El año termina con 6 millones de nuevos pobres en AL

0

La CEPAL advierte que el año terminará en América Latina con 6 millones de nuevos pobres

Por otro lado, el organismo de Naciones Unidas recordó que entre 2002 y 2014 la desigualdad se redujo fuertemente, pero luego ese proceso avanzó de modo más lento.
La CEPAL advierte que el año terminará en América Latina con 6 millones de nuevos pobres

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) lanzó este jueves su nuevo informe sobre el panorama social de la región y destacó que la pobreza, que en 2018 abarcaba a 185 millones de personas, este año crecerá hasta las 191 millones, reflejando un ascenso preocupante del 0,7 %. A su vez, de ese total, unos 72 millones de individuos pertenecen a la pobreza extrema.

Al respecto, el organismo perteneciente a Naciones Unidas señala que así se mantiene «la tendencia al alza que se registra desde 2015». En otro apartado, aclara que entre 2014 y 2018 el promedio regional creció 2,3 puntos porcentuales «por el incremento registrado en Brasil y Venezuela», aunque «en el resto de los países la tendencia dominante en ese período fue hacia una disminución».

  • Niños e indígenas, los colectivos sociales con más cantidad de pobres 

Por otro lado, la CEPAL expuso que en las zonas rurales las personas son 18,9 % más pobres que en las ciudades. Además, puso especial énfasis en la crítica situación de la niñez: en 2018, la tasa en menores de 14 años era del 46,2 %. En sintonía, remarcó que el 48,8 % de los aborígenes también estaban en esa complicada condición social.

«La región atraviesa un momento económico difícil»

Por su parte, la secretaria ejecutiva de esa organización, Alicia Bárcena, brindó una conferencia de prensa desde la ciudad de Santiago, capital de Chile, para exponer el documento ya citado: «Latinoamérica atraviesa un momento económico difícil», resumió.

En otras palabras, aquella especialista repasó que «entre 2002 y 2014 se ve una importante caída en la desigualdad». Al respecto, destacó los casos de Argentina y Bolivia, naciones que tuvieron grandes avances en materia de inclusión social durante ese período. No obstante, subrayó que, a pesar de que la desigualdad también disminuyó en los años siguientes, ello se produjo de modo mucho más lento.

Al mismo tiempo, esa entidad de la ONU hizo especial hincapié en el descontento que se vive en muchos países del continente, donde se desarrollan constantes movilizaciones para exigir cambios de fondo en el sistema económico. «¿Por qué hay malestar en la región? Hay un punto de quiebre en la continuidad de un modelo, basado en la concentración de la riqueza. Son décadas de una cultura del privilegio, que naturaliza la desigualdad», opinó Bárcena.

Se redujo la pobreza desde 2002, pero persistieron las vulnerabilidades

A la hora de explicar el trasfondo social de esta disconformidad en varias naciones, Bárcena señaló que si bien es cierto que entre 2002 y 2017 muchas personas salieron de la «pobreza monetaria», ello no significa que hayan ingresado a la clase media. Es decir, millones de personas continuaron siendo muy vulnerables y permanecieron con necesidades básicas insatisfechas, a pesar de percibir mejores ingresos.

De hecho, la capa social de ingresos bajos —ciudadanos en situación de pobreza extrema, pobreza y de estratos bajos no pobres— se redujo del 70,9 % hasta el 55,9 % en ese lapso de tiempo. No obstante, si se suma al grupo social más vulnerable de las capas de ingresos medios, es decir, «medios – bajos», eso representa una cifra del 76,8 % de la población, que estaba en una situación delicada en 2017.

Así, la CEPAL expuso que de todos los latinos con ingresos medios y sus subgrupos, solo la mitad había terminado los estudios secundarios y el 36,6 % tenía ocupaciones precarias o informales. Al mismo tiempo, el 45 % no cotizaba en sistemas de pensiones, según datos de ese año. En esa línea, Bárcena remarcó que las asignaciones sociales suelen ser bajas comparadas con el costo de vida.

  • La CEPAL pide políticas públicas para revertir la situación

Al concluir, el texto señala que si se quiere erradicar la pobreza y reducir la desigualdad «son necesarias políticas de inclusión social y laboral». A su vez, la CEPAL remarca la necesidad de que «el mercado de trabajo garantice empleo de calidad y remuneraciones dignas», y plantea «eliminar las barreras de inserción laboral de las mujeres».

Por último, exhorta a «fortalecer el desarrollo de sistemas integrales y universales de protección social», basados en «el marco de Estados de bienestar».

Fuente:-https://actualidad.rt.com/actualidad/335165-america-latina-seis-millones-pobres-cepal

Share.

About Author

Leave A Reply