Con estallido guerra del 65 el pueblo perdió temores remanentes trujillistas

0

Bosch: Historia y recuerdos

Crescencio Burduan

Por Mario Crescencio Burduan

Con el estallido de la guerra del 65 comenzaron a desaparecer los temores que tenían los sectores populares, que se mantuvieron aterrorizados por más de 35 años, a consecuencia de la cruel dictadura de Trujillo y la opresión que los triunviros mantuvieron contra el pueblo dominicano.

Y así fue amigo lector. Los revolucionarios se levantaron en armas en los barrios céntricos de la ciudad capital, gritando energéticamente, «Revolución, Revolución, Juan Bosch, Juan Bosch, Constitución, Constitución”. De esa forma los fusiles y las ametralladoras cantaban, las llamas y el humo pusieron los días tristes, calurosos y grises en la capital dominicana. 

Auque Bosch no era partidario de la guerra por la pérdida de vidas de seres inocentes e indefensos, aunque se mantuvo atento de lo que estaba pasando en el país. Los sectores que representaban al gobierno de los Estados Unidos siempre estuvieron vigilantes y dispuestos a brindar apoyo a los contra revolucionarios. Estuvieron dispuestos a hacer todo lo posible para que Bosch no regresara al poder.

A la gesta gloriosa del 65 se sumaron muchas personas importantes de la sociedad civil; juntos a obreros y estudiantes, se unieron artistas de la talla de Freddy Beras Gótico, Cuco valoy y Aníbal de Peña, entre otros. Este último escribió el Himno de la Revolución.

En poco tiempo, las calles de los barrios de ciudad nueva, la ciudad colonial, San Carlos, Gascue y otros céntricos del Distrito Nacional, se tiñeron de rojo por la sangre derramada por las partes en conflicto.

A pesar de que los militares del honor y la vergüenza, apoyados por nobles civiles, no estaban dotados de los mejores armamentos, lograron muy pronto tener una mejor posición en el conflicto, a tal grado que crearon en coordinación con Bosch, un gobierno provisional en arma aprobado por el Congreso que había elegido el pueblo. El mismo fue presidido por el coronel Alberto Caamaño Deñó.

El bando de la traición y el deshonor también formó su gobierno, el cual fue presidido por Bartolomé Benoit. Ese bando tenía menos control debido a que los constitucionalistas controlaban mayor zona, tenían su congreso y habían formado un gabinete compuesto por hombres serios y capaces.

Vale destacar que a la revolución de abril del 65 se integraron muchas mujeres valiosas que admiraban al profesor Bosch y querían su regreso al poder. Entre estas Enma Tavárez Justo, hermana de Manolo, Piki Lora Hermana y Aniana Vargas, entre otras tantas, que lo dieron todo en aras de que triunfaran los nobles objetivos de la revolución de abril.

 

 

 

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply