Pandemia llevó a 268,515 dominicanos a pobreza general en 2020

0

La pandemia del coronavirus provocó que en el año 2020 se produjera en República Dominicana un aumento en la pérdida de empleos igual al 23.4 por ciento, lo que llevó a 268,515 dominicanos y dominicanas a la pobreza general.

Según el Boletín de estadísticas oficiales de pobreza monetaria en la República Dominicana, emitido por la Unidad Asesora de Análisis Económico y Social (UAAES) del Ministerio de Economía, Planificación & Desarrollo (MEPyD), el porcentaje de personas en condiciones de pobreza extrema presentó un incremento de 0.8 p.p. al pasar de 2.7% en 2019 a 3.5% en 2020.

El estudio destaca que el impacto en la pobreza monetaria sería mayor de no poner en marcha los programas Quédate en Casa, FASE y Pa’ Ti, los cuales fueron extendidos hasta diciembre de 2020.

“Estos programas, principalmente Quédate en Casa, han mitigado la caída de los ingresos a través de transferencias monetarias directas a los hogares más vulnerables y han evitado que 594,745 personas cayeran bajo la línea de la pobreza monetaria general. La pobreza monetaria está directamente relacionada con el ingreso y el ingreso laboral, mayor fuente para los hogares”, afirma.

Agrega que en el año 2020 se registró una pérdida de empleo total de 5.9%, unos 277 mil trabajadores y trabajadoras con respecto a 2019, causando también la caída del ingreso laboral en todo el territorio nacional.

Las mujeres resultaron las más afectadas por la crisis de la COVID-19 tras perder el 7.5% de sus empleos mientras que en los hombres fue del 4.9%.

“Dentro del empleo informal, las mujeres tuvieron una reducción relativa de más del doble que los hombres. Junto a la caída del empleo femenino se produjo un aumento de las que no buscan empleo, el 58% de las nuevos inactivos fueron mujeres, siendo el principal motivo de inactividad el trabajo de cuidado no remunerado”, indica.

Observa que entre 2019 y 2020 las mujeres con ingresos por debajo de la línea de pobreza general pasaron de ser el 22% a un 24.6%, mientras que los que residen en las zonas urbanas fueron los más afectados por la crisis. La tasa de pobreza general en la zona urbana ha experimentado un aumento de 3.2 p.p. en el periodo 2019 – 2020, al producirse un cambio en la tasa de pobreza de 20.0 % a 23.2 %.

“Sin embargo, en las áreas rurales se ha registrado una caída de la tasa de pobreza general 1.4 p.p. El programa Quédate en Casa, junto con el resto de las transferencias monetarias, compensaron la caída del ingreso laboral de los hogares rurales más pobres haciendo que, en términos netos, su ingreso aumentara”, argumenta.

La publicación indica que la desigualdad medida por el Índice de Gini disminuyó debido a que la distribución mitigó al aumento en pobreza ocasionado por el decrecimiento del ingreso laboral.

El Índice de Gini, que indica mayor desigualdad cuanto más se acerca a 1, exhibe una reducción, tanto a nivel nacional, como a nivel urbano y rural. “El Gini para el año 2019 era de 0.431 pasando a 0.405 en 2020, lo que representa una reducción de 0.026 para toda la República Dominicana”.

 

Entérate
Share.

Leave A Reply