«La llegada del invierno», Salomé Ureña… Miércoles de Poesía

0

Este jueves 21 de Octubre se celebra en nuestro país el día Nacional de la Poesía en honor al nacimiento de la insigne poetiza dominicana, Salomé Ureña de Henríquez, la cual, junto a su amado esposo e hijos, forman la familia más ilustre de la cultura dominicana.

Salomé Ureña De Henríquez fue una brillante educadora dominicana, innovadora de la educación femenina en su patria que tanto amó. Fue una figura luminosa de la poesía del siglo pasado , tanto en lo épico como en lo lírico hizo grandes aportes, a tal grado que todavía las nuevas generaciones disfrutamos de su bello arte. Escribir poemas fue una de sus grandes pasiones.

La poesía es un hermoso género literario con el cual, desde la antigüedad, el poeta  para expresa sus sentimientos de forma artística. Es la expresión más pura y sublime de la belleza por medio de la palabra hablada o escrita. Ser poeta es un don maravilloso.

A la trayectoria de la destacada Salomé se suma la de su cónyuge Francisco Hilario Henríquez y Carvajal, quien fue un brillante médico, abogado, maestro, excelente escritor y político que llegó a ser presidente de la República Dominicana.

Pedro Henríquez Ureña, primogénito de los esposos Salomé Ureña y Francisco Henríquez y Carvajal, fue un exuberante intelectual, filósofo, crítico literario y famoso escritor, que brilló tanto en su país como en México y Argentina.  Esta última fue su segunda patria donde lo sorprendió la muerte. El referido intelectual llegó a ser uno de los más fecundos exponentes de la cultura literaria.

Maximiliano Adolfo Henríquez Ureña (Max), hijo del referido matrimonio, también fue una figura de alta relevancia en materia literaria, gran escritor, poeta, profesor y un excelente diplomático. Durante su larga vida fue un buen servidor del estado.

Salomé Camila Henríquez Ureña fue la única hija de la familia Henríquez Ureña. En ella se puso de manifiesto la gran cultura y carisma de su madre. Fue escritora, humanista, luchadora feminista, la cual se destacó por su lucha en favor de los derechos de las mujeres. Una educadora consagrada a las enseñanzas de la corriente pedagógica del profesor Eugenio María de Hostos.

POEMA LA LLEGADA DEL INVIERNO

(Salomé Ureña de Henríquez)

Llega en buen hora, mas no presumas
ser de estos valles regio señor
que en el espacio mueren tus brumas
cuando del seno de las espumas
emerge el astro de esta región.
En otros climas, a tus rigores
pierden los campos gala y matiz,
paran las aguas con sus rumores,
no hay luz ni brisas, mueren las flores,
huyen las aves a otro confín.
En mi adorada gentil Quisqueya,
cuando el otoño pasando va,
la vista en vano busca tu huella:
que en esta zona feliz descuella
perenne encanto primaveral.
Que en sus contornos el verde llano,
que en su eminencia la cumbre azul,
la gala ostentan que al suelo indiano
con rica pompa viste el verano
y un sol de fuego baña de luz.
Y en esos campos donde atesora
naturaleza tanto primor,
bajo esa lumbre que el cielo dora,
tiende el arroyo su onda sonora
y alzan las aves tierna canción.
Nunca abandonan las golondrinas
por otras playas mi hogar feliz:
que en anchas grutas al mar vecinas
su nido arrullan, de algas marinas,
rumor de espumas y auras de abril.
Aquí no hay noches aterradoras
que horror al pobre ni angustia den,
ni el fuego ansiando pasa las horas
de las estufas restauradoras
que otras regiones han menester.
Pasa ligero, llega a otros climas
donde tus brumas tiendas audaz,
donde tus huellas de muerte imprimas,
que aunque amenaces mis altas cimas
y aunque pretendas tu cetro alzar,
siempre mis aguas tendrán rumores,
blancas espumas mi mar azul,
mis tiernas aves cantos de amores,
gala mis campos, vida mis flores,
mi ambiente aromas, mi esfera luz.

______________________

Mario Crescencio Burduan

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply