PENSIONES Y JUBILACIONES EN REPÚBLICA DOMINICANA

0

Por Rene Cabrera Sensión

Rene Cabrera Sensión

“Pobrecito mi patrón cree que el pobre soy yo”, así dice la estrofa de una de las piezas musicales del cantautor Facundo Cabral, y parece que bien conocía que el pobre es que produce riquezas. Los pobres son los que con su mano de obra han logrado mantener estable las grandes economías del mundo.  Más cada día son timados, hurtados, estafados, robados y hasta esclavizados.

La nueva forma de vaciar los bolsillos del pueblo y los trabajadores, es la ley de seguridad social 87-01.  Esta legislación, que dispone de una edad de 65 años para la jubilación y treinta o mas año en el servicio laboral, ha hecho crecer las arcas bancarias y de funcionarios unidos a una mafia más grande que la mafia siciliana, aquel es un misterio que apareció poco después de la unificación de Italia (1860-1861). Eran los primeros mafios, hombres de honor que protegían a los pobres.

Con el sistema de pensiones y jubilaciones nuestros trabajadores invierten, ahorran su dinero, y quienes administran cobran por enriquecerse con él y a la hora de que lo necesita el dueño, no se entrega sino hasta el día en que muera o ya el dinero no le sirva para el propósito del ahorro.

La corrupción ha empobrecido más al pobre y la institucionalidad ha dejado de existir, y el fondo de pensiones y jubilaciones no ha escapado a esta mafia, y son tan crueles que el trabajador debe tener más de trescientas cotizaciones para optar por la pensión más los funcionarios públicos con el simple hecho de pasar por una cartera, gozan de pensiones que en la mayoría del caso superan la nómina de una mediana empresa.

El caso del Gobernador del Banco Central, presidente de la Republica, por mencionar uno que otros, y cabe destacar que hasta la edad para laboral te limita, es decir que después de los 40 años eres desechable, más para ser presidente, legislador o funcionario público no hay limitaciones.

Y bien cabe destacar que no todos los jubilados son pensionados, dado que el concepto es diferente, pues el jubilado es aquel que cesa en sus funciones laborales más no necesariamente recibe pensión, pues la pensión es el pago o retribución que se hace ya al jubilado o bien a un pensionado, ya sea por vejez, alimentos, discapacidad o la naturaleza que fuera.

En nuestro país hay pensiones de gente que nuca ha trabajado y otras de personas famosas que malgastaron su fortuna, nunca aportaron al sistema, pero mucho menos pagaron impuestos sobre el trabajo que realizaban y hoy tienen pensiones mayores que la nómina de una pequeña empresa.  Más el trabajador debe rogar e incluso cuando concluyes sus funciones, la pensión llega uno o dos años después y si muere antes, sus fondos para ser entregados a los familiares deben gastar mucha más en documentos que el monto que le corresponde recibir.

Al fin y al cabo, el pobre es el patrón; pues es con el trabajo del pobre que se hace rico.

Continuará……

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply