Siguen protestas violentas EE.UU.; arrestan hija del alcalde NY

0

Reportan el arresto de la hija del alcalde de Nueva York mientras protestaba por la muerte de George Floyd

De acuerdo con medios locales, Chiara de Blasio, de 25 años, fue esposada por bloquear el tráfico en una calle del Bajo Manhattan y por negarse a dispersarse de una manifestación.

Chiara de Blasio, hija del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, fue arrestada en la noche del sábado en medio de las protestas por el asesinato de George Floyd, el afroamericano que murió a manos de la Policía a principios de la semana pasada en Mineápolis.

De acuerdo con el diario New York Post, Chiara, de 25 años, al parecer fue esposada por bloquear el tráfico en una calle del Bajo Manhattan —cerca de la plaza Union Square— y por negarse a dispersarse de una manifestación, declarada como ilegal. Fuentes policiales, citadas por el medio, aseguran que en medio de la detención la joven no reveló su parentesco con De Blasio, pero la dirección de residencia que entregó correspondía a la del alcalde neoyorquino.

Chiara fue procesada, recibió una orden para comparecer ante un tribunal penal y posteriormente fue puesta en libertad. El ayuntamiento de la ciudad se negó a comentar el asunto de inmediato. El alcalde aún no se ha pronunciado con respecto al informe.

Se calcula que el incidente ocurrió aproximadamente una hora antes de una rueda de prensa en la que De Blasio había expresado su agradecimiento y respeto por las protestas pacíficas, pero había declarado que ya era «hora de que la gente regresara a casa».

Las protestas en Nueva York se producen al poco de las  manifestaciones del pasado miércoles en Los Ángeles (California). Mientras tanto, en Mineápolis, donde comenzaron pacíficamente, han pasado a enfrentamientos directos y violentos con la Policía y en partes de la ciudad hubo actos de saqueo y vandalismo.

Sexto día de protestas en EE.UU.: cómo la muerte de George Floyd sacudió a todo el país

Cuando aún se estaban limpiando los escombros de los disturbios del día anterior, con algunos hechos de violencia y delincuencia aislados durante manifestaciones pacíficas en gran medida provocadas por los homicidios de afroamericanos a manos de la Policía, el domingo EE.UU. volvió a estar envuelto en una serie de protestas.

Desde Boston hasta San Francisco, indignados por la muerte del afroamericano George Floyd el lunes a manos de un agente blanco volvieron a salir a las calles.

Algunas ciudades cerraron las calles e impusieron toques de queda tras días de agitación. La gente saqueó tiendas a plena luz del día en Filadelfia y Santa Mónica, y un camión cisterna embistió a una multitud que bloqueó una carretera en Mineápolis. Los manifestantes se subieron al camión, y la Policía acudió para despejar la carretera.

Las protestas rápidamente se extendieron por todo el país, registrándose en decenas de ciudades. Policías y manifestantes pacíficos por igual exhortaron a poner fin a la violencia, asegurando que únicamente perjudica a la causa y obstaculiza las exigencias para que se haga justicia y se apliquen reformas.

La escala de las protestas, de costa a costa y en una sola noche, rivaliza con las manifestaciones históricas que se registraron en las épocas de la lucha por los derechos civiles y la guerra de Vietnam.

Alrededor de 5.000 elementos de la Guardia Nacional se desplegaron en 15 estados y en la capital, y al menos 40 ciudades, además de Washington D.C., impusieron toques de queda en respuesta a los brotes de violencia, mientras en Arizona, Texas y Virginia se decretó el estado de emergencia para autorizar una respuesta más eficaz y potente.

Para comprender mejor la escala de las protestas, a continuación está la lista de los estados donde está en vigor el toque de queda:

  • Arizona (toque de queda en todo el territorio decretado por una semana)
  • California (en el condado de Los Ángeles, San Francisco, Beverly Hills, Santa Mónica, West Hollywood, San José)
  • Colorado (Denver)
  • Distrito de Columbia
  • Florida (Miami, condado de Orange, Jacksonville, Orlando)
  • Georgia (Atlanta)
  • Illinois (Chicago)
  • Indiana (Indianapolis)
  • Kentucky (Louisville)
  • Míchigan (Detroit)
  • Minesota (Mineápolis, Saint Paul)
  • Misuri (Kansas City)
  • Nueva Jersey (Atlantic City)
  • Nueva York (Rochester)
  • Ohio (Cincinnati, Cleveland, Columbus, Dayton, Toledo)
  • Oregón (Portland, Eugene)
  • Pensilvania (Filadelfia, Pittsburgh)
  • Carolina del Sur (Charleston, Columbia, Myrtle Beach)
  • Tennessee (Nashville)
  • Texas (Dallas, San Antonio)
  • Utah (Salt Lake City)
  • Virginia (Richmond)
  • Washington (Seattle)
  • Wisconsin (Milwaukee, Madison)

En Mineápolis, policías locales, estatales y miembros de la Guardia Nacional tomaron las calles poco después de que entrara en vigor el toque de queda a las 20:00 del sábado (hora local) para dispersar a los congregados. El despliegue de fuerza se efectuó después de tres días en que la Policía evitó, en la mayor parte, enfrentamientos con los manifestantes, y después de que el estado ordenara el despliegue de más de 4.000 efectivos de la Guardia Nacional en la ciudad. Las autoridades informaron que la cifra aumentaría a casi 11.000.

El presidente Donald Trump pareció aplaudir las tácticas más estrictas, encomiando el despliegue de la Guardia Nacional en Mineápolis, y señaló que a la Policía de la ciudad de Nueva York «se le debe permitir hacer su trabajo».

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply