Turista golpeada se contradice, se sospecha fue agredida por su esposo

0

En una telaraña de dudas sigue el caso de la turista Tammy Lawrence-Daley, quien fuera golpeada en un hotel de la Punta Cana y que se cree fue obra de su propio esposo.

La turista solo presenta golpes en su rostro, no tiene ni un rasgullo en su cuerpo, se le encontró el celular y su cartera, además de que pidió una indemnización por 2 millones 200 mil dólares como recompensa para no denunciar el hecho.

Y justamente lo denuncia de manera pública cuatro meses después, pero atendiendo a que los dueños del hotel no correspondieron su petición económica.

Un informe de la Policía Nacional revela que Lawrence-Daley mostró incongruencias en las declaraciones que proporcionara a la institución, lo que fortalece las sospechas que circulan en el Este respecto a que el marido pudiera tener algún tipo de responsabilidad en los hechos.

Los resultados de las investigaciones policiales ponen en evidencia que “el escenario aún es poco claro, y existen puntos débiles e interrogantes pendientes de responder en este extraño e inusual caso”.

El hotel donde se habría cometido la acción contra la dama norteamericana, el Majestic Resorts, hay sido reiterativo al señalar que aplicó con todo rigor el protocolo de seguridad previsto cuando se informa que un huésped está en problemas, ademas de que todas sus actuaciones en el caso están documentadas.

Alega no tener opinión respecto a que las declaraciones de la supuesta golpeada presenta contradicciones y datos confusos, “que hacen dudar a las autoridades de su testimonio y creer que se trata de encubrir información verdadera culpando a un empleado del hotel”.

La turista Tammy Lawrence-Daley se habría desaparecido pasada las once de la noche y su esposo Christopher Daley reportó el caso a las 2.30 de la madrugada, por lo que de inmediato fue puesta en marcha la búsqueda en toda la propiedad, “y fue encontrada a las 6.40 de la mañana, y enseguida se avisó a las autoridades, asumiendo el hotel la responsabilidad de proveerle todas las atenciones necesarias”.

Hay sospechas de que el caso pudiera estar vinculado a propósitos de propiciar daños a República Dominicana, destino turístico que mantiene el liderato en el Caribe y es uno de los más preferidos de América Latina por los visitantes estadounidenses y europeos.

El caso provocó la reacción de la embajadora de los Estados Unidos en el país, Robin Bernstein, quien recientemente dijera que “los estadounidenses vienen a disfrutar de las hermosas playas y la rica cultura del pueblo dominicano, desafortunadamente hay veces que las cosas pasan”.

Share.

Leave A Reply