La UASD, encuestas y elecciones del 15 de junio

0
Editrudis tienes ventajas absolutas que le proyectan ganador matemática y mediáticamente.
Mi Aldea Global
Nelson Reyes Estrella
Desde hace más de 10 años desde  el Instituto Técnico de Investigación en Comunicación y Política (INSTICP) realizo estudios de opinión pública ( encuestas) en el ámbito de la política, durante esos años he realizado investigaciones internas en la UASD y para cargos municipales y nacionales, estos trabajos no son de conocimiento público, pero quienes reciben nuestra investigación tienen la satisfacción por la certeza de las investigaciones realizadas, pues, algunos ocupan el cargo por el cual compitieron.
En la actualidad para hablar de elecciones, hay que ponderar la crisis sanitaria global que cambió la realidad en todo los contextos: políticos, sociales, económicos, culturales, científicos y académicos, en el ámbito de las encuestas resultan complejas, sobre todo, en universos pequeños como en la universidad, donde en algunos centros, recintos y cualquier facultad en vez de una encuesta lo pertinente sería un censo. Es lamentable que en la universidad se trate de crear percepción o influir con sondeos que muchas veces quieren disfrazarse de encuestas, el votante de la UASD no es un votante cualquiera, no es un votante que ejercería su derecho por emociones o por influencias de sondeos, los docentes, sobre todo, votan con conocimiento verificable y por los intereses que dentro de la misma universidad se tejen.
En el contexto académico, debemos analizar el caso de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el su proceso electoral en un momento donde la sociedad vuelve a retomar la normalidad, pero con grandes desafíos que deberán enfrentarse desde las ciencias y con el apoyo de proyectos universitarios que sean capaces de impulsar el desarrollo a través de la innovación y el emprendimiento, para eso la universidad necesita resetearse y abrazar los compromisos que demanda la sociedad.
En el presente texto analizamos el escenario electoral de quién será el próximo rector de la primada de América el 15 de junio, considerando las encuestas y otros factores estratégicos.
Según los datos oficiales consignados en el padrón electoral para elegir las autoridades de la universidad del Estado, hay habilitados 3,211 electores para ejercer el voto; de estos 2,979 docentes,144 son estudiantes, 59 profesores ayudantes y 29 empleados administrativos. En el claustro elector 2018 la participación en el proceso fue de 97.6 % de un padrón de 2898 votantes.
Competencia por la rectoría
En la competencia para rector se enfrentan Editrudis Beltrán, experimentado gerente, académico de ciencias y una larga trayectoria de éxito en la universidad, obtenido escalón por escalón; su imagen irradia una sonrisa y la confianza de un ganador, un intelectual de la Praxis por encima del discurso y como se diría desde su carrera base, la física, le favorece el hecho que todos los astros se alinearan a su favor.
Su contendiente, Jorge Asjana, docente de medicina y actual funcionario de la universidad, también con dilatada experiencia y bajo la sombra de la actual rectora producto de los acuerdos del pasado proceso electoral; sin dudas dos académicos con una vasta experiencia dentro de la universidad.
Las ventajas absolutas de Editrudis Beltran
Por factores internos y externos, Editrudis tienes ventajas absolutas sobre Asjana:
 1- Las encuestas lo dan ganador y las encuestas son la mayor aproximación a la realidad, en término matemático, partiendo de los resultados del proceso anterior (2018), el proyecto Editrudis rector se mantiene prácticamente intacto, y si se suman los dos actuales vicerrectores de la actual administración que han pasado a apoyar a Beltran, significa que, matemáticamente gana la rectoría; es de entender que, desde el poder los pasos no se dan hacia un polo perdedor, sino hacia el ganador y es evidente el paso de los dos vicerrectores se da por la percepción ganadora y por informaciones que pudieran filtrarse desde la gestión actual que pueden tener datos de encuestas que así lo demuestren.
2- El apoyo de diferentes movimientos y ex rectores; algunos de estos concurrieron aliados a la actual gestión pasado proceso que enfrentó a Editrudis y la actual rectora, tales como: Porfirio García Fernández,  Franklin García y movimiento, Nino Feliz y su movimiento, Iván Grullón y su movimiento,  Terrero Galarza y su movimiento, Tiburcio y su movimiento,  Oscar Rosario,  Ramón Valerio y su movimiento, Evarista Matías y su movimiento, movimiento  GENERATIO NOVA, Frente de Profesores Moderno, y los actuales vicerrectores, el Dr. Pablo Valdéz y su movimiento y el Dr. Antonio Medina y su equipo y otros que no se mencionan en este articulo o que aún no lo han hecho público.
3- En el contexto estudiantil, Editrudis recibe el apoyo de los grupos estudiantes: VED4, FESD16, UNER, MED23, Milenio Verde, GEI, PE18, MIVER24 y a eso se suman empleados administrativos; en el caso de los grupos estudiantiles que han anunciado apoyo público, se acumula aproximadamente 100 votos equivalente a más de un 68 por ciento.
4-Otro elemento que se suma a la alta probabilidad de que Editrudis se convierta en rector, es que desde el año 2005, todos los rectores han sido electo en un segundo intento, en el caso del maestro Beltrán, un 2do intento después de haber sido vicerrector durante 3 periodos. Esta concertación académica a lo interno de la UASD es la mayor manifestación de apoyo a candidato a rector en las últimas décadas, de manera que, desde la ciencia de los números es fácil determinar que Editrudis Beltrán matemáticamente gana, por las razones que explicamos.
5- Así mismo, en término mediático Editrudis gana, pues las informaciones que se sirven a través de los medios de comunicación, tanto tradiciones como digitales así lo refieren, como es el caso de las principales redes sociales donde se observa un manejo más estratégico de la imagen del candidato en Instagram y Facebook, así mismo la reseña de programa de gestión y las imágenes que muestran la asistencia de votantes a los eventos. Por consiguiente, lo que queda por analizar es si el fenómeno Editrudis arrasará con todas las vicerrectorías; la mayoría de los decanatos, las direcciones de recintos, centros y las direcciones de escuelas.
Lo que resta es que con el maestro Editrudis gane la UASD, con un rector que aproveche su experiencia y voluntad gerencial y académica para convertir la primera universidad de América en una de la más moderna y organizada del mundo y para colaborar con eso presentamos algunas recomendaciones para la gestión, estas son:
1-Un estudio para determinar causas y consecuencias de las muertes de decenas de profesores en los últimos años, más que por el coronavirus habrán otras causas, como el impacto de la carga académica, incluso, docentes que se jubilan y por las necesidades económicas se mantienen en la docencia por contratación.
2- Crear un plan para favorecer la virtualización y la calidad académica, donde los docentes jubilados tengan espacio para la investigación de problemáticas nacionales, elaborar contenidos para la cada vez más necesaria docencia virtual; es decir, que la reducción de la carga docente sirva para que estos maestros se dediquen a elaborar contenidos novedosos y pedagógicos pertinente para la virtualidad lo que se traducirá en calidad de vida y académica.
3- Un verdadero proyecto de innovación y emprendimiento, creando Centros de Pensamiento Científico y de Innovación Social con un fondo de financiamiento de proyectos que podrían aportar los mismos estudiantes a través de cooperativas estudiantiles o de aportes mínimos voluntarios en la inscripción.
4- Que se cambie la decepción universitaria por carreras técnicas, es decir, ofrecer la oportunidad a aquellos que entran a la universidad permanecen un tiempo y luego se retiran, para que hagan una carrera técnica que le confiera herramientas que le permitan vivir con dignidad.
5- Una reforma electoral para transformar el esquema actual y filtrar lo mejor para los cargos electivos y una competencia más académica e intelectual, menos mediática y sin la carga económica que conlleva el proceso.
6- Una Comisión Nacional de Ética y Veeduría Universitaria, totalmente independiente de las autoridades universitarias (está sería una garantía para la calidad y la buena práctica).
Finalmente, la UASD transita a cumplir su 500 aniversario, y bajo la próxima gestión con Editrudis a la cabeza, cuya impronta de más de 40 años, le ha permitido pasar por toda una carrera docente y gerencial, escalón por escalón, que le aprueba conocer todas las interioridades de la Alma Mater y con esos conocimientos transformarla en una de las universidades más moderna e institucionales del mundo.

El autor es periodista, politólogo, ecologista y PHD en Economía

nelsonreyesestrella@gmail.com
Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply