¡Un trabucazo a favor de la unidad de los periodistas dominicanos!

0

REVOLTILLO

¡Un trabucazo a favor de la unidad de los periodistas dominicanos!

Santiago vuelve a marcar diferencia y, como siempre, a erigirse puntero en cuanto a originar ideas y planteamientos que luego se convierten en referentes de valor para el resto de la nación. En esta oportunidad, el sello lo pone el llamado que más de un centenar de periodistas, en comunión con la Corriente Institucional, hacen a sus colegas tanto de la Ciudad Corazón como de todo el país, para que levanten la bandera de la unidad y de esa manera, coloquen como prioridad sumar los esfuerzos que resulten necesarios para hacer posible el relanzamiento y fortalecimiento del Colegio Dominicano de Periodistas. El interesante llamado propugna por una gran concertación nacional en la que converjan todas las corrientes, movimientos y grupos que conviven a lo interno de esa institución, para que juntos y en armonía, tracen la ruta y los propósitos a seguir por el CDP. Anuncian que no darán el brazo a torcer hasta lograr que, por encima de las confrontaciones entre grupos y las controversias personales, se coloque el supremo propósito de poner en primer plano la unidad como vía para alcanzar el colegio al que todos aspiran. Y en ese tenor, revelan que, durante todo el mes de abril, aprovechando que el viernes 5 se celebra en el país el Día Nacional del Periodista, se abrirá una Mesa para Firmas con la intención de que todo el colegiado que apoye la unidad, pase por las oficinas del CDP de la Villa Olímpica, en horario laborable, y apoye con su firma el llamado a la firma de un gran pacto por la salvación del gremio. Pero a la par con esa interesante iniciativa, se crearán las y los “Mensajeros de la Unidad”, equipos que promocionarán el mensaje en todos los actos del Mes del Periodista y que, además, contemplan visitar las redacciones y oficinas de Relaciones Públicas de las instituciones públicas y privadas. Quienes conocemos por dentro la realidad del CDP estamos en calidad de afirmar que es el gremio profesional de República Dominicana más débil, deficiente y vulnerable, realidad que particularmente atribuyo al alto grado de división interna y a la poca voluntad de los cabezas de grupos en hacer posible poner en primer plano la sobrevivencia de la institución. El amplio grupo de periodistas de Santiago ha dado el primer paso, una ejemplar iniciativa que desarma a los que sacrifican todo intento unitario porque solo tienen pendientes sus intereses particulares y de grupo. ¡El trabucazo ha sido disparado! Ojalá que la iniciativa despierte la fuerza suficiente como para cambiar la triste realidad del Colegio Dominicano de Periodistas. (Ya vendrán otros enfoques acerca del tema).

*********************************************************************************************Muy malo, malísimo ejemplo de Domínguez Brito

Tal vez en el argumento para su triste obra de quema de una gorra de su partido, el dirigente peledeista y aspirante presidencial Francisco Domínguez Brito tenga algo de razón. Quizás sean sus propias convicciones acerca de las realidades por las que él entiende atraviesa el PLD, lo que le hayan empujado a presentarse en un spot donde comete la acción de quema frente a las cámaras. Domínguez Brito ha defendido su extraña acción y dice no arrepentirse de la misma, pero el gesto de incinerar una gorra morada como acción para repudiar y erradicar lo podrido que, según alega, hay en su partido, de ninguna manera puede justificarse por dos razones que se caen de la mata. Primero, se trata de un inaceptable acto de violencia a través del cual se promueve agresividad, intolerancia, impulso desenfrenado, violencia en sí, acciones que no encajan con el perfil del propio dirigente del PLD. En segundo lugar, él sabe que el acto violento de quemar una gorra no produce otro efecto que no sea promover violencia ante los ojos de la sociedad, de manera que parecería más apropiado que, ante el deterioro moral de que acusa al PLD, opte por una postura más razonable y a la que, a lo mejor, pudiera sacar mayor provecho político: abandonar las filas moradas e invitar a todos los que piensa como él, tanto dentro de las filas peledeistas como fuera de estas, a la formación de otra fuerza política que sea la antítesis del podrido PLD. A lo mejor esa acción termine convirtiéndose en una estrategia que aporte mucho más a la causa de Domínguez Brito. ¡Quién sabe!

*********************************************************************************************Del ingenio del barrio al salto del trampolín, caso Manuel Jiménez

A veces el barrio se convierte en una inagotable fuente de sabiduría popular. Hay en estos espacios mucho ingenio natural y puro, que se convierten en referentes de manifestaciones de nuestras tradiciones y, en algunos casos, hasta del folclor político criollo. Y entonces salen macos que vuelan y almas que “hasta entregan la nalguita” si con eso se consigue ascender social, económica o políticamente. Y la figura en el espejo se nos parece mucho a alguien que primero se ganó el respeto de miles de dominicanos por su arte para escribir y, más luego, por sus interpretaciones, pero que en el terreno político degeneró como el alma en pena que desperada busca el esplendor de la gloria. Manuel Jiménez se fue aquella vez del PLD, que lo hizo diputado, porque a rajatablas quería ser candidato a sindico, pero sus números simplemente no dieron. Eso fue suficiente para que volara “a la izquierda” donde sí se hizo candidato, pero no cuajó y estalló en bullas porque supuestamente le habían hecho fraude. Ahora se acaba de juramentar en el PRM sin que se sepa bajo qué o cuáles condiciones. Que sea saltarín empedernido y que se busque lo suyo, parece hasta cierto punto una causa justificable en la realidad nuestra, pero lo que decepciona es que figuras como estas, que en algún momento ganan el favor y la admiración sin reservas de la gente que lo asume como nobles y meritorios, se desgarren asimismo el refajo moral y se coloquen en el mercado como cualquier puta que solo exige unas monedas por sus servicios. Como que debieran tener un poco más de respeto hacia un pueblo que les brindó su acogencia y aplausos. Si al menos dijeran algo…

 

 

Entérate
Share.

About Author

Periodista y escritor con mas de 38 años de ejercicio continuo del periodismo en República Dominicana. Autor del libro "Hacemos Periodismo Digital?

Leave A Reply