Perseverance investigará sobre vida en Marte; buscará oxigeno

0

Las claves del rover Perseverance y su misión Marte 2020

El nuevo rover de la NASA preparará a la agencia espacial estadounidense para la exploración humana de Marte. Aquí los datos más relevantes de la misión.

    
Perseverance auscultará la superficie de MartePerseverance auscultará la superficie de Marte

La misión Marte 2020 de la NASA tiene como objetivo aterrizar un nuevo rover llamado «Perseverance» en el Planeta Rojo. Al igual que otras misiones a Marte llevadas a cabo por China y los Emiratos Árabes Unidos este año, el lanzamiento de la NASA se programó para el 30 de julio y comenzará a operar en Marte en febrero de 2021.

¿Por qué el nombre?

La NASA lanzó un concurso «Nombra el Rover» en 2019 para su última misión a Marte. Los niños de las escuelas de EE.UU. fueron invitados a proponer un nombre y escribir ensayos, explicando la razón de sus propuestas. El concurso lo ganó un estudiante de secundaria llamado Alexander Mather, y el nuevo rover de la NASA se convirtió en «Perseverance».

Cuando Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica, habló en la escuela de Mather dijo: «Alex y sus compañeros de clase son la Generación Artemis, y van a dar los siguientes pasos hacia el espacio que llevan a Marte. Ese trabajo inspirador siempre requerirá perseverancia».

Además, la NASA lanzó la campaña «Envía tu nombre a Marte». Y más de 10,9 millones de personas enviaron sus nombres, que fueron grabados con electrones en tres chips de silicio del tamaño de una uña, junto con los ensayos de los 155 finalistas del concurso «Nombra el Rover» de la NASA.

Un legado de misiones a Marte

Estados Unidos ha participado en numerosas misiones a Marte, incluyendo colaboraciones internacionales. Su primera misión fue Mariner 3, un intento de «sobrevuelo» en octubre de 1962. A eso le siguió el Mariner 4, con un sobrevuelo exitoso, en noviembre de ese mismo año.

Viking 1 y Viking 2 en 1975 consistían en un orbitador y un módulo de aterrizaje en Marte, muy parecido al Tianwen-1 de China. Las misiones actuales de la NASA en Marte incluyen el rover Curiosity y el módulo de aterrizaje InSight, que está investigando la actividad sísmica del Planeta Rojo.

La «ventana de lanzamiento» de Marte 2020

El lanzamiento estaba programado para el 22 de julio, pero pudo haberse pospuesto hasta el 11 de agosto de 2020, dependiendo de las condiciones, que pueden verse afectadas por el mal tiempo.

El lugar de lanzamiento esla estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.). El «vehículo de lanzamiento» es un cohete Atlas 5 de la United Launch Alliance y el rover está programado para aterrizar en Marte entre el 31 de enero y el 18 de febrero de 2021 en el cráter Jezero de Marte.

Cada 18 a 24 meses, la Tierra y Marte se alinean de tal manera que el viaje, o trayectoria, se acorta efectivamente de un viaje de nueve meses a uno de siete meses. Si no se lanzaba durante esta «ventana de lanzamiento», la misión hubiese tenido que esperar otros dos años.

Pero los científicos siempre están ansiosos por obtener nuevos datos, y mientras más rápido ocurra, mejor. Esto debido también a la competencia.

La misión

Al igual que muchas misiones a Marte, Perseverance quiere investigar sobre vida en Marte: entender la vida pasada en el planeta y el potencial de vida en Marte, una pregunta clave en la astrobiología.

Sobre la base de otras misiones, incluido el rover llamado Opportunity y un orbitador aún activo llamado MAVEN, el rover Perseverance «seguirá al agua», como indica la NASA. Investigará el agua debajo de la superficie de Marte («agua subterránea»).

El nuevo rover buscará signos de vida antigua y recolectará muestras de roca y suelo para un posible regreso a la Tierra. También intentará demostrar la tecnología que la NASA quiere para la futura exploración humana y robótica de Marte.

Para la misión Marte 2020, lo investigadores trazaron cuatro objetivos principales: determinar si alguna vez surgió vida en Marte, caracterizar el clima (como lo hará la Emirates Mars Mission), caracterizar la geología y preparar la exploración humana del planeta.

Los instrumentos

Perseverance está basado en siete instrumentos principales, incluido un sistema de cámara avanzado con panorámica y estereoscópica, y el Experimento ISRU de Oxígeno de Marte (MOXIE), que intentará producir oxígeno a partir del dióxido de carbono atmosférico marciano.

Un espectrómetro llamado SHERLOC será el primero de su tipo en proporcionar imágenes en alta definición, utilizando un láser ultravioleta (UV) para determinar la mineralogía y detectar compuestos orgánicos en Marte.

Entre todas las especificaciones técnicas del nuevo rover hay otra novedad para la exploración robótica de Marte: sus dos micrófonos. Según la NASA, esto debería hacer posible que Perseverance «toque, pruebe y finalmente escuche los sonidos de Marte».

Asimismo utilizará un proceso llamado «almacenamiento de muestras» para perforar y almacenar muestras de roca y suelo. Estas muestras se almacenarán en tubos en la superficie marciana. Si tiene éxito, será la primera misión en hacer eso y «allanar el camino para futuras misiones», tal vez incluyendo la misión MMX de Japón (lanzamiento actual planificado para 2024), cuyo objetivo es traer muestras de la luna marciana a la tierra.

Colaboración internacional

La NASA tiene cientos de acuerdos con muchas naciones de todo el mundo, incluyendo «muchos socios que brindan apoyo e instrumentos para cada una de las misiones de la NASA a Marte, como el rover de Marte 2020, uno de los muchos precursores planeados para apoyar a los humanos que visitan el Planeta Rojo», según escribió el exdirector de la NASA, Charles Bolden en 2016.

El espacio nunca es fácil, pero la NASA ha logrado aterrizar misiones robóticas en Marte antes; y después del lanzamiento desde la Tierra, el aterrizaje es una de las maniobras más difíciles. Perseverance utiliza esta vez el «sistema de aterrizaje probado» de la NASA, pero también se buscará mejorar ese sistema. El sistema de aterrizaje de Marte 2020 incluye un paracaídas, un vehículo de descenso y la denominada «maniobra de grúa del cielo» para bajar el rover con una cuerda a la superficie.

Una nueva tecnología llamada Terrain-Relative Navigation (TRN) ayudará al rover a evitar terrenos peligrosos durante su descenso a través de la atmósfera marciana. Y también un micrófono permitirá a los ingenieros en la Tierra monitorear los sonidos del rover durante la entrada, descenso y aterrizaje.

(vt/jov)

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply