados como manda la Ley. Dios está con nosotros, dejemos el masoquismo.

El autor es periodista y abogado.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply