Duarte y la fundación del partido político-militar La Trinitaria

0

PENSAMIENTO Y ACCIÓN EN LA VIDA DE JUAN PABLO DUARTE     

(3 DE 4)

Arcadio Vargas Evertz

Arcadio Vargas Everts (kayayo)

Debido a que recoge varias opiniones de líderes políticos y religiosos nacionales y ex presidentes norteamericanos, se ha tomado un artículo firmado por el comunicador Víctor Grimaldi, publicado por el periódico Listín Diario en su sección Punto de Vista del día 11 octubre del año 2009, con el encabezado “La fusión denunciada por Balaguer”, refiriéndose a una denuncia que hizo el entonces mandatario el 16 de agosto del año 1994 en los salones de la Magna Asamblea Nacional,  que asombró a todo el Cuerpo diplomático, dejó boquiabiertos a los incrédulos y provocó que muchos tildaran de racista al Presidente de la República o que se trataba de  una de las tantas tramposerías del viejo zorro político.

Joaquín Balaguer a temprana edad había discurseado contra las tropas de ocupación norteamericanas de 1916-1924. Se daba cuenta en 1994 de que la invasión militar norteamericana que habría de iniciarse en Haití en septiembre de 1994 iba a tener funestas consecuencias para el pueblo dominicano. Por eso hubo de denunciar en su discurso de juramentación el plan de fusión en marcha. Juan Bosch también había denunciado el peligro de la fusión en unas declaraciones que solamente aparecieron en el periódico El Caribe alrededor de abril o mayo de 1994. Ahora nos dice una nota de El Caribe del pasado sábado que: “No podrá ser casualidad que en menos de tres semanas dos ex presidentes de EE. UU. y otras figuras de ese país coincidan de que Haití y RD deben estar unidos, y que es imposible controlar el flujo migratorio hacia el Este de la isla”, dice el artículo de Grimaldi publicado por el Listín.

Se refirió a los pronunciamientos de los ex presidentes norteamericanos Jimmy Carter y Bill Clinton sobre la temática. Igualmente, el coordinador principal para iniciativas económicas de la Dirección de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Charles Shapiro, declaró hace unos días que “no se pueden tratar los problemas de Haití y República Dominicana como dos cosas aparte”. De la misma forma, la señora Kerry Kennedy, fundadora del Centro Pro Derechos Humanos Robert Kennedy, deploró “la pobreza extrema”  en que, dijo, viven los inmigrantes haitianos, y pidió a las autoridades dominicanas que entreguen las documentaciones correspondientes a los inmigrantes, dice El Caribe.

El artículo de Víctor Grimaldi  también recoge que las reacciones de representantes de diversos sectores han sido muy contundentes. Está el caso del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien sentenció que como nación libre y soberana República Dominicana no puede aceptar intromisiones en su política interna, recuenta el matutino. El historiador Euclides Gutiérrez Félix, agrega El Caribe, dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), dijo que es un plan bien orquestado, porque las naciones desarrolladas no quieren al inmigrante haitiano, porque “lamentablemente tiene enfermedades ancestrales”. Manifestó que no es casualidad que Carter hable de un plan binacional, y dijo que está completamente convencido que el tema del sarampión y la viruela es sólo un pretexto para unificar la isla

Otra nota reseñada por el Listín Diario en su edición digital del 4 de agosto del año 2012 titulada “Cree es real plan para una fusión de RD con Haití”, sobre declaraciones de Vinicio Castillo Semán, en la que el jurista y dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), expresó que la solicitud de la representante de la ONU en el país, Valerie Julliand, de que se le dé una amnistía a más de un millón de haitianos ilegales residentes en el país para otorgarles la ciudadanía dominicana, es una confirmación del plan de fusión de República Dominicana y Haití de las grandes potencias y la comunidad internacional.

“Plantear una amnistía para los cientos de miles de falsificaciones de documentos públicos de identidad, en momentos en que por nuestra frontera pasa todo el que quiere desde Haití, es fusionarnos en los hechos y aniquilar a la República Dominicana y un boicot claro a la implementación de la Ley de Migración y su Reglamento” expresó Castillo Semán. Consideró obvio que existe una ofensiva desde el exterior para que República Dominicana no pueda aplicar su Ley de Migración ni los procesos de regularización que establece esta legislación y su Reglamento de aplicación.  “Lo que se quiere es la fusión, incentivar el flujo migratorio desde Haití, para que nuestro territorio asuma el drama de los problemas haitianos y no se dirijan hacia las costas de la Florida ni a Canadá ni a Europa”, indicó.

Otro artículo  publicado por el periódico digital perspectivaciudadana.com el 10 de marzo del año 2012  de la autoría de Francisco Bernardo Regino, un miembro colaborador de la Academia Dominicana de la Historia, con el título “Fusión dominicana y haitiana, una desvergüenza” a propósito de unas declaraciones del historiador haitiano Reinseinthe Paúl Joseph sobre el tema, y en las que el autor se rebela ante la insolencia del ciudadano haitiano y el argumento en tres vertientes históricas con sentimiento patriótico sobre la desfachatez de su posición, que por demás satiriza la memoria histórica de su propio pueblo y del ejemplo de sus luchas libertarias que lo colocó en un lugar cimero contra la esclavitud y la dependencia en la historia de la humanidad.

“Resentido sabrá Dios por cual triste experiencia, el revelado historiador haitiano Reinseinthe Paúl Joseph hace unas declaraciones sobre fusión de las naciones que comparten la otrora isla Española  a pesar de que los dominicanos, “quieran o no”, porque el actual presidente dominicano Leonel Fernández, “sabe que cuando ganemos (el partido haitiano de Michel Martelly), se le va acabar el orgullo y el racismo rancio a los dominicanos en contra de los haitianos”. (Federico Henríquez Gratereaux, “Asombroso silencio”, Hoy, 1 marzo 2011; y José Antonio Martínez Rojas “Lo habíamos vaticinado hace tiempo”, Hoy, 5 marzo 2011).

Existen en la Red cientos de artículos, reseñas y URLs en contra y a favor de la fusión entre República Dominicana y Haití, como parte de una discusión atizada por los interesados en que se produzca ese evento inaceptable para un amplio sector del pueblo dominicano, pero por razones de espacio se agrega a esta lista una última información publicada por el medio electrónico ensegundo.net, fechado el jueves 14 de junio del año 2012 bajo la firma del periodista José Peguero, con el título  “Pelegrín Castillo acusa jesuitas de “apoyar” plan de fusión de Haití y República Dominicana”, donde el diputado del partido Fuerza Nacional Progresista, declaró que la defensa de los derechos de las personas no debe hacerse desconociendo los derechos de las naciones, y acusó a los sacerdotes jesuitas de apoyar un supuesto plan de fusión de Haití y República Dominicana.

Castillo advirtió que los planes de sectores que quieren que los problemas de Haití se resuelvan en la República Dominicana son inaceptables y serán “resistidos” en cualquier terreno. El legislador condenó las críticas de diversos sectores al reglamento que la Dirección de Migración ha puesto en vigencia para obligar a los estudiantes a documentarse para permanecer en el sistema educativo nacional. Dijo que detrás del rostro humano que se quiere dar a la oposición al reglamento de Migración, al argumentar el derecho de los niños a recibir educación, hay todo un plan contra la regularización de la migración haitiana en la República Dominicana.

El legislador acusó a los empresarios dominicanos de practicar un “capitalismo salvaje” que solo persigue el lucro, y en aras de ese afán no les importa el problema nacional de una migración irregular y masiva de haitianos, con tal de explotar mano de obra barata. Afirmó que todas las torres de lujo que se construyen en la capital se hacen con mano de obra haitiana indocumentada, lo que quita la oportunidad de trabajar a los dominicanos. Según Castillo, entre los sectores que supuestamente confluyen en un plan anti nacional, que incluye desacreditar y debilitar a las autoridades de Migración, están los sacerdotes católicos de la Compañía de Jesús, las organizaciones no gubernamentales dominicanas y extranjeras, sectores empresariales y mediáticos.

Expuestas la campaña de descrédito contra Juan Pablo Duarte y su obra, que es la creación del Estado dominicano, y evidenciados los planes urdidos por las potencias extranjeras para fusionar las dos naciones en una indivisible con la ayuda de un concierto de agentes pagados para tales fines, es la misma vida del Patricio, su pensamientos y sus acciones los que hablan de lo que él fue y de lo que es para la historia de la República Dominicana, para América Latina y para el mundo.

El primer paso dado por el Patricio para concretizar en acciones sus ideas revolucionarias, fue la fundación del partido político-militar La Trinitaria el 16 de julio de 1838, día de la Santa Cruz, donde nueve hombres se comprometieron “En nombre de la Santísima, Augustísima e Indivisible Trinidad de Dios Omnipotente: Juro y prometo por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro Presidente Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, mi vida y bienes a la separación definitiva del gobierno haitiano, y a implantar una república libre e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana, la cual tendrá su pabellón tricolor en cuartos encarnados y azules atravesados con una cruz blanca. Mientras tanto seremos reconocidos los trinitarios con las palabras sacramentales: Dios, Patria y Libertad. Así lo prometo ante Dios y el mundo, si tal hago, Dios me proteja, y de no, me lo tome en cuenta, y mis consocios me castiguen el perjurio y la traición, si los vendo”.

Contrario a la acusación de racista tratada más arriba, tanto los emblemas de la bandera escogida como el contenido del juramento trinitario, evidencian todo lo contrario, consagrándose la igualdad de la raza conjugada en los colores rojo, azul y blanco, para no segregarse del mundo como lo hicieron los haitianos al quitarle a la bandera francesa la parte blanca. En cuanto al texto del juramento, de implantar una república libre e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana, este concepto vivió su demostración práctica, cuando Duarte y los trinitarios se opusieron al protectorado francés y a la anexión a España, dos países blancos que intentaron cercenar la soberanía conquistada a partir de la Proclamación de la Independencia del 27 de febrero de 1844.

Extraído del Ideario de Duarte publicado por el Instituto Duartiano, el mismo patricio derrumba los argumentos malsanos de racista que lo calumnian, exponiendo los hechos históricos conocidos por todos: “Ahora bien, si me pronuncié dominicano independiente, desde el 16 de julio de 1838, cuando los nombres de Patria, Libertad, Honor Nacional se hallaban proscriptos corno palabras infames, y por ello merecí, en el año de 1843, ser perseguido a muerte por esa facción entonces haitiana, y por Riviére que la protegía, y a quien engañaron; si después, en el año de 1844 me pronuncié contra el Protectorado francés, decidido por esos facciosos, y cesión a esta Potencia de la Península de Samaná, mereciendo por ello todos los males que sobre mí han llovido; si después de veinte años de ausencia he vuelto espontáneamente a mi Patria a protestar con las armas en la mano contra la anexión a España llevada a cabo a despecho del voto nacional por la superchería de ese bando traidor y parricida, no es de esperarse que yo deje de protestar, y conmigo todo buen dominicano, cual protesto y protestaré siempre, no digo tan sólo contra la anexión de mi Patria a los Estados Unidos, sino a cualquiera otra potencia de la Tierra, y al mismo tiempo contra cualquier tratado que tienda a menoscabar en lo más mínimo nuestra Independencia Nacional y a cercenar nuestro territorio o cualquiera de los derechos del pueblo dominicano”.

Como se puede ver y comprobar con los estudios de las documentaciones que los avalan, Duarte y los trinitarios no lucharon contra los haitianos porque estos eran negros, lo hicieron por el rol que le tocó vivir como amos y señores del pueblo dominicano. Es el mismo Duarte quien aclara esta situación en su ideario y con la acción de aliarse a los reformistas de la hermana República de Haití: “Yo admiro al pueblo haitiano desde el momento en que, recorriendo las páginas de su historia, lo encuentro luchando desesperadamente contra poderes excesivamente superiores, y veo como los vence, y como sale de la triste condición de esclavo para constituirse en nación libre e independiente. Le reconozco poseedor de dos virtudes eminentes, el amor a la libertad y el valor; pero los dominicanos que en tantas ocasiones han vertido gloriosamente su sangre, ¿lo habrán hecho sólo para sellar la afrenta de que en premio de sus sacrificios le otorguen sus dominadores la gracia de besarles la mano?”

Pero en los emblemas que conformaron la Bandera Nacional también se evidenció la formación religiosa del Patricio cultivada en el seno del hogar y que lo indujeron a cubrirse con la protección divina contra las fuerzas superiores que se proponía combatir, al tiempo de que la consagración de esos símbolos ponían en relieve el idealismo duartiano y su conjugación con la praxis revolucionaria.

 

 

 

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply