Golpe de Estado en Bolivia, un cambio brutal vacío

0

Henry Polanco

Los pueblos en su devenir histórico tienen experiencias nefastas y de retrocesos dolorosos, sobre todo cuando los paradigmas de cambio se basan en manipulación, engaños y vampirismo de intereses personales.

Resulta que la democracia, en cuyo nombre los opositores a Evo Morales y a su Movimiento al Socialismo (MAS), apoyados por varios sectores de la clase media y algunas organizaciones indígenas, hicieron un golpe de Estado con la asesoría de Washington, de su servil Organización de Estados Americanos (OEA) y con la complicidad de Bruselas,

Se convirtió enseguida en una dictadura del Gobierno de facto, sin precedentes en pleno siglo XXI, y sin hablar de las atrocidades cometidas contra la libre expresión. Y libertad de organización. Y culto que tantos suelen tutelar las organizaciones de derechos humanos.

Y no se podía esperar otro resultado después de que la dictadura transformó a Bolivia, de ser un país con una economía modelo, en un país de mendigos suplicando préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La economía golpeada por la pandemia está colapsando, igual como las instituciones públicas bolivianas.

La tasa de desempleo está creciendo y ha afectado especialmente al sector de microempresas, donde ya alcanzó el 45%.

La represión se convirtió en pan nuestro de cada día, los derechos humanos son constantemente suprimidos bajo la consigna oficial de «cárcel a quien se oponga»,

El uso de falsos positivos hizo que lentamente Bolivia empezara su descenso al pasado, donde la desigualdad, la injusticia y el racismo imponían sus reglas.

Debido a la mala gestión gubernamental no se ha logrado concretar ni siquiera un plan coherente para combatir el coronavirus, cuya expansión no ha sido controlada hasta ahora.

Un enorme déficit de respiradores y material de biodiversidad en medio de denuncias de corrupción en la compra de los equipos médicos han agravado la situación sanitaria en el país.

Pero mientras todo eso ocurre en lastres de desesperación y de antagonismos los medios sólo tratan de promover la agenda política que trazan desde Washington, y no se ve por ningún lado la democracia pisoteada y echada en la basura por los neofascistas bolivianos un verdadero rostro de lo que significa desaparecer a toda costa el pensamiento bolivariano de Sucre y Bolívar.

Quedo claro que el principal objetivo por el cual Estados Unidos se ha esforzado en controlar a Bolivia es para obtener acceso directo e ilimitado a sus amplísimas riquezas naturales, que bajo el mandato del expresidente Evo Morales fue declarado tesoro nacional de todo el pueblo boliviano.

La Conducta que explica que, durante los 14 años de mandato presidencial, el líder indígena haya disfrutado del más alto de nivel de confianza en la ciudadanía boliviana, ya que se demostró por el diario New York Times. Del manejo sedicioso del organismo de Colonias OEA.

Facilitado también por soluciones efectivas de su gobierno, no sólo promesas, en el ámbito de problemas socioeconómicos, especialmente dirigido a dar satisfacción a las necesidades de los sectores más desposeídos, especialmente la población indígena, que representa el 55% de los ciudadanos de la república.

Como parte del gobierno de Morales , el actual candidato a la presidencia de Bolivia por el MAS, el economista y catedrático Luís Arce Catacora fue Ministro de Economía entre los años 2006 al 2017 y algunos meses del año 2019 y bajo su gestión, con acciones consideradas hábiles y profesionales pudo garantizar, que en los últimos ocho años la economía nacional creciera anualmente con un promedio de un 5%, las reservas de oro y divisas aumentaron significativamente y se mantuvo la inflación en cero.

Es esa constatación es la que genera confianza en la dupla presidencial boliviana conformada por el mismo Luis Arce y David Choquehuanca, aunque sabemos qué el matadero electoral esta previsto y que la endemoniada OEA hace todo los posibles esfuerzos para la popularidad de Evo Morales sea descalificada. Por el Siniestro Almagro, conjuntamente con los dueños de medios, carajos sin principios de cara al chantaje electoral.

¡VIVA Evo Morales, VIVA Chávez, VIVA Maduro!

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply