Rusia y el fracaso del plan estratégico de la OTAN en el siglo XX1

0
 Henry polanco
El plan estratégico de la OTAN para la desestabilizacion del medio Oriente, que iniciara con la llamada Primavera Árabe en el final cierto del 2010, fue una misión emprendida por el gobierno de Obama con Hillary Clinton a la cabeza, y que buscaba dar un giro al empantanado plan de George Bush luego del  fracaso de Afganistán e Irak,
Sin lugar a dudas se trató de un ensayo de lo que sería el enfrentamiento entre Ucrania y Rusia, en el escenario internacional, y desde esa óptica se puede observar el estado de ánimo  que presenta éste bloque contra Rusia y China, sin que se pueda visualizar una conclusión eficaz de la estrategia occidental, si la OTAN, quisiera el conflicto terminaría de inmediato, pero los intereses que causan estos enfrentamiento y perversidad no les permiten asceder a ese término, que significa su derrota y fracaso en la guerra de rapiña que desarrollan en detrimento del mundo civilizado,
Las guerras imperialistas tienen una función estratégica para sostener la hegemonía occidental basada en el poder militar, además de desarrollar movimientos fascistas que garantizan la jerarquía social de las clases sociales.
Las guerras cumplen además otras funciones: impulsar la industria bélica para animar la languideciente economía liberal, y sostener el sistema financiero mundial basado en el dólar.
Pues, en efecto, el intercambio en el mercado mundial realizado en dólares es la base de la hegemonía financiera estadounidense, y por tanto el fundamento de su potencia económica.
La amenaza de desarrollar el comercio en otras monedas y la realidad cada día más eficiente de ese desarrollo es uno de los motivos de la presión militar sobre el bloque asiático.
La reciente adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN debe verse desde esta perspectiva de sostén financiero, que garantiza la superioridad de occidente en los intercambios comerciales, en el cada vez más desafiado en el mercado mundial por China Rusia e Irán,
Una de las razones por las que la OTAN no progresa en su plan destructivo de Oriente Medio ha sido la intervención de Rusia en la región, que ha protegido a Bachar el Assad y es aliado de Irán, que han jugado un papel importante en la lucha contra los planes iniciado en los gobiernos de Obama, y que no surtieron efectos en el gobierno de Trump,
Las sanciones económicas contra estos aliados no prosperan por el apoyo de la República Popular China que es ya hoy en día la primera potencia económica por muchos aspectos, pero tanto tecnológicos como productivos,
Así, que la OTAN no tuvo más solución que ampliar el frente de lucha a Europa para mantener su plan militar, provocando la guerra de Ucrania, iniciada con el golpe de estado en la supuesta protesta de Maidan en el 2014,
Se trata de desgastar a Rusia para liquidar la resistencia en Oriente Medio y completar el cerco de China. Esta parece ser la razón estratégica del conflicto, que envuelve a un occidente en decadencia,
Las riquezas rusas son otro motivo de la guerra de Ucrania, qué duda cabe, pero esas riquezas han sido ofrecidas a bajo costo a la OTAN desde la mal dada época de Yeltsin, donde el capitalismo liberal entró en la Rusia dormida y cansada con la vieja y desaparecida Estructura de la URSS, que provocó un declive de todas las regiones de Europa del Este Frente a Occidente, pero que la estrategia que primó, fue la división de los Estados soviético mediante propaganda engañosa, que han sembrado el odio, el oportunismo, de la oligarquía, ambición de oligarquía, que fueron controlada por la época de los partidos comunistas que habían inspirado a todas Europa, y el auge enmacipador de los trabajadores, quienes mas tardes fueron engañados por la propaganda de USAID,
La guerra no era necesaria en ese sentido, aunque esas riquezas serían más baratas si estuvieran gestionadas directamente por las transnacionales imperialistas de OTAN . Las guerras del imperialismo occidental son guerras de pillaje, que sólo buscan dominar y controlar los recursos naturales de Otras naciones a través de la división sociales de la clases sociales dominante, hasta que las mismas se les escapan de control, como ha sucedido actualmente,
Y es claro que si la OTAN no ha atacado directamente a Rusia es porque no puede, no tiene capacidad militar suficiente, como se ha demostrado en la guerra siria, que es un ensayo para lo que ahora está pasando en Ucrania, donde se podido observar que bien Putin patio la mesa de los banquetes y prefiere que se rompa las sociedades de los negocios con occidente, es claro que entonces hay otros posibilidades que occidente no configura y se les escapa a la visión derrochista de la OTAN,
Y de la misma manera que la destrucción de Oriente Medio ha traído el desarrollo de movimientos de extrema derecha, que anidaban previamente en algunos estados de la región, la provocación de la guerra de Ucrania se ha apoyado en los movimientos de extrema derecha que vienen desarrollándose en Europa desde hace tiempo, y que tomaron el poder en Ucrania con el golpe de estado de 2014.
La Federación Rusa está gobernada según los intereses de una oligarquía dominante, que es resultado de la conversión de la antigua nomenclatura soviética al capitalismo liberal.
Donde Putin es su representante político, eso es innegable, pero hasta ahora es el liderazgo que necesita la humillada oligarquía de Rusia, que soporta todo el empuje de los oligacas y mafiosos del occidente imperialista, que de aquí que se pueda entender esta guerra como una pugna inter-imperialista por las riquezas escasas del globo, se deben enfatizar los intereses que están llevando a la perdidas humanas de miles de vidas tan cerca del mundo civilizado cristiano, no islámico,
Sin embargo, a esto habría que añadir que el agresor es el imperialismo de la OTAN, y que el imperialismo ruso está defendiendo su territorio.
Los argumentos para defender esta tesis son bien conocidos, porque han sido esgrimidos repetidamente por los políticos rusos, a pesar de que en Occidente hay una gran tergiversación y bloqueo de la información sobre este tema.
 La OTAN ha incumplido sistemáticamente sus compromisos para sostener la paz mundial, con una actitud agresiva y depredadora.
Recordemos que solo es legítima la violencia en defensa propia.
Si analizamos con cuidado las tácticas bélicas empleadas hasta ahora en este conflicto, se puede llegar a la conclusión de que la actitud del ejército ruso ha sido precavida y respetuosa con los derechos de la población en la medida de lo posible-, según la definición de su invasión como ‘operación especial’, y no como guerra abierta.
Por el contrario, queda cada vez más claro que las tropas OTAN, ucranianas en numerosas ocasiones han cometido violaciones de los derechos humanos contra la población civil y contra los soldados rusos, como se pudo comprobar las masacres a sangre fría de soldados rusos en cautiverio y las propaganda como trofeo de guerra, han informado falazmente de los hechos con apoyo de los medios informativos de la OTAN, y están intentando involucrar directamente a la OTAN en una guerra nuclear con la Federación Rusa, que se extendería rápidamente a Asia y podría ser el final de la civilización.
Ejemplos de todo ello serían: la masacre de Bucha cometida por la policía ucraniana y achacada a las tropas rusas, el bombardeo de la central nuclear de Zaporiyia por el ejército ucraniano, las masacres de población rusa en zona ucraniana, el asesinato y la mutilación de soldados rusos prisioneros desarmados, el lanzamiento de un misil sobre Polonia con resultado de dos muertos, entre otros,
Esa actitud irresponsable y soberbia del gobierno ucraniano es propia de los movimientos nazis. Se ha acusado a la Federación Rusa de utilizar también tropas con ideología de extrema derecha, como son los mercenarios del grupo Wagner.
Pero se debe señalar que esta compañía privada de soldados profesionales ha sido creada como imitación de las compañías occidentales de mercenarios, utilizadas desde hace tiempo como instrumento para asegurar la protección de las empresas transnacionales en su extracción de la riqueza de los países desestabilizados y convertidos en estados fallidos, Caso Haití y el asesinato de Moisés
No se puede negar el carácter clasista y liberal de la actual Federación Rusa, si bien el estado ruso parece tener un mayor margen de maniobra frente a la gran burguesía, basándose en la coerción. Es sin duda una economía liberal con importantes sectores productivos nacionalizados, si bien en un grado menor que en China y sin un Partido Comunista capaz de garantizar la construcción de un estado ético,
Pero los fundamentos nacionalista de la Rusia mas la herencia soviética, y los viejos paradigmas que acompañan a la Rusia de los oligarca, más el poderío y cohesión de su poder militar, que superan a los occidentales, impide un ataque de parte del Occidente históricamente heridos, desde los fracasos hasta el napoleonico, hasta el fracaso británico, más la caída de Alemania ante el ejército Rojo, todo es una revancha sin cuartel,
Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply