Adriano Espaillat busca pequeñas empresas reciban subvenciones

0

 NEW YORK, NY – Hoy, el congresista Adriano Espaillat (NY-13), miembro del Comité de Pequeños Negocios de la Cámara de Representantes, introdujo el proyecto de ley H.R. 6343 para proporcionar,  a través de la Administración de Pequeñas Empresas, subvenciones por daños económicos para aliviar las preocupaciones de los pequeños negocios afectados por el nuevo coronavirus 2019 («COVID-19»).

“Los pequeños negocios nos han dicho directamente que es solo cuestión de tiempo antes de que tengan que cerrar y cualquier paso que tomen en el camino para capear el COVID-19 solo perjudicará a sus empleados, a quienes tendrán que dejar ir. Además, no podrán pagar a proveedores y vendedores porque sus negocios no pueden soportar una pérdida de actividad de clientes tan drástica. El COVID-19 ha tenido un impacto significativo en los pequeños negocios e introduje este proyecto de ley para apoyar a este sector en un esfuerzo por ayudarlos a seguir siendo vitales para las comunidades en las que sirven”, dijo el Rep. Adriano Espaillat (NY-13).

La H.R. 6343 proporciona subvenciones por un valor de hasta $100,000 a pequeñas empresas que sufren daños económicos para:

·       Proporcionar licencia por enfermedad pagada a los empleados que no pueden trabajar debido a un diagnóstico de COVID-19 o por la instrucción de permanecer en cuarentena o aislados del público.

·       Mantener la nómina de los empleados para mitigar las interrupciones del negocio o bajas en beneficios sustanciales.

·       Enfrentar el aumento de los costos para obtener los materiales necesarios para el negocio o ingresos comerciales, que no estén disponibles en la fuente original del solicitante debido a la interrupción de las cadenas de suministro nacionales y extranjeras.

·       Realizar pagos regulares de alquileres o préstamos hipotecarios específicos para el sitio y la operación de la empresa en cuestión.

·       Reembolsar cualquier obligación comercial normal que no pueda cumplirse debido a pérdidas de ingresos.

“No hay duda de que el COVID-19 ha causado grandes interrupciones en muchas vidas y sectores de nuestra economía. La prioridad número uno es cambiar nuestros hábitos diarios para mantenernos lo más seguros y saludables posible de acuerdo con las instrucciones de nuestros funcionarios locales de salud. Nadie niega este hecho y menos los propietarios de pequeñas empresas y sus empleados. Pero hay impactos económicos reales que ya estamos viendo. Corresponde al Congreso hacer todo lo que esté a su alcance para mitigar algunas de las consecuencias no deseadas de la respuesta al COVID-19 y asegurarse de que al final de esta emergencia de salud pública podamos volver a una normalidad donde las pequeñas empresas pueden crecer y prosperar», concluyó Espaillat.

Entérate
Share.

About Author

Leave A Reply