Pandemia pasó a calamidad situación vivían periodistas

0

Los periodistas dominicanos celebran su Día en un contexto de agravamiento de las condiciones laborales y un salario promedio que no alcanza para mejorar su calidad de vida, que ya para 2017 solo representaba el 53 por ciento de lo que reciben sus colegas en América Latina, según el “Análisis del desarrollo mediático en República Dominicana”.

La pandemia del coronavirus ha empeorado la situación con cientos de cancelaciones y suspensiones sin disfrute de sueldo, a lo que se agrega la desprotección social que por igual afecta a sus familiares, así como las pocas oportunidades para reinsertarse al mercado laboral.

Aunque no hay levantamiento alguno que permita apreciar la magnitud del panorama provocado por la pandemia en el sector periodístico, el estudio referido permite partir de lo que prevalecía para el año 2017 y hacer algunas proyecciones del contexto actual.

El “Análisis del desarrollo mediático en República Dominicana”, que se basara en la aplicación de los indicadores de desarrollo mediático de la Unesco y que coordinara el periodista Adalberto Grullón Morillo, advierte acerca de las precarias condiciones laborales y salariales de los/las profesionales del periodismo en el país.

Destaca situaciones en medio de las que los periodistas ejercen su trabajo, entre ellas los bajos salarios, largas jornadas laborales, trabajo peligroso sin la protección debida y multiempleo, lo que advierte afectan la calidad de vida y el ejercicio profesional del periodismo en el país.

“El salario promedio de los y las periodistas dominicanos es de 25.730 pesos mensuales, equivalente aproximadamente a 572 dólares estadounidenses mensuales. Ese salario representa únicamente el 53% del promedio salarial de los periodistas de América Latina y del Caribe, que es de 1.080 dólares estadounidenses mensuales, según una encuesta realizada en el 2013 por cdperiodismo, en 14 países de la región”, revela.

Destaca que a pesar de que la economía dominicana ha crecido de manera sostenida en las últimas seis décadas a un ritmo anual promedio del 5,4%, predominan los bajos salarios, lo que se deja sentir entre los periodistas que “para sobrevivir tienen que aceptar trabajar como freelance, vender publicidad y laborar en dos o más lugares diferentes”.

Afirma que la mayoría de los y las periodistas en ejercicio labora en horarios excesivos que van desde nueve hasta más de 15 horas diarias, lo que ocurre en medio de precarias condiciones laborales que generan cansancio y reducen el rendimiento de los profesionales de la comunicación, lo cual afecta la calidad de las informaciones que sirven los medios.

“El 53% de los y las periodistas de la República Dominicana tienen dos o más empleos, fenómeno que además de afectar la calidad de vida de estos profesionales crea conflictos de intereses en el ejercicio de la profesión”, indica.

Revela que, a partir de las indagaciones hechas, se estableció que solo el 22,9% tiene su segunda fuente de ingreso en otro medio de comunicación y un 20,3% tiene un programa propio de radio y/o televisión. Además, “el 19,2% labora en una oficina gubernamental de relaciones públicas; un 10,5% tiene un diario digital; el 7,1% posee su propia empresa de relaciones públicas y el 6% trabaja en una oficina privada de comunicación corporativa”.

Invasión de usurpadores y cualquierización del periodismo

El citado estudio pone de manifiesto las limitadas oportunidades de formación profesional         para periodistas y destaca que el periodismo es constantemente invadido por profesionales de otras áreas:  empresarios, políticos y personas de insuficiente formación ética y académica.

Esto que explica, “en alguna medida, muchos de los problemas de calidad y de ética que se observa en los medios de comunicación del país. El 43% de quienes ejercen el periodismo en el país carecen de estudios universitarios especializados en comunicación social. Un 10,9% apenas ha completado la educación secundaria mientras que un 11,6% solo hizo algún curso técnico en periodismo. El 13,4% de las personas que practican el periodismo en el país son profesionales de otras disciplinas o carreras”.

Lo peor es que desde el Colegio Dominicano de Periodistas no se realizan los esfuerzos suficientes para cambiar este panorama, lo que solo sería posible convirtiendo el gremio en un verdadero referente de lucha por la regulación del ejercicio del periodismo en el pais.

 

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply