Detrás de Kanky no solo habría violación infantil sino un gran negocio de pornografía

0

El apresamiento del productor de programa infantil Kelvin Núñez, (Kanky), abre las puertas a la posibilidad de que la justicia desamarre un supuesto y complejo tramado de perversidad y tráfico, que se escondería en torno a su caso.

Fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato revelaron a deahora.com.do que lo de las violaciones a menores “es lo de menos” y que, supuestamente, “el negocio grande está en la pornografía infantil”.

“Eso de las violaciones y tener relaciones con niños es solo parte de lo que está pasando, pero no es lo principal. Lo peor es el gran negocio de tráfico de pornografía infantil que se está haciendo con Estados Unidos y algunos países de Europa”, dijo la fuente.

Explicó que supuestamente se hacen vídeos de niños sosteniendo sexo entre ellos y de adultos con niños y “esos vídeos se sacan del país, son transportados en físico y negociados con contactos en Estados Unidos y Europa”.

“Sujetos miembros de esa banda, incluyendo al propio productor de programas infntil, suelen salir con frecuencia del país con pretextos disfrazados pero que van a llevar muchos de esos videos”, dijo.

Explicó que “esa banda solo usa preferiblemente a varoncitos de 12 años para abajo y uno de los perversos más activo de ellas, está preso a quien se le identifican más de 30 casos de violaciones de niños”.

“Si usted quiere conocer a fondo lo que está pasando en ese sucio mundo, trate de averiguar en la cárcel de Rafey con algunos de los reclusos acusados o condenados por esos delitos”, afirmó la fuente.

Denunció que “esa perversidad llega a niveles tan bajos, que hay algunos padres de menores de los que pertenecen a esa red de violadores y traficantes, que permiten hacer vídeos con sus propios niños sosteniendo violaciones”.

Contra el productor infantil se ha desatado una oleada de denuncias relacionadas a supuestas violaciones y abusos de menores.

Kelvin Núñez fue apresado por agentes policiales tras su arribo anoche por el aeropuerto Cibao y en declaraciones ofrecidas al productor de televisión identificado como “El Cocodrilo”, afirmó que su personaje infantil no morirá.

“Hay mucha gente que cree en mi, mi familia y personas que me apoyan, tengo 37 años de edad y desde los 12 lo único que he hecho es trabajar. Quiero que sepan que estoy bien, no he atentado contra mi vida y hay muchas formas de demostrar que no tengo nada que ver con una supuesta red que me han involucrado, estoy dispuesto a colaborar hasta el último momento con la justicia”, afirmó.

 

Entérate
Share.

Leave A Reply