Dominicana, una media isla con atractivos turísticos y culturales propios de un continente

0

República Dominicana es tan solo un pequeño territorio de apenas 48 mil kilómetros cuadrados. No más que una media isla donde, eso sí, la extensión territorial se hace inmensa al multiplicarse con las bondades de sus atractivos turísticos, sus paisajes, manifestaciones y reservas culturales; con el calor y hospitalidad de su gente, con el sabor incomparable de su plato bandera y con la pasión que arranca su codiciado mangú.

La pequeña Quisqueya no es más que un dichoso pedazo de naturaleza expresada en cuevas, playas, arena, sol, montañas, picos, oro, ámbar, café, cacao, y que todo unido al ingenio del dominicano, la convierten en tierra del tabaco, del merengue y la bachata, del cigarro y el ron… haciendo de ella también el destino turístico número uno de la región, la residencia principal del golf en el Caribe y toda América Latina, posee 26 campos para práctica de ese deporte, y el lugar donde se ubican los hoteles y resorts que millones de turistas prefieren cada año para vacacionar.

Tal vez por ser tan atractiva y única, quizás la fortaleza de su liderazgo, a pesar de lo pequeño de su espacio, sea el motivo por el cual competidores desleales aprovechan la ocurrencia de casos aislados de fallecimientos de turistas, ocurridos por causas naturales como se ha comprobado, para poner en marcha la aviesa campaña mediática que, en arenas internacionales, busca presentar a República Dominicana como una amenaza para los visitantes.

El propósito es tan claro como la bajeza de las intenciones y ante este tipo de conducta propia de carroñeros que gustan de la carne podrida, la unidad de pueblo y gobierno tiene que levantarse como un solo cuerpo y asumir con dignidad y firmeza, la defensa de lo que hemos ganado como destino preferido en la región.

Ya con sobrada propiedad lo dijo el ministro Francisco Javier García, República Dominicana sigue siendo un país muy seguro y rechazó que se registren “muertes misteriosas, ni masivas de turistas que han visitado este destino caribeño”, como de forma aviesa han publicado medios de comunicación. Pero, además, ha reiterado más de una vez y en distintos escenarios, que el turismo es la locomotora de la economía nuestra por lo que tanto el sector privado como gobierno, agregamos Estado y pueblo, deben asumir su defensa y protección como un solo cuerpo. El turismo es parto de Patria y como dominicanos, la pasión de cualquier género debe quedar relegada al deber de asumir la defensa de lo nuestro.

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply