Perros detectan COVID-19 con el olfato

0

Perros detectan COVID-19 con el olfato en proyecto piloto

Como parte de un proyecto finlandés, perros aprendieron a detectar a pacientes infectados con la COVID-19. En el futuro, los perros podrían detectar personas infectadas en ancianatos o en aeropuertos.

En un estudio piloto en la Universidad de Helsinki, a perros entrenados como asistentes de diagnóstico médico se les enseñó a reconocer con el olfato la enfermedad COVID-19, causada por el nuevo coronavirus. Y aprendieron con un éxito sorprendente: después de unas pocas semanas, los primeros perros pudieron diferenciar con precisión las muestras de orina de pacientes con COVID-19, de las muestras de orina de individuos sanos.

«Tenemos una sólida experiencia en el entrenamiento de perros detectores de olores relacionados con enfermedades. Fue fantástico ver cuán rápido los perros localizaron el nuevo olor», dijo la directora del grupo DogRisk, Anna Hielm-Björkman. Después de poco tiempo, los animales identificaron la orina de las personas infectadas por el nuevo coronavirus, conocido como SARS-CoV-2, casi tan confiablemente como una prueba de PCR estándar.

Los científicos finlandeses ahora están preparando un estudio aleatorio en el que los perros olerán una mayor cantidad de muestras de pacientes. Solo entonces, y en caso de resultados plausibles, las pruebas olfativas se utilizarán en la práctica clínica.

Perros durante el entrenamiento para detectar COVID-19Perros durante el entrenamiento para detectar COVID-19

Hallazgos importantes para otros equipos

Los resultados muy rápidos y prometedores de Finlandia también son importantes para otros equipos de investigación, como los de Gran Bretaña y Francia, que están entrenando perros rastreadores para detectar COVID-19.

Científicos del Centro Alemán de Asistencia Canina (TARSQ) también esperan aprovechar  los resultados del proyecto finlandés.

«Nadie podía decirnos con certeza si llevar a cabo estos experimentos con el virus era peligroso o no para humanos y perros. Queríamos recopilar más información antes de comenzar a entrenar, porque los virólogos alemanes nos aconsejaron que no lo hiciéramos; después de todo, se sabe muy poco sobre el virus hasta ahora «, explica Luca Barrett, de TARSQ.

¿De dónde viene el olor característico?

Todavía no está claro qué sustancias en la orina producen el olor aparentemente característico de la COVID-19. Dado que el SARS-CoV-2 no solo ataca los pulmones, sino que también daña los vasos sanguíneos, los riñones y otros órganos, se supone que el olor a orina de los pacientes también cambia. Esto es algo que los perros, con sus órganos olfativos altamente sensibles, notan de inmediato.

Ciertas enfermedades parecen tener una firma olfativa específica que los perros entrenados pueden detectar con asombrosa precisión, dijo Barrett.

«Según un estudio, los perros pueden detectar el cáncer de mama con una probabilidad del 93 por ejemplo, por ejemplo, y el cáncer de pulmón, con una probabilidad del 97 por ciento», agregó.

Los perros también pueden identificar el cáncer de piel, cáncer de colon, cáncer de ovario o cáncer de próstata de manera muy confiable, según Barrett. «La tasa de éxito, que no fue tan buena en los primeros días de entrenamiento, ha aumentado enormemente en los últimos años», dice ella.

Luca Barrett, del Centro Alemán de Asistencia Canina Luca Barrett, del Centro Alemán de Asistencia Canina

La tasa de aciertos es crucial

Además del cáncer, los perros también pueden detectar la enfermedad de Parkinson. Los enfermos de Parkinson huelen diferente incluso años antes de tener la enfermedad. «Así surgió la idea de entrenar perros como un sistema de alerta temprana para el Parkinson», dice Barrett.

Los perros también están entrenados para detectar la malaria, pero la tasa de aciertos aún no es satisfactoria. Hasta ahora, los perros reconocen a siete de cada 10 personas infectadas, lo que no es suficiente.

Perros de rastreo entrenados

La capacidad de los perros para oler es aproximadamente un millón de veces mejor que la de los humanos. Los humanos tienen alrededor de 5 millones de células olfativas, en comparación con 125 millones de los perros «salchicha» y 220 millones de perros pastor alemán.

Los perros también inhalan hasta 300 veces por minuto en respiraciones cortas, lo que significa que sus células olfativas reciben constantemente nuevas partículas de olor. Además, las narices de los perros diferencian entre derecha e izquierda. Este sentido del olfato espacial permite a los animales seguir un rastro más fácilmente.

Durante las sesiones de entrenamiento, cada perro es entrenado para detectar un aroma específico:  el olor de una droga, un explosivo o, como aquí, la huella olfativa de una enfermedad específica. Esto significa que un perro no puede reconocer varios tipos de cáncer.

Tan pronto como han identificado el olor que están buscando, los perros escuchan un clic y reciben un regalo. Están capacitados de manera confiable para el olor único en este principio de recompensa.

Gran potencial, gran escepticismo

Los perros de detección de drogas y explosivos se han utilizado durante algún tiempo. Pero los perros médicos entrenados para la detección de olores ahora también trabajan en hospitales. Por ejemplo, huelen los cuerpos de pacientes con sospecha de cáncer de piel para tratar de detectar la enfermedad, solo con el consentimiento de los pacientes, por supuesto.

Sin embargo, hasta ahora solo hay muy pocos perros de detección médica. Los dueños de perros casi siempre trabajan voluntariamente y los perros rastreadores entrenados viven en hogares normales. Existe un gran escepticismo, especialmente entre los médicos tradicionales y las compañías de seguros médicos, a pesar de que las primeras indicaciones dadas por el perro deben ser seguidas por otras pruebas médicas de todos modos y la detección temprana del cáncer podría ahorrar mucho tiempo y costos.

Perros detectan ya olores específicos en los aeropuertos alemanesPerros detectan ya olores específicos en los aeropuertos alemanes

Posibles aplicaciones con el coronavirus

Si se confirman los hallazgos de Finlandia, los perros rastreadores con su sentido del olfato extremadamente sensible podrían ser de gran ayuda en la lucha contra el nuevo coronavirus.

Luca Barrett, de TARSQ, considera muy probable que perros rastreadores de coronavirus sean utilizados en un futuro, en situaciones donde existe un alto riesgo de infección. Por ejemplo, las personas que asisten a partidos de fútbol y otros eventos importantes pueden ser revisadas antes de ser admitidas a estadios o conciertos.

Los perros también podrían ser empleados en los aeropuertos para olfatear a personas que ingresan a un país. «Cuando los perros bajan la cola, pueden detectar si alguien está sano y pueden ingresar al país. Pero si una persona presenta el aroma de la COVID-19, las autoridades podría enviar a esa persona a un centro de pruebas de coronavirus para confirmar el indicio», dice Barrett. Esto se debe a que todavía se necesita una segunda prueba para confirmar la detección inicial del olfato del perro.

Barrett dice que los perros también podrían usarse para buscar el virus en superficies. Por ejemplo, antes de que los pasajeros aborden un avión, un perro puede verificar primero si la máquina está libre de SARS-CoV-2. Se planean medidas similares para las cirugías médicas, o ancianatos que han tenido que ser evacuados debido a los casos de COVID-19. Antes de que se vuelvan a usar, un perro rastreador podría verificar si el ambiente está ‘limpio'».

Fuente.-https://www.dw.com/es/perros-detectan-covid-19-con-el-olfato-en-proyecto-piloto/a-53597377

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply