VIDEO: Maltratos Policía Municipal son el pan nuestro de cada día en Santiago

0

Las escenas de excesos cometidos por policías municipales al servicio del flamante sindico de Santiago de los Caballeros, Abel Martínez, se han hecho frecuentes, comunes y corrientes en la Ciudad Corazón.

Las redes sociales son canales por donde casi diario se difunden acciones de estos hombres armados contra humildes venduteros colocados en lugares públicos, que aunque algunos pudieran justificar en el nombre de la ley y el orden, rebasan lo legal y, en la casi generalidad de los casos, representan acciones de irrespeto a los derechos humanos.

La joven debió ser socorrida por una persona que veía la escena

Las imágenes del video que se difunde en esta publicación recogen otro de los violentos incidentes protagonizados por las tropas de Abel Martinez, cerca de este mediodía en la avenida Las Carreras, donde se nota el uso y exhibición de armas largas y cortas en una acción contra civiles indefensos y desarmados.

Como se puede apreciar en las imágenes, la patrulla desparrama por el suelo botellas de agua, refrescos e incauta pastelitos y otros alimentos ya preparados, finalmente procediendo a incautar todo lo que estaba colocado en el lugar.

Momento cuando desmantela el carrito

La acción provocó forcejeos, discusión y finalmente agresión de ambas partes dado el hecho de que la joven mujer se aferró a la defensa de sus pertenencias y a todas costas se resistía a que se la llevarán, como inevitablemente sucedió.

En diferentes oportunidades se ha cuestionado si esos policiales municipales están amparados por la ley tanto para proceder a destrucción, despojar e incautar pertenencias de terceros, así como para el porte de armas de fuego tras conocerse que los permisos correspondientes fueron suspendidas al Ayuntamiento de Santiago hace mas de 15 años.

Uno de los actuantes porta un arma larga

A los casos con frecuencia divulgados se unen otros como la incautación de vehículos mal estacionados, la aplicación de multas elevadísimas por vía administrativa y la ocurrencia de actos de violencia que ya en una oportunidad dejo una víctima entre los propios policías municipales.

Para muchos se está ante situaciones totalmente fuera de ley porque en vez de proceder como se hace en la actualidad, lo que corresponde es que esos policías levanten una notificación de las violaciones a las ordenadas y disposiciones del cabildo, y proceden al presentar cada caso por ante el Tribunal Municipal.

No existe en República Dominicana ninguna Ley o disposición administrativa del Ministerio de Interior y Policía, ni de ninguna otra instancia oficial, que ampare el uso de armas de fuego por parte de los policías municipales al servicio del síndico Abel Martínez.

El agente saca su arma mientras procede a bajar de su vehículo

De hecho, los artículos 173 y 174 la referida Ley describen las funciones y jurisdicción de la Policía Municipal, pero para nada hacen referencia acerca del uso de armas de fuego, menos de alto calibre.

El 173 dice textualmente: “La Policía Municipal es la organización con jurisdicción dentro de 1os límites del municipio, integrada en un cuerpo policial único y especializado para asuntos municipales, de naturaleza jerárquica, adscrita al ayuntamiento y bajo la autoridad inmediata del síndico/a con la supervisión técnico profesional de la Secretaria de Estado de Interior y Policía”.

El policía proceder a tirar en su vehículo el recipiente con los pastelitos y otros alimentemos

Mientras, el Articulo 174 se refiere únicamente a la finalidad de este cuerpo policial municipal: “La Policía Municipal es una institución obligada a preservar los bienes municipales y hacer cumplir las leyes, ordenanzas, resoluciones, reglamentos y disposiciones municipales”.

A pesar de estas especificaciones legales, el cuerpo de policías municipales del Ayuntamiento de Santiago es manejado como un grupo armado y con frecuencia utilizado para acciones agresivas y de acción directa contra la población, funciones que están conferidas al Tribunal de justicia municipal.

Share.

Leave A Reply