El 9-1-1 corretea con pantalones largos a sus seis años

0

Por Angela Genao

Las respuestas oficiales a las emergencias experimentan una transformación exponencial de lo cualitativo y cuantitativo en República Dominicana, fenómeno que tiene como punto de partida la puesta en operación del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, en mayo del año 2014.

No existía hasta entonces una estructura con la capacidad de articular las atenciones requeridas por la ciudadanía, razón por la que los casos de emergencias tenían que reportarse a más de 40 números telefónicos, que operaban en el país sin coordinación ni protocolos de actuación.

La promulgación de la Ley 140-13, iniciativa del presidente Danilo Medina, marcó el rumbo hacia la puesta en marcha de una plataforma única que, seis años después, concentra y coordina quince instituciones oficiales, entre las que se destacan Salud Pública, Policía Nacional, Bomberos y Autoridad Metropolitana de Transporte, así como a más de 900 profesionales de diferentes áreas.

La excelencia de los primeros resultados y el elevado nivel de aceptación ciudadana a sus tres meses de funcionamiento, inició en el Distrito Nacional el 30 de mayo 2014, fueron motivos suficientes para que el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, anunciará en agosto de ese mismo año la expansión del 9-1-1 a Santiago de los Caballeros y la región Norte del país.

La vasta carpeta de logros y la destreza exhibida en su breve caminar, no solo le validaron para andar en pantalones lagos, sino para aspirar a expandir sus pasos por nuevos territorios. De ahí que en julio del año 2017 fuera promulgada la Ley 184-17, que deroga y sustituye la  anterior 140-13, con el propósito de continuar “con el fortalecimiento del marco jurídico que integra y regula la gestión estratégica, el seguimiento y control de manera unificada de respuesta a incidentes de seguridad y emergencias”.

A pesar de que uno de sus mayores logros radica en superar el desorden y concentrar las respuestas a las emergencias en una sola forma de contacto, el 9-1-1 se traduce hoy en confianza, seguridad y ahorros tangibles para la ciudadanía al operar de forma gratuita y permanente todos los días de la semana.

A la vez, sus impactos destacan en la preservación de la vida a millones de dominicanos, que ahora son trasladados hasta los centros de salud con seguridad, mejores condiciones y asistencia oportuna, lo que disminuye los niveles de mortalidad y morbilidad.

Alcance de sus servicios a la ciudadanía            

Desde que fuera instalada su sede en el Distrito Nacional el 30 de mayo del 2014 e iniciadas sus operaciones al día siguiente, registrándose la primera llamada de emergencia a las doce de la medianoche, la nueva plataforma no ha tenido un minuto de pausa y sus beneficios se mantienen ascendentes con el paso de los años.

El portal “Datos Abiertos” del Gobierno Dominicano, que coordina  la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental, proporciona información y estadísticas actualizadas que permiten conocer, (a profundidad y en detalle), las operaciones del 9-1-1 a lo largo de sus años seis de existencia.

A través de un minucioso cotejo y análisis de datos correspondientes a las actividades desplegadas por la institución en el período 2017-2019, se cuantifica un volumen general de 2 millones 946 mil 123 respuestas a diversos casos de emergencias, asistencias viales, denuncias de ruido y otros.

La mayor cuota de incidencia en función de respuestas se concentra en la Policía Nacional, Salud Pública, Obras Públicas, la Dirección General de Seguridad, Tránsito y Transporte Terrestre y los Cuerpo de Bomberos del país, aunque también son enlazadas otras importantes dependencias gubernamentales.

De las estadísticas disponibles en el portal citado no solo se puede apreciar el volumen de los servicios prestados, sino medir el ritmo anual de crecimiento de estos y el compartimento del desempeño particular de cada una de las instituciones aglutinadas en el 9-1-1.

Uno de los ejemplos más puntuales tiene que ver con la Policía Nacional. En 2017 participó en 237 mil 329 casos, en 2018 incrementó a 452 mil 983 y para 2019, sus servicios se elevaron a 637 mil 481. Entre 2017-2019 la institución atendió 1 millón, 328 mil 153 casos de emergencias en todo el país.

Mientras, en el periodo bajo estudio, Salud Pública totalizó 952 mil 123 procedimientos, Obras Públicas 364 mil 950, la Dirección General de Seguridad, Tránsito y Transporte Terrestre 147 mil 932 y los bomberos participaron en 71 mil 489 casos. Otras instituciones enlaces alcanzaron 81 mil 116 acciones.

A pesar de que sectores al principio albergaron dudas respecto a la sostenibilidad y eficacia del nuevo sistema de atención a las emergencias, el 9-1-1 se ha consolidado en sus primeros cinco años de funcionamiento, expandiéndose tanto en cobertura como en la calidad y eficacia de sus servicios.

En su rendición de cuenta el pasado 27 de febrero de este año 2020,  el presidente Danilo Medina afirmó que “el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 alcanza ya más del 85% de nuestro territorio”, destacando que hoy millones de dominicanos “dan por hecho que, si tienen una emergencia a cualquier hora del día o de la noche, en un lapso de 5 a 8 minutos tendrán una unidad especializada del 911 a su lado”.

Ciudadanía satisfecha

El portal de Datos Abiertos recoge estadísticas acerca de las encuestas de satisfacción que aplica el 9-1-1 a la ciudadanía y que tienen que ver con los servicios prestados en el periodo 2017-2019. La iniciativa pone énfasis en el trato, velocidad de atención y calidad del cada servicio ofrecido a requerimiento del ciudadano.

Los resultados confirman los altos niveles de satisfacción que la ciudadanía manifiesta ante el accionar del sistema 9-1-1.  Para diciembre de 2017 se expresaba en un 91 por ciento y para el cierre de los años 2018 y 2019, el nivel alcanzó un 92 por ciento.

Las cifras representan la expresión de reconocimiento popular e identifican al 9-1-1 como un programa que, a pesar de ser gestionado por el sector público, goza de altos niveles de credibilidad y fe pública.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply