Abel Martínez cabildea a toda máquina reserva candidatura alcalde

0

REVOLTILLO

Abel Martínez cabildea a toda máquina reserva candidatura alcalde

Un verdadero despelote se pudiera generar en las filas del Partido de la Liberación Dominicana en Santiago de los Caballeros, en caso de que se llegue a materializar el propósito de actual síndico Abel Martinez, en el sentido de que se le reserve la candidatura a esa posición para las elecciones del 2020. Lo que se sabe es que el flamante síndico de Santiago se ha mudado en los últimos días a la ciudad capital y, en compañía de uno de sus padrinos políticos, desarrolla intensas labores de cabildeos con la finalidad de que en Santiago no se celebren primarias y, en cambio, cómodamente se le garantice la continuidad al frente del Ayuntamiento del Municipio. Incluso, desde su entorno se ejerce chantaje al advertir que este no se inscribiría como precandidato en caso de que finalmente se opte por respetar el mandato de las primarias. La presión, que se ejerce dentro del partido, permite varias lecturas siendo la más importante de todas, la inseguridad que tanto el propio Abel Martinez como su equipo político, tienen de batirse con un Fernando Rosa que, aun sin iniciar la campaña, ha crecido de manera sorprendente en aceptación y simpatía, tanto dentro como fuera del PLD. Abel Martínez busca se le reserve porque sabe que no cuenta con la mayoría de los peledeistas para repetir en el cargo; está consciente de que los morados NO asumen su gestión como una administración peledeista, que se sienten excluidos, sin respaldo, pero tampoco con posibilidad siquiera de ser recibidos con atención y dignidad cuando acuden al cabildo en busca de alguna información o servicio. De manera que reservar para Abel Martínez la candidatura a alcalde, no solo sería una estocada a la democracia interna del PLD en Santiago, sino provocar la rebeldía de sus bases que, según las encuestas más recientes, le objetan en cerca de un 68 por ciento. Y la situación a nivel de pueblo todavía es peor, muy a pesar de que se vende una imagen parcial y ficticia de supuestos cambios que hacen a Santiago diferente, solo que todo queda limitado a la limpieza del casco urbano y a la puntura de murales. Basta con entrar en contacto con los agrupamientos comunitarios, con las Juntas de Vecinos o simplemente con la gente del barrio, para conocer el disgusto, la desilusión, el sentimiento de atropello ante lo que entienden como una burla de Abel Martínez por el incumplimiento de las obras pactadas y aprobadas bajo el esquema del presupuesto participativo, pero también por su falta de palabra en lo que respecta al 4 por ciento de género para inversión en salud y educación. Con razón el flamante síndico de Santiago teme como el diablo a la cruz vérsela de frente con Fernando Rosa en unas primarias partidarias, lo que explica su cabildeo en procura de que se le preserve la candidatura de cara a las elecciones del 2020.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Se preparan protestas contra los intentos de reserva a favor de Abel Martinez

Esta columna tiene información de que en las próximas horas se dará inicio a una jornada de movilización y rechazo decidido a las pretensiones de Abel Martínez de alzarse con la reserva de la candidatura a la sindicatura. En el ambiente se percibe un fuerte sentimiento de rechazo a esa posibilidad, el que abarca a la abrumadora mayoría de los peledeistas que consideran el actual incumbente no reúne méritos para ser premiado con una decisión de esa naturaleza. La dirigencia morada tendrá que obrar con inteligencia acerca de este particular porque favorecer una decisión contraria a lo que quiere la base, sin duda provocaría que esta se quede sin estímulo para salir a hacer la campaña, al igual que para acudir a votar solo por los regidores que conformarían la boleta municipal del partido. Y un aspecto todavía peor, favorecer una reserva en las condiciones actuales se interpretaría como una puñalada a las aspiraciones legítimas de consagrados dirigentes peledeistas que, como el caso de Fernando Rosa, tiene más de 40 años de militancia sin pausa y 12 aspirando a convertirse en el legítimo candidato de su organización política a la alcaldía de Santiago. También seria sacrificar los derechos adquiridos por otros consagrados militantes, como el ingeniero Silvio Durán, que está en las calles haciendo el trabajo para que se le tome en cuenta en sus aspiraciones de ser el candidato del PLD a la alcaldía para el 2020. Hay la actitud de no aceptar la reserva y la disposición de enfrentarla en los niveles que se consideren necesarios, para lo que se argumenta que una decisión de esa naturaleza “marcaría al partido como una organización que no ofrece oportunidades, además de que fomentaría la falta de confianza en la militancia morada”. En lo particular entiendo que no tiene sentido militar en una organzacion partidaria si no se te garantizan los derechos de elegir y ser elegido.  En ese contexto, cualquier imposición que signifique sacrificar el derecho de participación en igualdad de condiciones, es una acción inaceptable en toda organización que se presente como democrática, pero que sus prácticas son en esencia excluyentes. Seguiremos con el tema…

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Seguiremos sin desmayos en busca de la unidad de los periodistas

En algunos círculos de amigos y familiares, también uno que otro periodista, se me enrostra la insistencia, la perdedera de tiempo, en pretender unir a los periodistas y de esa manera hacer que su colegio, el CDP, asuma los roles que la ley pone en su camino.

Tengo que confesar que en estos menesteres se me ha indicado la poca disposición de muchos que, aun pudiendo aportar en demasía en aras de estos nobles propósitos, prefieren adoptar posturas mediatintas, expresiones asumidas como si fueran borregos, simples rumiantes que tragan y repiten posiciones elaboradas, terminando como titiriteros, pero ante estas advertencias y consejos reitero que me enorgullece formar parte de un equipo de colegas que en Santiago de los Caballeros ha hecho progresos trascendentales en cuanto a explorar fórmulas que abran las puertas a la unidad de los periodistas, como requisito básico para alcanzar el rescate, relanzamiento y fortalecimiento del CDP como entidad matriz del sector.  Para quienes nos hemos entregado a esta causa a tiemplo completo, a pesar de todo resulta reconfortante recibir el apoyo de un conglomerado compuesto por 257 periodistas colegiados de la Ciudad Corazón, que hicieron suyo el lanzamiento de una proclama nacional para despertar conciencia acerca de la necesidad de provocar una gran concertación, un recuentro de las y los colegiados, para levantar nuestro CDP y colocarlo en el trayecto que lo reencuentre con los propósitos que le dieron origen. Tras ese importante paso, quedó formada una comisión nacional que hará las labores de coordinación de las acciones que serán desplegadas ante los grupos y movimientos que coexistentes al interno del gremio, a los fines de explorar posibles acuerdos. En lo adelante solo resta esperar pruebas de madurez por parte de las cabezas de los grupos enfrentados, quienes tendrán la oportunidad de anteponer la necesaria concertación sobre aspectos programáticos y de principios, a sus intereses e inútiles rencillas particulares. Solo con un CDP unido, fuerte, con veto social y autentica capacidad de representación y poder, no solo haremos valor nuestros derechos, sino convertir en innecesario recurrir a la mendicidad como única vía para socorrer a colegas desvalidos y económicamente desahuciados.  Es penoso que los propios periodistas hayamos convertido en inútiles nuestras entidades, lo que hay que agradecer al hecho de que sacrificamos entendernos y marchar juntos tras metas de corto, mediano y largo plazos que nos rediman como sector profesional y como individuos sociales, mientras nos lamentamos frente a situaciones como la de Juan Modesto a quien el presidente del IPPP visita con frecuencia para al menos darle aliento y compartir pequeñas asistencias, pero que se ha manifestado impotente por no poder garantizarle una pensión que al menos alivie sus precariedades. Eso somos.

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply